Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Sin formación es difícil competir en un mercado en crisis, constata Adecco

Según un estudio realizado por Adecco, los parados con experiencia y cualificación no están aceptando, de momento, empleos por debajo de su categoría profesional. Algo que no ocurre con las personas menos cualificadas, los parados de larga duración y

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Sin formación es difícil competir en un mercado en crisis, constata Adecco

Las cifras de la crisis siguen arrojando sus peores datos. Los parados de larga duración han crecido un 56% en el último año, hasta alcanzar 685.000 personas. Entre ellos, 290.000 llevan desempleados más de dos años, mientras que un millón de personas en España no cobran el paro y 800.000 hogares tienen a todos sus miembros sin empleo. A pesar de este panorama, un estudio efectuado por Adecco señala que los desempleados con experiencia y cualificación esperan encontrar un puesto acorde a sus expectativas y no aceptan otros de menor categoría profesional, convencidos de que podría llevarles a la propia frustración y a la inestabilidad del empresario.


 


El perfil de estos desempleados, que se ha multiplicado en los últimos meses, es el de un directivo despedido en EREs y en reestructuraciones de empresas. Y si bien es cierto que este colectivo se niega, por norma general, a aceptar un empleo con menor cualificación, sí que se conforma con la horquilla más baja de la retribución salarial perteneciente a su puesto.


 


Otra posibilidad intermedia que no descarta este tipo de profesionales es optar por un puesto con un desarrollo profesional posterior a medio o largo plazo, lo que le permitiría en un tiempo prudencial volver a ocupar el puesto que ejercía anteriormente. Este hecho ya es patente en algunos colectivos, como es el caso de los directores financieros o jefes de contabilidad, que están desempeñando la función de controler; los directores comerciales o responsables comerciales, que hacen las veces de comerciales senior; o las secretarias de dirección, que en la actualidad optan a puestos como administrativas o recepcionistas. Pero todos ellos con la perspectiva de un desarrollo profesional posterior a medio o largo plazo.


 


Otra opción posible para este colectivo es el Interim Management, una fórmula que se lleva a cabo de forma habitual en Europa, aunque no es tan conocida en España. Se trata de la contratación temporal de altos directivos para las necesidades específicas de la compañía, tanto por la baja de un especialista como por la necesidad de sacar adelante un proyecto concreto en un determinado periodo de tiempo. Esta sería una fórmula para que los altos directivos pudieran no quedar desconectados del mercado laboral mientras esperan un puesto de mayor estabilidad.


 


Menor cualificación


 


En la otra cara de la moneda están las personas desempleadas con menor cualificación, un colectivo en donde la competencia cada vez es mayor y los puestos ofertados cada día disminuyen, lo que les lleva a aceptar trabajos de menor cualificación, aunque no estén ligados al sector donde trabajaban anteriormente o no tengan nada que ver con su experiencia previa.


 


Un colectivo dispuesto a aceptar trabajos con menor cualificación es el de los recién titulados que necesitan incorporarse al mercado laboral. Muchos de ellos aceptan empleos que no tienen nada que ver con su formación con el fin de ampliar conocimientos y hacer frente a sus necesidades económicas, lo que se suma a la posibilidad de ir progresando en una empresa hasta alcanzar sus verdaderas expectativas laborales.


 


Sólo en enero en las oficinas de Adecco se inscribieron 45.000 personas, de las cuales un 70% se inscribieron en ofertas con requisitos formativos medios o bajos, principalmente pertenecientes al sector industrial y de servicios. La escasa formación de las personas que intentan acceder a uno de estos puestos no les permite aportar un valor añadido para competir en puestos más especializados. Así, profesionales de la hostelería con experiencia están optando a empleos como ordenanza, mozo, vigilante o dependiente, mientras que auxiliares administrativos quieren acceder a trabajos como grabador de datos, encuestador o recepcionista. Además, estos trabajadores se inscriben en ofertas de forma compulsiva, sin importarles el nivel del puesto ni el sector.


 


Los parados con una edad superior a los 45 años están sufriendo la crisis en mayor medida. Muchos de ellos tienen una larga trayectoria previa en una empresa y se encuentran desorientados en su situación de desempleo, lo que les lleva a aprovechar cualquier oportunidad de trabajo. Adecco aconseja a este colectivo la reorientación de su carrera. El objetivo del reciclaje profesional les puede llevar a aprovechar su situación de desempleo con la realización de un curso de formación, lo que le permitirá encontrar un nuevo trabajo más fácilmente.


 


 


*  *  *  *


 


Más información:


 


Adecco


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


Las empresas demandan nuevas competencias entre los trabajadores


 


Trucos y claves para encontrar empleo en un año difícil


 


Un decálogo para triunfar en las entrevistas de trabajo


 


Buscar un segundo trabajo para poder llegar a fin de mes


 


La mitad de los trabajadores no están seguros de poder mantener su empleo este año


 


¿Cuáles son los profesionales más buscados y cotizados de 2009?


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+