Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Siete décadas hacen falta para lograr la igualdad

En España la brecha salarial es superior a la media europea con una diferencia de sueldos del 18%. También las mujeres perciben una menor pensión y siguen dedicando más tiempo que los hombres a cuidar a los hijos y a realizar las tareas domésticas.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Siete décadas hacen falta para lograr la igualdad
Estudiantes-grado-INEA pesar de los avances conseguidos en materia de igualdad, las diferencias entre hombres y mujeres siguen existiendo, sobre todo en el ámbito laboral, aunque también en el hogar. La brecha se va reduciendo muy lentamente y siguen persistiendo las diferencias en el salario y en la presencia, por ejemplo, de las mujeres en los puestos de dirección o en los consejos de administración de las empresas. Una diferencia que tardará en desaparecer. Y es que, según un estudio realizado por la Comisión Europea, esta brecha no se eliminará hasta dentro de 70 años si se tiene en cuenta el ritmo lento actual al que se avanza para conseguir la igualdad salarial. [Ver cursos de Igualdad de Género]

 

Los datos tampoco son muy favorables en cuanto a la tasa de empleo femenino, ya que tendrán que pasar en torno a 30 años hasta alcanzar el 75% en el que se sitúa la tasa de empleo masculino. Y, para que haya la misma proporción o al menos el 40% de representación femenina en los parlamentos nacionales, tendrán que pasar 20 años.

 

El informe de la Comisión Europea refleja que la brecha salarial entre hombres y mujeres está estancada en el 16,4% a nivel europeo, mientras que la de pensiones es todavía mayor y se sitúa en el 39%, de acuerdo con los últimos datos del año 2012.

 

En este marco, España no es una excepción y en el país también existen estas diferencias que, además, están más acentuadas. Por ejemplo, la diferencia salarial entre hombres y mujeres es del 18%, estando por encima de la media europea. Sin embargo, en el caso de las pensiones, el promedio español es algo más bajo que el europeo: el 33% frente al 39%.

 

No obstante, España no es uno de los países europeos en los que la brecha salarial es más elevada. Estas posiciones se corresponden con Estonia con el 30%, siendo el país con mayor diferencia entre los salarios por género, seguido de Austria con el 23% y de Alemania con el 22%, que ocupan el segundo y tercer puesto, respectivamente.

 

En el caso de las pensiones, la mayor brecha se produce en Luxemburgo, país en el que la diferencia entre la pensión que percibe un hombre y la que cobra una mujer llega al 46%. En Alemania igualmente existe una importante brecha en este ratio. La diferencia es del 44%.

 

El informe también pone de manifiesto otras brechas en materia de trabajo. Por ejemplo, relativas a la tasa de empleo que, en las mujeres, sigue estando por debajo con el 63% frente al 75% de los hombres en Europa. En España, estos ratios se corresponden con el 53% en la tasa de empleo femenino y con el 64% en el caso de la tasa de empleo masculina.

 

Y diferencias igualmente se observan en relación a la presencia de las mujeres en los consejos de administración de las empresas que cotizan en bolsa. En España, la media de mujeres en estos órganos es del 14,8%, estando por debajo de la media europea del 17,8%.

 

Además, las mujeres sólo son el 29% de los ministros de los Gobiernos –situándose por encima de la media europea del 27%-, y el 40% de los parlamentarios nacionales frente al 27% de promedio europeo.

 

Las diferencias por género están también presentes en el hogar y en la familia. El informe refleja que las mujeres son aún las que más carga de trabajo asumen en casa y en el cuidado de la familia. Por ejemplo, ellas destinan una media de 26 horas semanales a realizar tareas domésticas y a cuidar de los niños frente a las 9 horas que le dedican los hombres.

 

 

¡Sigue a aprendemas.com en FacebookTwitterTuenti y LinkedIn!





Más información:

 

Igualdad de género: actuaciones de la UE

 

Noticias relacionadas en aprendemas.com:

 

Inteligentes pero consumistas y celosas, así muestran los dibujos animados a las mujeres

 

Las mujeres con empleos temporales retrasan más la maternidad