Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

Si es por conseguir un empleo, aceptamos cambiar de ciudad

La cultura, el concepto de familia y el tradicional arraigo a la vivienda en propiedad siempre ha hecho de los españoles reacios a la movilidad laboral. Pero esta tendencia está cambiando debido, especialmente, a la crisis. Tanto es así que el 62% de

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Si es por conseguir un empleo, aceptamos cambiar de ciudad

La preocupación por el empleo no es sólo cosa de parados ya que un 54% de los consultados, que sí poseen un trabajo, respondieron que no tendrían ningún problema en cambiar de residencia. Este porcentaje se eleva hasta 68 de cada 100 si las personas encuestadas no están trabajando.


 


El mayor número de trabajadores que estarían dispuestos a cambiar de ciudad son los extranjeros con un 81% frente a un 58 de nacionales. Este sector ha aumentado más que ningún otro su índice en el último año (73% frente al 81). Entre los españoles apenas ha variado dos puntos. Y es que este ha sido uno de los colectivos más perjudicados por la crisis ya que han reducido considerablemente su presencia en el mercado laboral español. La mayor movilidad también viene marcada por su condición de inmigrantes ya que tienen una menor vinculación con la ciudad de residencia.


 


La menor cualificación frente a los españoles también les hace más difícil el acceso a un empleo. Y esto se debe a dos causas principales: por un lado no suelen haber completado sus estudios en el país de origen o bien no han homologado sus títulos y que cuando llegaron empezaron a trabajar en los puestos vacantes del mercado así que para ellos es más difícil recolocarse.


 


Los hombres, más proclives al cambio que las mujeres


 


El estudio de Ransdtad refleja que un 68% de los hombres estaría dispuesto a cambiar su residencia frente a un 56% de mujeres. Según indica el estudio de movilidad, los motivos de este desequilibrio es que los varones están sufriendo más la crisis y son conscientes de que las ofertas laborales se han reducido considerablemente este último año. Por el otro lado, el de las mujeres, todavía son quienes llevan la carga familiar y de ahí que su vinculación con la ciudad de origen sea mayor.


 


Entre los hombres, los más proclives al cambio son los profesionales de 30 a 44 años. El 72% de este sector de la población sin empleo cambiaría de ciudad para encontrar trabajo. El 64% de la población entre 16 y 29 años también estaría dispuesta a cambiar de residencia. Como contrapunto se encuentran los profesionales de entre 45 y 64 años que se niegan a cambiar de ciudad por un empleo, sólo 40 de cada 100 personas lo haría.


 


La formación marca diferencias


 


La educación y la formación es una variable importante en este estudio. La conclusión es que aquellas personas con menos formación y por lo tanto con menos posibilidades,  a priori, de conseguir un empleo, son los más proclives al cambio residencial. El 56% de ciudadanos con Bachiller frente al 72 sin estudios.


 


Los profesionales con títulos universitarios no se quedan atrás (67%), pero su motivación es muy diferente. Cambian de ciudad para encontrar un mejor empleo ya que son conscientes de que la movilidad geográfica, en muchos casos, significa alcanzar mejores metas laborales.


 


Pero la movilidad geográfica no sólo beneficia al trabajador sino que ofrece un valor añadido a las empresas ya que obtienen personal especializado que les ayuda a resolver los problemas con mayor rapidez. La alta especialización que aconsejan algunos proyectos y la escasez de determinado perfiles requieren esta movilidad, al tiempo que le abre más oportunidades a los trabajadores cualificados.


 


Hasta hace poco, se calificaba al español como muy tradicional, poco arriesgado o incluso acomodado en cuestiones de movilidad geográfica pero esto está cambiando. Aunque aún se dista mucho de los porcentajes europeos.


 


 


*  *  *  *


 


 


Más información:


 


Randstad


 


Contenidos relacionados en aprendemas.com:


 


Europa apuesta por la movilidad de sus investigadores


 


La mayoría de los españoles espera cambiar de trabajo en 2010


 


Las claves para encontrar empleo en 2010


 


Trabajar y opositar en la Unión Europea: 27 países para impulsar tu profesión


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+