Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

“Se puede aprender mucho más de alguien que sea distinto a nosotros mismos”

Jorge Bucay continúa impartiendo conferencias en el curso ‘La felicidad posible’ de la Universidad del País Vasco en San Sebastián. Ayer expuso su idea de la inserción social como valor fundamental del ser humano y la necesidad de rodearnos de person

Publicado en Histórico Noticias
Foto de “Se puede aprender mucho más de alguien que sea distinto a nosotros mismos”

“Una vez hemos elegido nuestro rumbo en la vida, tenemos que saber elegir a nuestros compañeros de viaje”. Este ha sido el tema de la conferencia que ofreció ayer Jorge Bucay, médico psiquiatra y psicoterapeuta gestáltico, en el curso que ofrece estos días en los Cursos de Verano de la UPV/EHU sobre “La felicidad posible”.


 


Considera que hay gente que transita la vida con profundos temores, inquietudes y mucho dolor, porque no están en pareja, no tienen amigos o no están integrados socialmente. A este respecto, hizo alusión a Maslow que ya señaló que la inserción social es una de las necesidades básicas del ser humano, por encima de las necesidades primarias (techo, alimento y abrigo) y de seguridad y por debajo de las necesidades de valoración y reconocimiento y autorrealización.


 


Uno de los problemas que, según Bucay, más se lleva a las consultas es el sufrimiento de la soledad. De hecho ayer explica que todos hemos sentido la soledad alguna vez, más o menos dolorosamente. Pero existen los denominados ‘solitarios crónicos’, personas que se quejan de que no tienen amigos o de que no pueden encontrar pareja y se cuestionan porqué les ocurre a ellos. Se preguntan ¿porqué a mí? ¿por qué nadie me entiende?¿por qué yo no puedo encontrar amigos con los que divertirme?¿por qué nunca encuentro la pareja adecuada? Su gran problema es que viven compadeciéndose. Se dan lástima a sí mismos y se rechazan con sus actitudes. “Viven espiando la vida, en lugar de vivirla”.


 


Para el escritor, si uno tiende a sentirse inferior a los demás, debería dejar de creerse superior a otros. Sentirse inferior o superior son dos caras de la misma moneda. Si uno se siente inferior a otros es porque cree que hay gente superior. En estos casos, asegura, uno intenta compararse con los demás para dejar de vivir la vida, cuando en realidad lo que hay que hacer es elegir el propio rumbo y recorrerlo con consecuencia, perseverancia y energía. “Hace falta mojarse y tomar algún riesgo, porque vincularse con los otros es un riesgo”.


 


Bucay ha citado a Hipócrates, quien expuso que existen cuatro tipos de temperamentos. Cada persona pertenece a un grupo de temperamento que está directamente relacionado con los “jugos” del cuerpo. Las personas sanguíneas (extrovertidas y emocionales) se mueven por la fuerza de la sangre. Los coléricos (extrovertidos y racionales) se mueven por la fuerza de los jugos del colón. Los flemáticos (introvertidos y racionales) se mueven por la fuerza de las secreciones respiratorias. Finalmente, los biliares (introvertidos y emocionales) se mueven por la fuerza de los jugos hepáticos. 


 


En cada uno de nosotros predomina una de estas características. Los sanguíneos son personas expresivas, atentas, de buen humor y optimistas, pero también son egocéntricos, exagerados e inseguros. Los flemáticos son tranquilos, objetivos, organizados y prácticos, pero también reprimidos, egoístas, indecisos y manipuladores. Los biliares son personas talentosas, inteligentes, altruistas y creativas, pero intransigentes, vengativas, negativas e implacables. Por último, los coléricos son personas independientes, productivas, tenaces, autosuficientes y trabajadoras, pero pecan de arrogantes, desconsiderados y fríos.


 


“En nuestro viaje por la vida tenemos que rodearnos de aquellos que tienen como don aquello de lo que nosotros carecemos y así, desarrollar en nosotros esas habilidades, ¿qué sentido tendría, si no, rodearnos de personas que fueran calcos nuestros?”, explicaba ayer el escritor.  “Tenemos que aprender de lo que otros hicieron y vieron y de lo que son capaces de decir”. Confía en que se puede aprender mucho más de alguien que sea distinto a nosotros mismos, “por supuesto que esto generará conflictos y dificultades, pero esas son las cosas que hacen que la vida valga la pena”, aseguró.


 


También hizo referencia al temperamento, que “es algo con que nacemos, es genético, como una roca maciza que no podemos moldear”. A los dos años empieza la interacción de los niños con los padres. De esta relación surge el carácter, que es como el cristal: líquido durante un tiempo, pero cuando se hace duro no se puede cambiar. Entre los dos y los ocho años se configura la personalidad, en base a lo que le vaya pasando a cada uno. “Es como la arcilla: moldeable durante muchos años y una vez endurece es invariable”, comparó Bucay. En su análisis, afirmó que después de la adolescencia se crean las maneras de ser, que son como plastilina, ya que siempre se pueden cambiar. Se crea así un círculo concéntrico donde el temperamento es el centro y se le van añadiendo las capas superiores hasta moldear a la persona.


 


Finalizó su intervención constatando que “lo que realmente importa a las personas, a la hora de vivir el viaje de la vida, es la manera de ser de los que le rodean”. Tanto la personalidad y el carácter, como el temperamento son invariables y se dejan a los psicólogos. “Por eso, es injusto, en cualquier relación interpersonal, pedir al otro que cambie”.


 


 


*  *  *  *


 


 


Más información:


 


Universidad del País Vasco (microsite)


 


Todos los cursos de la UPV-EHU en Aprendemas.com


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


Jorge Bucay desgrana en San Sebastián los pasos para alcanzar la felicidad


 


Los Cursos de Verano del País Vasco se presentan para dar respuestas “a un mundo en cambio permanente”


 


La Universidad del País Vasco inaugura una incubadora de empresas de base tecnológica


 


Voluntariado en verano: una asignatura obligatoria


 


Hay un 30% más de contratos laborales en verano, según Adecco


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+