Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Resultados positivos del primer curso piloto de la UOC a través de Facebook

La UOC acaba de acoger el VI Seminario Internacional de la Cátedra de E-learning en la que ha quedado demostrado el potencial educativo de las redes sociales. El problema es que estamos ante un fenómeno nuevo del que, aún, quedan muchas cuestiones po

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Resultados positivos del primer curso piloto de la UOC a través de Facebook

Las redes sociales pueden ir más allá de la mera diversión o el puro entretenimiento. Y es que lugares como Facebook cuentan con un potencial tan alto que incluso puede ser beneficioso para la educación. Esta ha sido una de las conclusiones a las que han llegado los diferentes expertos que durante esta semana se han reunido en Barcelona en el VI Seminario Internacional de la Cátedra de E-learning, celebrada en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) y que, en esta edición, se ha centrado sobre el aprendizaje social abierto (Open Social Learning, OSL).


 


Qué y cómo aplicar las redes sociales al entorno educativo son dos cuestiones a las que los expertos aún no son capaces de responder  con certeza. Lo que sí tienen muy claro es que no se puede dejar pasar la oportunidad de animar a los jóvenes a estudiar a través de estos nuevos espacios online, pues permiten un aprendizaje continuo, personalizado y en constante evolución, al mismo tiempo que permiten combinar la educación formal y no formal.


 


Aunque este fenómeno pueda resultar reciente, los especialistas se han lanzado a la investigación con el fin de recoger los primeros datos. Tal ha sido la prueba que ha llevado a cabo la UOC en Facebook durante cinco semanas. El curso piloto Viatges 2.0 de la universidad se valió de la famosa red social para llevar a cabo un primer experimento del que se han sacado datos muy positivos. Gemma Aguado, del eLearn Center, y Carles Fernández, del Learning Technologies, aseguraron que la mayoría de los estudiantes valoraron tanto la metodología como el contenido y la participación que se ha generado. Muestra de ello es que el 66% de los participantes en este curso impartido a través de Facebook reconocieron haber aprendido a partir de las aportaciones que cada uno de sus compañeros realizaba en los foros y en las diferentes actividades.


 


De esta manera, Facebook les permitió conseguir uno de los objetivos marcados: motivar la participación de los estudiantes para que ellos mismos fueran los responsables de su aprendizaje. Para ello, los profesores animaron a sus alumnos a abrir diferentes foros temáticos y se propuso una actividad global que era el hilo conductor del curso: el diseño de un blog.


 


Así, el 80% de estos alumnos consideran que las características de Facebook favorecen la motivación para el aprendizaje y la participación en el curso al mismo tiempo que casi el 75% ha cambiado la visión que tenía de esta red social, cuyo uso puede ir más allá que del contacto con amigos, familiares o conocidos.


 


Internet, una asignatura pendiente


 


Pero no todo ha sido positivo en este proyecto. Las redes sociales son un fenómeno reciente y Aguado y Fernández se han topado con un pequeño inconveniente: el de los profesores. A los docentes les falta experiencia, como es lógico, en el ámbito de la web 2.0 y dudan en cuanto a las expectativas sobre qué debe ser el curso. Ello ha demostrado que, por ahora, las redes sociales no garantizan un aprendizaje colaborativo entre iguales por lo que aún queda mucho por profundizar en estas cuestiones.


 


Este problema tiene mucho que ver con que en España el aprendizaje vía on line en las universidades está poco extendido. Así lo aseguró el grupo de expertos sobre el OSL en un reciente estudio en el que se destaca que en España aún se desconfía de la red y se destacan sus peligros más que sus virtudes. Una cuestión a la que han de poner solución de manera inmediata las universidades españolas y más si se tiene en cuenta que Internet vale para sacar al sistema universitario español de la obsolescencia en la que se encuentra inmersa desde hace mucho tiempo. Lo expertos sobre el OSL apuntaron que este tipo de enseñanza es el motor de la innovación.


 


Para lograr este cambio, los especialistas aconsejaron a las universidades una serie de cambios, entre ellas, que se incluyen la gestión de los recursos tecnológicos, la formación del profesorado con una transformación de la cultura docente y un cambio en el modelo pedagógico que permitiera optimizar los procesos de aprendizaje. Sólo así los estudiantes se convertirán en sujetos activos del nuevo modelo de educativo.


 


 


*  *  *  *


 


 


 


Más información:


 


UOC


 


Contenidos relacionados en aprendemas.com:


 


La educación 2.0 se debate en la UOC por expertos internacionales


 


Una mirada hacia el panorama actual y futuro del e-learning en España


 


La UOC reúne hoy a más de 1.000 docentes “virtuales”


 


Más noticias de Educación, Formación y Empleo publicadas en a+