Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

¿Quién pagará el reciclaje de los profesionales en los próximos 4 años?

El III Pacto de Formación Continua que ahora se negocia tendrá una vigencia de cuatro años a partir del 1 de enero de 2001.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de ¿Quién pagará el reciclaje de los profesionales en los próximos 4 años?
Eso es lo que se está discutiendo estos días dentro de las siempre difíciles negociaciones entre los dos cuerpos más representativos de la sociedad española, CEOE/CEPYME y CCOO/UGT. Y no son fáciles porque la financiación para todos los programas de formación continua de trabajadores en activo viene de los miembros de estos dos grupos. Así, de la nómina del empleado se estipulará una cantidad que debe destinarse a este concepto y que se encargará de gestionar en casi toda España la fundación FORCEM. Pero lo que realmente se ha negociado es cuánta cantidad aportará el empresario y cuánta el empleado. Parece ya definitivo, aunque aún falta la también conflictiva redacción del documento, que el 0'7% de la nómina se destinará a este órgano y la aportación se repartirá al 50% entre el empresario y el empleado. De toda esta cantidad, aproximadamente la mitad será para formación ocupacional, es decir, para la preparación de los desempleados que quieran acceder al mercado laboral.

Por su parte, el gobierno a través del INEM aportará 15.000 millones de pesetas para, entre otras cosas, compensar la falta de cotización de algunos grupos de trabajadores y que sí tienen derecho a esta formación gratuita (funcionarios públicos, empleados agrícolas y autónomos). Más en general, lo que pretende el gobierno es fomentar la formación de los trabajadores españoles. Por ello, el INEM también se ha comprometido a hacerse cargo de las ayudas para la realización de contratos lo que supondrá a FORCEM un ahorro anual de al menos 7.000 millones de pesetas con respecto a años anteriores.


Consecuentemente, el gobierno pasa a desempeñar un papel activo en la gestión de los programas de FORCEM y ya no de mero ratificador de los acuerdos como era antes. Para ello se creará un nuevo órgano de gestión tripartito con la clara intención de agilizar el funcionamiento de estos programas. Si a todas estas aportaciones, le unimos las cantidades procedentes de la Unión Europea nos encontramos que este órgano gestionará en el próximo año 105.000 millones de pesetas. Toda esta cantidad afectará a más de tres millones de trabajadores incluyéndose el sector de economía social (cooperativas y SA laborales) aparte de los anteriores. Además, también se ha acordado que el dinero que no se gaste se acumulará para el año siguiente.


Desde que se realizó el I Pacto de Formación Continua en 1992 estas negociaciones siempre han sido conflictivas, no ya sólo en el enfrentamiento entre patronales y sindicatos sino entre entes públicos y territoriales. En ese primer pacto, el gobierno vasco a petición de ELA rechazó el acuerdo y creó un órgano tripartito vasco independiente de FORCEM. (Habetuz). Precisamente las aportaciones del gobierno central a este nuevo órgano son motivo de enfrentamiento entre Madrid y Vitoria.


Con respecto a este III Pacto ya sólo falta que los representantes lo ratifiquen en documento escrito. Representan a los sindicatos Teodoro Escorial y Gregorio Marchán, a las patronales Javier Ferrer y con la presencia del Secretario General de Empleo, Juan Choza, como representante del gobierno. A continuación se tendrán que aprobar y desarrollar los planes para distribuirlos entre los trabajadores y empresas interesadas.