Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Primeros datos comparativos a nivel internacional sobre la docencia en Secundaria

El Estudio Internacional sobre Docencia y Aprendizaje (TALIS, por sus siglas in inglés) proporciona, por primera vez, una comparación de datos sobre las condiciones que viven los profesores, tras entrevistar a docentes de 23 países.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Primeros datos comparativos a nivel internacional sobre la docencia en Secundaria

Alcanzar un ambiente efectivo para la docencia requiere examinar los problemas que afectan a los profesores de Secundaria, tanto del ámbito público como privado, a través de sus propias observaciones. Para hacer este estudio de la OCDE se seleccionaron, de forma aleatoria, 200 escuelas y un director y 20 maestros por cada centro. Los países participantes fueron Australia, Austria, Bélgica, Brasil, Bulgaria, Corea, Dinamarca, Eslovenia, España, Estonia, Hungría, Irlanda, Islandia, Italia, Lituania, Malasia, Malta, México, Noruega, Polonia, Portugal, la República Eslovaca y Turquía.


 


El estudio se centra en las condiciones de enseñanza y aprendizaje, y tiene como objetivo ayudar a los países analizados y el desarrollo de políticas que hagan más eficaz la profesión de educador. En este sentido, TALIS examina las actitudes y prácticas de los profesores, y la evaluación y el retorno de información que reciben, y aunque existen signos esperanzadores, los resultados señalan que en muchos países la educación todavía está lejos de convertirse en una industria del conocimiento.


 


Problemas de disciplina


 


Una de las primeras conclusiones del estudio es que el ambiente del aula no sólo afecta a los logros de los estudiantes, sino que representa un problema en la política educativa de distintos países, lo que se traduce en un reto para el docente. Uno de cada cuatro profesores pierde al menos un 30% del tiempo de enseñanza a causa de conductas perturbadoras de estudiantes o tareas administrativas, y un 60% de los profesores trabaja en un centro donde el director reconoce que se producen ciertas conductas que dificultan el aprendizaje (en España esta cifra se eleva al 70%). Según los datos recogidos, sería necesario prestar apoyo individualizado a los profesores en vez de realizar intervenciones de carácter global.


 


Junto con los problemas de disciplina, hay otros factores que dificultan la labor docente, como el absentismo escolar (46%), los retrasos de los alumnos (39%), las palabras malsonantes (37%) y la intimidación o violencia verbal (35%).


 


Por otro lado, cuando los profesores perciben que su trabajo obtiene respuesta aumenta la confianza en su capacidad para enfrentarse a los retos de la enseñanza. En el caso de España, se da la circunstancia de que los docentes que se inclinan por la fórmula de "transmisión directa" de conocimientos tienen mayor probabilidad de sufrir un ambiente negativo en sus aulas, mientras que las prácticas de "enseñanza estructurada" se asocian con un adecuado ambiente de disciplina y una mayor autoeficacia del profesor.


 


Prácticamente en todos los países existe una relación entre las ideas de los docentes y sus prácticas en el aula. En España, los profesores que adoptan fórmulas de enseñanza en equipo se sienten más eficaces.


 


Preparación y desarrollo profesional


 


TALIS también informa de la necesidad de una mejor preparación de los profesores. Uno de cada tres trabaja en una escuela cuyo director considera que dicho centro sufre una carencia de profesores cualificados (en España esta cifra es del 38%). Además, otros factores que funcionan como obstáculos son la falta de equipamiento y la ausencia de personal de apoyo a la instrucción. En algunos países los aspectos negativos de la conducta de los docentes, como el absentismo o la falta de preparación, también obstaculizan la enseñanza.


 


En el estudio, casi nueve de cada diez docentes señalaron haber participado en una actividad estructurada de desarrollo profesional en los últimos 18 meses, y un 55% afirmó haber querido más. Dos terceras partes no pagaron nada por estas actividades y, en una proporción similar, el centro les facilitó el tiempo necesario para llevarlas a cabo, lo que indica una fuerte inversión en los docentes. Sin embargo, cuando estos tuvieron que pagar su propio desarrollo, obtuvieron un mejor rendimiento.


 


La razón más apuntada para acceder a un mayor desarrollo profesional es el conflicto de horarios con su programa laboral y la ausencia de actividades adecuadas. Este dato indica la necesidad de someter a revisión la cantidad de tiempo y dinero del que disponen los profesores para estos cursos.


 


Retorno de información


 


Los profesores de todos los países coincidieron en el uso en la clase de prácticas dirigidas a garantizar el aprendizaje, en especial aquellas orientadas al alumno, como adaptar la enseñanza a las necesidades individuales. Por otro lado, existen muchas posibilidades de que los profesores aprendan de sus colegas, aunque los docentes no colaboran conjuntamente, excepto en el mero intercambio de información, a pesar de estar comprobado que incrementa la eficacia del centro de enseñanza.


 


Al menos la mitad de los profesores dedica el 80% del tiempo de clase al aprendizaje. Por otro lado, la relación profesor-alumno varía en cada país. Los datos obtenidos demuestran que los docentes necesitan apoyo adicional para asegurar un entorno en el que enseñar de manera eficaz.


 


Otra de las conclusiones del estudio se centra en la respuesta positiva que los docentes muestran a la evaluación y el retorno de información sobre su trabajo, lo que les sirve de gran ayuda, aumentando su satisfacción laboral, su seguridad y su desarrollo profesional. Ocho de cada diez docentes de los países encuestados comunicaron haber recibido algún tipo de evaluación o información sobre su trabajo por la dirección u otros profesores de su centro. Sin embargo, en España, un 45% de los profesores no tuvo estos estímulos.


 


Otra de las cuestiones que falta en las aulas, tanto españolas como a nivel internacional, es reconocimiento a la calidad del trabajo del docente, ya que tres cuartas partes de los profesores afirman que no reciben ninguna compensación, ni tan siquiera al ser más innovadores en sus métodos de enseñanza. De hecho, sólo la mitad de los docentes afirma que su director utiliza métodos eficaces para determinar el rendimiento del profesorado y tres cuartas partes señalaron que su centro no despide a profesores con un bajo rendimiento permanente. En los países TALIS, sólo un 10% de los retornos de información está asociado con algún tipo de compensación económica y sólo para un 16% está relacionado con una promoción profesional.


 


Número de docentes por sexo y edad


 


Una tercera parte de los países encuestados, entre ellos España, afirma que es mayor la probabilidad de que las directoras de los centros muestren un estilo de dirección educativa más pautado que sus colegas masculinos. Estos datos se enmarcan en la circunstancia de que la mayoría de los profesores internacionales pertenecen al sexo femenino (casi un 70%), mientras que en España el desequilibrio es algo mayor (más de un 40% de profesores son del género masculino).


 


En líneas generales, sólo el 45% de los directores son mujeres. En cuanto a la edad, un 27% tiene más de 50 años y sólo un 15% es menor de 30 años, lo que indica que muchos centros tendrán que sustituir pronto a un elevado número de profesores jubilados.


 


En cuanto a la estabilidad, un 85% posee contratos permanentes y dos terceras partes han enseñado durante más de diez años. En la mayor parte de los casos los centros tienen autonomía en la contratación y despido del personal, en su propio presupuesto y en sus procedimientos disciplinarios.


 


Presentación del estudio


 


En la presentación del estudio, Ángel Gurría, secretario General de la OCDE, insistió en la necesidad de "trabajar para mejorar el rendimiento del profesorado. Unos profesores de alto nivel son fundamentales para aplicar con éxito las políticas educativas". Por su parte, Ján Figel, Comisario Europeo de Educación, Formación, Cultura y Juventud, ha señalado que "hay unos 6.250.000 profesores en la UE, y necesitan toda la ayuda que las autoridades educativas puedan prestarles, no sólo reforzando su formación, sino también mejorando sus condiciones de trabajo".


 


Por su parte, FETE-UGT indica, a raíz de los resultados del estudio, que "en nuestro país hay aspectos en los que estamos muy por encima de la media de la OCDE y otros en los que debemos mejorar. Estamos a la cabeza en cuanto a participación del profesorado en cursos de formación, pero se debe promover una formación presencial y on line de los docentes en su horario laboral y vinculada a las acciones de los propios centros. Además, se debe ir introduciendo una cultura de la evaluación como instrumento de mejora".


 


FETE-UGT reclama a la Administración que se aborden los problemas de los centros educativos, que se reconozca el trabajo de los buenos profesores y las buenas prácticas docentes, y que se acuerden medidas que contribuyan a su motivación y reconocimiento social, cuestiones que, a su parecer, deberían plasmarse en el Estatuto del Funcionario Docente no Universitario. Asimismo, el seguimiento del profesorado debería contemplarse en el futuro diseño del Máster de Secundaria. Por último, el sindicato considera que se debería revitalizar el Observatorio de la Convivencia, para lograr un mejor ambiente en el aula.


 


 


*  *  *  *


 


 


 


Más información:


 


Estudio TALIS


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


FETE-UGT protesta por el retraso en la realización del Máster de Secundaria


 


Pasar de curso con asignaturas pendientes “maquilla” los datos para el próximo informe PISA


 


El sistema educativo español flaquea en la FP de Grado Medio, según la OCDE


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+