Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Pedro Schwartz defiende la financiación directa al estudiante universitario

Para los estudios de grado plantea una deducción fiscal por gasto de matrícula de hasta un 20% en la cuota autonómica del IRPF. Para los estudios de postgrado, propone un Bono Universitario fijo de 2.000 euros anuales que los beneficiarios podrán apl

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Pedro Schwartz defiende la financiación directa al estudiante universitario

El catedrático de Análisis Económico y director del Centro de Economía Política y Regulación de la Universidad CEU San Pablo, Pedro Schwartz, presentó en la CEU USP el Documento de Trabajo ‘El Bono Universitario o la Financiación directa al Estudiante Universitario’, en el que expone una innovadora propuesta de financiación universitaria madrileña. Uno de los principios rectores de este estudio es que “la financiación de la Universidad está necesitada de una profunda reforma”. Sostiene que “una manera de conseguirlo de forma gradual y espontánea es que la financiación pública de la enseñanza vaya directamente a las familias y a los estudiantes, y no a los centros de enseñanza”. Además, señala que “la competencia entre centros, iniciada por el proceso de Bolonia y fomentada por el Bono Universitario, hará más transparentes sus diferencias cualitativas y forzará la mejora de la calidad de toda la enseñanza superior, tanto privada como pública”


Schwartz, subrayó en su intervención que “el de enseñanza es un derecho previo a la Constitución” y que “no es el Estado el que lo crea”. Además, declaró que “no debe distinguirse entre unos educandos y otros”, refiriéndose a los alumnos de universidades privadas y públicas, y recalcó que “la competencia entre las instituciones obliga a mejorar la calidad”. En este sentido, destacó que el artículo 27 de la Constitución, visto en su totalidad, define la educación en todos sus grados como un servicio esencial de la comunidad al que “tienen derecho todos los españoles y no como un servicio público privativo del Estado”. De ahí que la enseñanza pueda impartirse, como se recuerda también en el documento de trabajo, “tanto en centros públicos como en centros privados sin necesidad de concesión expresa. El papel del Estado en esta materia se concreta en apoyar y regular la enseñanza sin ningún tipo de exclusividad”.


El documento es una propuesta para la Universidad madrileña, basada en el Principio de la Libertad de Elección. Las directrices concretas reseñadas en el mismo y destacadas ayer son: “una deducción fiscal por gasto de matricula para estudios de grado, de hasta un 20% de la cuota autonómica del IRPF, sea de los propios estudiantes, sea de las familias que les financian”. Asimismo, “se propone que la Comunidad de Madrid otorgue a los residentes en ella un bono escolar fijo de 2.000€ anuales para estudios de postgrado, que los beneficiarios podrán aplicar a la matrícula en cualquier universidad nacional o internacional reconocida por la Comunidad de Madrid que les haya admitido. Ese bono se conceptuará como ingreso a efectos del IRPF”.


La citada deducción fiscal de hasta un 20% en la cuota autonómica del IRPF para los estudios de grado, supondría el 0,6% del presupuesto de 2006 de la Comunidad de Madrid. Mientras que la donación del Bono Universitario fijo de 2.000€ anuales para los estudios de postgrado supondría un gasto fiscal de aproximadamente el 3% del presupuesto de 2006 de la CM. Una “propuesta modesta” en opinión de su autor. Ese bono, “suavizará para los estudiantes el monto, de cuantía desacostumbrada, que se prevé para matrícula de los másteres en la universidad pública; y reducirá en alguna medida la más elevada matrícula en las universidades privadas. Además, la subvención de la Comunidad de Madrid a las universidades públicas habrá de reducirse en 2.000€ por alumno, reducción de la que éstas se resarcirán si tienen éxito en su competencia con otras universidades, tanto públicas como privadas”.

Otro de los puntos a destaca del estudio es que las becas ordinarias de la Comunidad de Madrid seguirán siendo aplicables al coste de los estudios tanto en la universidad pública como en la privada. Y que la Comunidad de Madrid modificará el régimen de las becas a la excelencia, para que los becados puedan aplicarlas a cubrir el coste del programa que sigan en centros públicos o privados, en Madrid u otras partes de España, o incluso en el extranjero.

Según este modelo de financiación universitaria, debe abrirse a las universidades privadas de la región la posibilidad de suscribir el acuerdo de financiación a la investigación firmado con las universidades públicas. El coste de esta incorporación será en un principio (y por desgracia para la actividad investigadora de España) de poca monta, dada la poca investigación que son capaces de financiar en estos momentos las privadas. Por último, debería estudiarse la posibilidad de aplicar en la Comunidad de Madrid sistemas de préstamo preferente para estudiantes de postgrado, al estilo de los que se aplican en Gran Bretaña, Australia, Nueva Zelanda, e incluso en Autonomías españolas como Cataluña. Finalmente, el estudio destaca que las universidades públicas de Madrid deberían incrementar paulatinamente los precios, para acercarlos al coste real. En cualquier caso, tendrían que emitir una ‘factura-sombra’, para que el usuario percibiese el verdadero coste del servicio.


El documento de trabajo ‘El Bono Universitario o la Financiación directa al Estudiante Universitario. Una propuesta para la Universidad Madrileña, Basada en el Principio de la Libertad de Elección”, está escrito por la catedrática de Derecho Financiero y Tributario de la Universidad CEU San Pablo, Marta Villar Ezcurra, el profesor adjunto de Derecho Administrativo de la Universidad CEU San Pablo, Julio Castelao Rodríguez, bajo la dirección del catedrático de Análisis Económico y Director del Centro de Economía Política y Regulación de la Universidad CEU San Pablo, Pedro Schwartz Girón. En la presentación del documento e trabajo también intervino el presidente de la Fundación Universitaria San Pablo-CEU, Alfredo Dagnino, el rector de la Universidad CEU San Pablo, José Alberto Parejo Gámir.


 


Más información:


Universidad CEU San Pablo


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


El 63,8% de los titulados universitarios decide su carrera guiado por su interés vocacional


CEU San Pablo sede internacional del examen para el Financial Risk Manager de GARP


Alumnos de la Universidad CEU San Pablo estudiarán un semestre en la Boston University


La Universidad CEU San Pablo celebra este verano el programa ‘Summer School’


Cursos en Instituto de Estudios Tecnológicos y Profesionales CEU en a+


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+