Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Ofertas de empleo falsas y cómo aprender a distinguirlas

Empleos a los que se llega supuestamente a través de números 806, adelanto de dinero para reservar unos billetes de avión o ganar dinero rápido captando más gente…Algunas son nuevas, otras se repiten, pero todas se basan en triquiñuelas para estafar

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Ofertas de empleo falsas y cómo aprender a distinguirlas
Estudiantes-grado-INE


Revisión del correo electrónico diaria y entre los últimos emails uno con el asunto asesor administrativo. Por su contenido parece una oferta de empleo, pero también puede ser una estafa. La Oficina del Asesor del Internauta (OSI) ha denunciado hace unas semanas el envío masivo de este tipo de anuncios con el fin real de conseguir datos personales de los destinatarios. Ésta es sólo una de las múltiples triquiñuelas que se utilizan para estafar a las personas que buscan trabajo, en muchas ocasiones desesperadas.



Ver cursos de ciberseguridad



La OSI depende del Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación y éste a su vez del Ministerio de Industria, Energía y Turismo. En la web de esta Oficina que vela por la seguridad de los internautas se ofrecen muchas claves sobre el tema. Hace unos meses publicó un post con las ocho ofertas de empleo falsas más utilizadas por los ciberdelincuentes en internet.



La primera de ellas es la de trabajar desde casa haciendo tareas manuales. El gancho es decirle al usuario que tiene que ingresar una cantidad de dinero para reservar ese puesto en una cuenta facilitada por el supuesto empleador. La segunda tiene que ver con la mítica frase 'Llama e infórmate'. Cuando el interesado en el trabajo lo hace al número indicado no hay problema porque suele ser un móvil o un teléfono fijo, el problema viene cuando detrás del aparato suena una locución y se le indica que llame a otro que sí es de tarificación adicional con el 806 u otros inicios similares.



Ver cursos de Informática y de Nuevas Tecnologías



Otra de las más comunes es ofrecer una remuneración a cambio de participar en encuestas. Desde OSI alertan de que se puede pedir dinero a cambio al usuario y eso es una práctica fraudulenta. Al igual que la proposición de hacer transferencias entre cuentas bancarias y recibir una comisión por ello. Por último, entre las más destacadas está la de ofrecer el trabajo en el extranjero con buenas condiciones económicas y laborales. El problema viene cuando se requiere una cantidad económica para reservar un billete de avión o realizar cualquier otro trámite. Ante estas señales es mejor huir.



La última moda la denunció FACUA-Consumidores este verano. Esta asociación señaló tres cuentas de Twitter que escondían ofertas de empleo a las que se accedía después de llamar a números de tarificación adicional. Estas son @alertasempleo, @alertastrabajo y @ayudaexperta. Según FACUA los responsables contactan con los usuarios que siguen estas cuentas y las mencionan o se dirigen a ellas. Luego les enviaban mensajes privados como: "¿Dime #zona y de qué #tema buscas trabajo? Aparte, si quieres informarte de algún curso dime tu teléfono y te contacta la coordinadora".



Como explican desde la asociación de consumidores el problema viene cuando esa coordinadora nunca llama y lo que el usuario recibe es otro mensaje en su cuenta donde le pide que mande un correo a una dirección, con el objetivo de darle a esa persona una línea de móvil que califican como "el teléfono del Orientador Laboral". Cuando se realiza la llamada a ese número es una locución que remite a un teléfono con el prefijo 806, que conlleva unos costes de más de un euro para el interlocutor.  [Ver cursos de Formación Profesional]



La Guardia Civil al igual que FACUA y otras instituciones luchan contra estas estafas. En su perfil de Twitter suelen denunciar estas prácticas y señalar lo último en trampas para que las personas que buscan trabajo estén alerta. Con el hashtag #falsoempleo puesto en marcha por FACUA los propios usuarios pueden denunciar estas malas prácticas. A esta campaña se han sumado varias caras famosas como los humoristas Javier Coronas e Iñaki Urrutia.



Algunas de las ofertas mencionadas pueden parecer fáciles de detectar, pero los ciberdelincuentes se las ingenian para mejorar sus engaños. En la Oficina de Seguridad del Internauta recordaban que ahora las empresas ‘pirata’ diseñan sus páginas web con mucho más cuidado para que cuando el demandante de empleo las visite, no sospeche. Aun así hay elementos que pueden ser motivo de alarma: el teléfono de contacto es un móvil, la sede física está en el extranjero, esa supuesta dirección de la sede no aparece si se rastrea en internet o pertenece a otra compañía y si no tiene secciones como aviso legal, condiciones del servicio o política de privacidad.



Quiero estudiar idiomas



Si la fecha de registro es reciente, puede ser sospechoso. Para saber cuándo se creó una web se puede consultar whois.domaintools.com. Aunque llama más la tención si tiene contenidos creados con fechas de años anteriores y en realidad aparece que se dio de alta en 2014, por ejemplo.



Estafas denunciadas que se vuelven a repetir



Hay otras estafas que han sido denunciadas en muchas ocasiones pero se siguen produciendo. Una es la de los negocios piramidales y otra las ofertas de trabajo publicadas que no tienen remuneración. Desde FACUA lo explican en su web. "El supuesto trabajador debe comprar productos a la empresa para revenderlos captando nuevos empleados. En realidad, los afectados no son más que clientes de la compañía que les hace creer que se harán ricos en poco tiempo, cuando en realidad pueden acabar arruinados".



Este verano se destapó una de estas estafas piramidales con más afectados, sólo en España han perdido sus ahorros 50.000 personas. La empresa era la estadounidense TelexFree y como explica el diario 'El País' el timo consistía en proponer, sobre todo a parados e inmigrantes, unas ganancias a través del autoempleo. La idea era que éstos reclutaran nuevos vendedores y éstos a su vez más distribuidores. Lo que tenían que hacer era copiar y pegar anuncios clasificados en la Red.



Estos nuevos empleados ingresaban hasta 1.050 euros para entrar en la empresa y podían recibir un beneficio anual de hasta el 265% respecto a ese importe inicial. La estructura piramidal era la que aseguraba que los primeros inversores recuperaran su dinero con las aportaciones económicas de las personas que luego se unían al negocio.



¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twitter, Tuenti y LinkedIn!



Más información:



Las 8 falsas ofertas de empleo más utilizadas



Consejos de Seguridad, en la web de la Guardia Civil



Campaña contra el #falsoempleo de FACUA



Noticias relacionadas en aprendemas.com:



Comienza el curso de FP con el objetivo de acercar la formación al empleo



Toda una vida para aprender, con un nuevo portal



Talleres y concursos para jóvenes cada vez más emprendedores