Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Obtener 50 puntos más en el informe educativo PISA aumentaría un 1% la renta per cápita de España

La educación española sigue suspendiendo en relación a los países de su entorno. Asimismo, se aprecian grandes diferencias entre comunidades autónomas, algunas a gran distancia de la media europea y de la OCDE. Si España obtuviera los mismos resultad

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Obtener 50 puntos más en el informe educativo PISA aumentaría un 1% la renta per cápita de España
Estudiantes-grado-INEEl sistema educativo español sigue estando en el punto de mira por su escasa calidad y por los peores resultados académicos que se obtienen en comparación con otros países de la Unión Europea. Una diferencia que ahora ha vuelto a ponerse de manifiesto en un nuevo informe realizado por la Fundación BBVA y por el IVIE (Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas) en el que se recoge que España se sitúa a la cola en desarrollo educativo, calidad y rendimiento, aparte de tener menos estudiantes brillantes que los países del entorno. [Ver cursos de Educación Secundaria]

 

Según este informe ‘Educación y desarrollo. PISA 2009 y el sistema educativo español’, realizado a jóvenes de 15 años de edad, España ha tenido un progreso en cantidad de años de educación y procesos de formación pero no en calidad, ya que España obtiene una puntuación de 44 puntos, situándose en la décimo sexta posición por detrás de otros países como Finlandia que encabezan el ranking con 215,9 puntos, Bélgica con 149,4 puntos u Holanda con 139,5 puntos y lejos de la media de la OCDE de 100.   

 

Estos resultados educativos tienen consecuencias importantes en el desarrollo, la generación de riqueza y el mercado laboral y de hecho los resultados internacionales muestran que hay un claro efecto positivo del rendimiento educativo sobre el crecimiento económico. De esta manera, el informe pone de manifiesto que si todas las regiones españolas se situaran en los niveles de Finlandia, país de la OCDE con mejores resultados (con 50 puntos más en pruebas como PISA), se producirían mejoras en el empleo y la productividad que permitirían alcanzar un aumento cercano al 1% en la tasa de crecimiento anual de la renta per cápita española.

 

Y es que el informe cuenta con que los graduados tienen una mayor probabilidad de empleo, menos exposición a la temporalidad y mejores salarios reflejando su mayor productividad. En concreto, según afirman los autores, una mejora de 15 puntos en la tasa de graduados de la ESO y en abandono escolar incrementaría la tasa de actividad, reduciría la tasa de paro y de temporalidad y aumentaría la productividad. En cambio, la extensión de los años de escolarización obligatoria no aporta demasiado, según el informe.

 

En relación al Índice de Desarrollo Educativo (IDE), cabe destacar que España se sitúa en 75,9, estando igualmentepor debajo de la media europea de los países de la OCDE que es de 100 y lejos nuevamente de estados como Finlandia con 135,8; Bélgica con 113,5% y de Holanda con 112,8, que encabezan el ranking de países con mayor IDE. 

 

En rendimiento, España obtiene un 97,6, también por debajo de la media de la OCDE y de países que vuelven a liderar el ranking como Finlandia con el 108,7 o de Holanda con 103, que ocupan las dos primeras posiciones.

 

Una disparidad de indicadores que también se aprecia dentro de las comunidades autónomas españolas que, además, tampoco superan la media. Atendiendo al Índice de Desarrollo Educativo, cabe destacar que la mayor puntuación la registra Castilla-León con 97, seguida de Madrid con 95 y de La Rioja con 93, siendo las tres autonomías con mejor IDE. Tras ellas se halla Asturias con 91; Navarra con 89; Aragón con 88; País Vasco con 87, Cantabria con 86; Cataluña con 81 y Galicia con 78, situándose todas ellas por encima de la media española de 76. Por el contrario, por debajo de la media de España, se encuentran Murcia con 68; Andalucía con 57; Baleares con 57, Canarias con 57 y Ceuta y Melilla con 42.

 

En materia de calidad, el ranking presenta pocas variaciones y todas las que se sitúan por encima de la media del IDE superan la media española de calidad, si bien siguen por debajo de la media de la OCDE. En calidad, igualmente Castilla y León encabeza el ranking con 87, mientras que en última posición se hallan Ceuta y Melilla con 10. Unas diferencias entre autonomías que se explican conforme a tres tipos de factores entre los que se hallan las características individuales, las características socio-familiares y las características de los centros formativos.

 

Pero además de estos indicadores, las comunidades autónomas también presentan resultados educativos diversos. En este sentido, cabe destacar que las diferencias de rendimiento entre autonomías en la educación obligatoria equivalen a 1,4 años en comprensión lectora, dos años en competencia matemática y 1,6 años en competencia científica.

 

Consejos para reducir el fracaso escolar y potenciar la excelencia

 

En este contexto, el informe señala que hay dos cuestiones que son urgentes solucionar como son el fracaso escolar y la excelencia con el fin de evitar las altas tasas de repetidores –en España hay un 36,6% de alumnos repetidores frente al 17,4% de la OCDE-, y los bajos porcentajes de estudiantes que acceden a niveles superiores de competencias (3,4% en España frente al 7,6% de la OCDE).

 

En este sentido, para mermar la tasa de repetidores se propone el tratamiento precoz de las dificultades de aprendizaje por ser un factor que puede ayudar a reducir el fracaso en los niveles más avanzados de la educación obligatoria, que es además donde se concentra el mayor número de repetidores.

 

Por su parte, para tener más alumnos en los niveles superiores se apunta la conveniencia de mejorar la atención a los mejores estudiantes y flexibilizar el proceso de aprendizaje de los alumnos que van a distintas velocidades, aparte de permitir procesos diferenciados de enseñanza por ser elementos que pueden ayudar a que no se diluya el talento y a estimular al grupo.

 

Además, el informe realiza otras recomendaciones a medio y largo plazo entre la que se hallan eldiseño de políticas destinadas amejorar los hábitos culturales de las familias y su mayor implicación en el proceso formativo.

 

Igualmente se incide en la necesidad de potenciar la cultura escrita -digital y convencional- y en la realización de pruebas externas que sean exámenes estandarizados a final de ciclo para disponer de información sobre el rendimiento de los centros educativos y poder identificar las políticas que consiguen mejores resultados.

 

Adicionalmente, se propone el diseño de esquemas de incentivos para los centros y para el profesorado según los resultados obtenidos y facilitar a familias información sobre el nivel de sus hijos, aparte de ampliar la educación preescolar al haberse demostrado que la extensión de la educación infantil a edades tempranas es un factor que afecta de forma positiva a la formación de capital humano al adquirir hábitos y actitudes formativas adecuadas a temprana edad.

 

 


¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twitter, Tuenti y LinkedIn!

 

 

 



Más información:

 

‘Educación y desarrollo. PISA 2009 y el sistema educativo español’

 

Noticias relacionadas en aprendemas.com:

 

Wert anuncia una Ley de Mejora de Calidad de la Educación

 

El modelo educativo para España: más motivación, TIC e implicación de los padres

 

Los cambios que se avecinan en materia de educación

 

Educación quiere más horas de matemáticas, lengua castellana, ciencias e inglés