Nuevo plan para reducir el abandono escolar

El Gobierno ha anunciado un nuevo plan para reducir el abandono escolar temprano, para lo que destinará 121 millones de euros en 2009. Para lograrlo se pondrán en marcha doce medidas, acordadas entre Gobierno y Comunidades Autónomas, que implicarán a estudiantes, jóvenes que abandonaron los estudios, profesores, familias, empresarios, sindicatos y corporaciones locales.

El indicador europeo de abandono escolar temprano refleja que el 31% de los jóvenes españoles de entre 18 y 24 años no sigue estudiando más allá de la educación obligatoria en España, unas cifras muy alejadas del 14,8% de Europa. Para conseguir aumentar en 570.000 el número de jóvenes que sigue estudiando, Gobierno y comunidades autónomas han acordado una serie de medidas que nos acercarían a la media europea de aquí a 2012. En este sentido, la ministra ha señalado que “el abandono es un problema de todos, y todos debemos colaborar para reducirlo”.


 


Para hacer un seguimiento de este nuevo Plan, se ha constituido la Mesa Permanente sobre Abandono Escolar Temprano, integrada por representantes del ministerio y de las comunidades autónomas, que tendrá autonomía para desarrollar las medidas que considere oportunas. Uno de los objetivos es conseguir evitar que los jóvenes dejen de estudiar sin haber conseguido un título y también permitir la vuelta al sistema educativo de aquellos sin titulación. Por ello, la primera acción propuesta es aumentar la oferta de plazas de los Programas de Cualificación Profesional Inicial (PCPI), con el fin de que los mayores de 16 años puedan aprender una profesión en lugar de abandonar los estudios. Se prevé que estén disponibles más de 80.000 plazas cada curso en todos los institutos. De esta manera, con la realización de módulos adicionales, los PCPI permiten obtener el título de ESO y los jóvenes pueden volver a reincorporarse al sistema educativo.


 


Por su parte, las comunidades autónomas también aumentarán la oferta de enseñanzas de formación profesional de grado medio, artes plásticas y diseño, y enseñanzas deportivas, unas disciplinas que cuentan actualmente con una gran demanda. Además, se permitirá la realización de pruebas de acceso para alumnos de PCPI sin título de ESO que quieran matricularse en FP de grado medio, o para que  titulados en FP de grado medio puedan acceder a la FP Superior. En este sentido, el Gobierno también propone que se reconozca el aprendizaje no formal en la edad adulta.


 


Orientación a los jóvenes


 


Otro de los objetivos por alcanzar es conseguir un aumento de los titulados en Educación Secundaria Obligatoria, para lo que se impulsarán programas de refuerzo como los PROA (Programas de Refuerzo, Orientación y Apoyo). Con estas nuevas medidas se intentará que los jóvenes de entre 16 y 22 años puedan obtener el título de la ESO en el menor tiempo posible, para lo cual podrán recibir clases de refuerzo y extraordinarias.


 


Las nuevas medidas también incluyen una mayor orientación, tanto a los estudiantes en los centros escolares como a quienes no tienen ninguna cualificación por haber abandonado prematuramente sus estudios. Se les informará sobre las distintas vías formativas que pueden seguir y la manera más fácil de reintegrarse al sistema educativo.


 


Otro de los agentes sociales implicados es el profesorado, que recibirá programas de formación sobre el aprovechamiento del potencial del alumnado, la detección precoz de posibles dificultades y el seguimiento de estudiantes en riesgo de abandono temprano de sus estudios. Asimismo, se apoyará al profesorado que trabaje con jóvenes con bajo rendimiento.


 


Padres comprometidos


 


Para lograr mejorar el sistema educativo también es necesaria la implicación de los padres de los alumnos, que constituyen su principal factor de motivación. Por ello, se potenciarán las medidas que permitan la asistencia de los padres a las reuniones con los profesores de sus hijos y se crearán centros de apoyo familiar o “escuela de padres”, para establecer un correcto seguimiento familiar del alumnado. También se promoverá la colaboración de las administraciones con las asociaciones de padres y madres, y la utilización de las nuevas tecnologías como instrumento de comunicación entre colegio y familia.


 


Con el fin de facilitar aún más las cosas a quien esté interesado en estudiar, se potenciará la formación a distancia y semipresencial, una medida especialmente útil para personas mayores de 25 años que no disponen de título, y que promoverán los distintos ayuntamientos. Para el próximo curso está prevista la creación de una Plataforma Virtual para estudiar Formación Profesional de grado medio y superior a distancia.


 


El Gobierno también propone aprovechar los centros de educación de adultos para desarrollar aquellas alternativas que contribuyan a ayudar a los jóvenes que abandonaron sus estudios sin conseguir una titulación. En Europa, esta iniciativa se conoce como “escuelas de segunda oportunidad”. Además, se ofrecerá a los alumnos que no hayan acabado la ESO la posibilidad de disponer de un informe del grado de adquisición de competencias básicas, por si algún día deciden retomar sus estudios.


 


Por último, este Plan de reducción del abandono escolar temprano también considera necesaria la implicación de los agentes sociales, quienes tienen en su mano la posibilidad de potenciar una cultura educativo-laboral que premie la cualificación profesional en los jóvenes que buscan un trabajo. Ya hay establecidas medidas para compatibilizar formación y empleo, pero el Gobierno considera necesario reforzarlas para beneficiar a los menores de 25 años. Asimismo, la titular de Educación considera muy útil las relaciones entre los centros educativos y las empresas de su entorno.


 


 


*  *  *  *


 


 


Más información:


 


Ministerio de Educación, Política Social y Deporte


 


Canal Youtube del MEPSYD


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


Cabrera apuesta al prometer su cargo por “una educación de calidad, fortalecer la FP y combatir el abandono temprano”


 


La aplicación tecnológica a las clases mejora el rendimiento escolar de los niños


 


El déficit de competencias socio-emocionales es la causa del fracaso escolar


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+