Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Nueve de cada diez familias con hijos adoptados están satisfechas con la decisión

Tomar una decisión tan importante como la de adoptar un niño acarrea numerosas consecuencias tanto positivas como negativas. Así lo pone de manifiesto una investigación de la Universidad de Cádiz de la que se hace eco la agencia SINC.es. Aunque el p

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Nueve de cada diez familias con hijos adoptados están satisfechas con la decisión
Estudiantes-grado-INELa Universidad de Cádiz (UCA) ha llevado a cabo una pionera investigación que se publica en la revista Psicothema. Ha analizado la situación actual de las familias con hijos adoptadosa través de dos estudios realizados para analizar su situación actual. A pesar de las dificultades del proceso,la mayoría de las familias lo tienen claro: no se arrepienten con la decisión que tomaron en su día.

 

“Queríamos saber en qué medida las adopciones realizadas en España están aportando a los niños y niñas que lo necesitan un contexto familiar saludable y promotor de su desarrollo”, explica Yolanda Sánchez-Sandoval, investigadora de la UCA, a la agencia SINC.es. Para ello, las familias andaluzas con hijos adoptados fueron sometidas a un riguroso cuestionario que, entre otros temas, analizaba la propia satisfacción familiar con la decisión como indicador de éxito.

 

“Hicimos dos encuestas distanciadas entre sí por seis años, cuando llevaban conviviendo como media 11,22 años, en sus casas y, de manera separada, también a los hijos en la escuela”, dice Sánchez-Sandoval.En la primera participaron 393 familias y en la segunda 272. La mayoría de ellas solo tenían a un hijo adoptado.

 

A pesar de las dificultades que conlleva un proceso tan complejo, el 91,9% de las familias considera positivas sus repercusiones mientras que otro 77% afirmó llevar una vida más feliza raíz de la adopción. Solo un 37% considera que la vida familiar es, desde entonces, algo más complicada. Además, “a medida que los padres están más satisfechos con la adopción, encontramos hijos más satisfechos también con sus propias vidas”, afirma la investigadora.

 

Aunque el estudio ha comprobado que la propia evaluación vital de los hijos está directamente relacionada con la valoración que hacen sus padres y madres, también se han identificado ciertas variables que dificultan la adaptación, como el hecho de que los niños llegaran ya mayores a casa, que fueran adoptados solos o junto a algún hermano, o que tuvieran experiencias previas de maltrato.

 

Factores negativos

 

Pero adoptar a un niño al que previamente se conoce, es también un factor que afecta negativamente al proceso:“quienes adoptaron niños con los que habían tenido una relación previa estaban más insatisfechos, probablemente por el tipo de motivación para adoptar. Estas familias pudieron verse algo obligadas, o reflexionaron menos la decisión”, analiza Sánchez-Sandoval.

 

La satisfacción por la adopción también se ve perjudicada en los casos de las familias con mayor nivel educativo de los padres. Según la autora, los cabezas de familia “tienen expectativas más elevadas” y las madres son menos afectuosas y comunicativas, por lo que los hijos son menos cariñosos y suelen tener problemas de conducta.  

 

Por todo ello, Sánchez Sandoval concluye que “algunas características pueden complicar los procesos adoptivos, pero con recursos compensatorios se pueden prevenir mayores conflictos y facilitar la adaptación de estos niños y niñas”.

 

 


¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twitter, Tuenti y LinkedIn!

 

 



Más información:

 

Universidad de Cádiz

 

Noticias relacionadas en aprendemas.com:

 

Las familias que adoptan a niños de centros de acogida se muestran satisfechas, según la UA



Un divorcio bien llevado por los progenitores evita que los hijos tengan problemas de conducta



La implicación de los padres en la educación hace a los niños más felices e inteligentes