Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Mujeres y hombres tienen envidias diferentes en el trabajo

Ambos sentimientos se apoderan de los empleados de cualquier empresa, pero en diferentes contextos. Mientras que ellas son más celosas y envidiosas en cuanto a aspectos sexuales, ellos lo son ante compañeros con destacadas habilidades sociales.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Mujeres y hombres tienen envidias diferentes en el trabajo
Estudiantes-grado-INESi hay una competición paralela a la laboral en cualquier oficina, esa es la sexual, especialmente entre las mujeres. Ellas suelen competir por ser la más sexy y guapa de toda la planta, lo que despierta ciertos celos y envidias entre el resto de féminas.

 

Un estudio realizado por diferentes investigadores de España, Holanda y Argentina confirma que las mujeres son más propensas que los hombres a entablar una competición sexual con el resto de sus compañeras mientras que tanto ellos como ellas también experimentan ambos sentimientos ante compañeros con mejores y mayores habilidades sociales.

 

La agencia SINC.es se ha hecho eco de este estudio realizado por un grupo de investigadores de las universidades de Valencia, Groninga (Holanda) y Palermo (Argentina). Rosario Zurriaga, investigadora de la Universidad de Valencia y una de las autoras del estudio que ha publicado Revista de Psicología Social, explica que “las mujeres con un alto nivel de competición intrasexual (con otras personas del mismo sexo impulsado por el afán de obtener y mantener el acceso al sexo opuesto) son más celosas si la rival es más atractiva y más envidiosas si la rival es más poderosa y dominante. En los hombres no se obtienen estos resultados, ya que ninguna de las características del rival que provocan celos y envidia predicen la competición intrasexual”.

 

Los investigadores han diferenciado dos emociones: celos, es decir, los que son percibidos como una amenaza o pérdida de logros en una relación debido a la interferencia de un rival, e implican pérdida o amenaza de pérdida de lo que se poseía; y envidia, que se conoce como una respuesta a otra persona que posee logros, habilidades o cualidades que uno desea, e involucran carencia en comparación con el envidiado.

 

“Las mujeres con un alto nivel de competición intrasexual son más celosas si la rival es más atractiva, y más envidiosas si la rival es más poderosa y dominante”, asegura la investigadora. Queda claro, por tanto, que la competición sexual provoca más celos y envidia entre las chicas.

 

Sin embargo, las diferencias sexuales desaparecen a la hora de hablar sobre las habilidades sociales. Tanto las mujeres como los hombres sienten celos y envidia ante rivales con mejores habilidades.“Este resultado pone de manifiesto la importancia de las destrezas sociales en entornos laborales”, afirma Zurriaga.        

 

Los resultados de esta investigación se han obtenido tras encuestar a 200 personas, de los que solo se seleccionaron 114. Según la agencia SINC.es, el 26% de los trabajadores encuestados trabajaba en la administración, el 21% en el sector servicios, el 30% en educación y el restante en sanidad y otras profesiones. Respecto al sexo, la muestra estaba compuesta al 50% entre hombres y mujeres, con una media de 36 años y 11 de permanencia en la empresa actual.

 

“Nuestra investigación pretende clarificar el papel de emociones como los celos y la envidia en el trabajo. Estos sentimientos no han sido muy estudiados en contextos laborales y pueden generar estrés en los trabajadores y afectar negativamente a la calidad de vida laboral”, recuerda la investigadora.

 


 

¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twitter, Tuenti y LinkedIn!

 

 



Más información:

 

Agencia SINC.es

 

Universidad de Valencia

 

Noticias relacionadas en aprendemas.com:



La mitad de los adolescentes andaluces cree que los celos son una prueba de amor



El estrés pasa factura a un 40% de los trabajadores españoles



Los trabajadores que tienen una imagen positiva de sus compañeros son más eficientes



Los jóvenes con formación universitaria son los más felices con su empleo