Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Mejorar la accesibilidad en la universidad, un reto a cumplir en los próximos años

Muchas instituciones se han propuesto nuevos objetivos para mejorar la calidad de vida de los discapacitados en la universidad. A pesar de que el número de estudiantes discapacitados que estudian una carrera ha aumentado considerablemente en los últi

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Mejorar la accesibilidad en la universidad, un reto a cumplir en los próximos años

 


Las universidades españolas deben hacer todavía muchos progresos para alcanzar una tasa considerable de accesibilidad. El último Observatorio de Infoaccesibilidad (2006) de Discapnet sobre la accesibilidad para discapacitados de las páginas web de las universidades,  confirmaba un claro suspenso pues ninguna de ellas logró adquirir una evaluación superior al 36,6% de la Universidad de Valencia, aunque incluso en este caso el índice sigue muy por debajo de alcanzar unos mínimos deseables para la consecución de una web accesible a todos.


 


De 2004 a 2006, los portales universitarios han mejorado poco o nada y alguno de ellos como el de la Universidad de Las Palmas ha descendido en este período, por lo que seguramente será la institución que mayores esfuerzos deba realizar para adaptarse a la disposición adicional quinta de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y el Comercio Electrónico, referente a la necesidad de hacer accesible la información que las administraciones públicas publiquen en la web.


 


Supresión de barreras en la universidad


 


Aunque el camino es largo, muchas universidades han comenzado a tomar iniciativas y a marcarse retos para detectar las necesidades de los estudiantes universitarios que padecen alguna discapacidad.


 


Tal es el caso de la Universidad de Cantabria que se ha propuesto conseguir, para 2010, que todos los edificios sean accesibles a personas con cualquier tipo de minusvalía psíquica, física y sensorial, en función de las directrices de la nueva normativa europea. Los trabajos de adecuación del campus comenzaron en 2005 y ya están en ejecución más del 40% de las obras previstas, que suponen una inversión total de 1,2 millones de euros dirigidos a disponer de ascensores, itinerarios, aseos, puertas, aulas y puestos de atención a los usuarios en todos los edificios.  


 


La Universidad de Cantabria cuenta con unos 20 alumnos que padecen algún tipo de discapacidad reconocida, una cifra que podría ser mucho mayor, ya que esta situación “no siempre se declara”, según el presidente del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), Alfonso Tazón. En este sentido, añadió que “el 9% de la población padece algún tipo de discapacidad, pero sólo el 5% cuenta con certificado de minusvalía”.


 


El proyecto de supresión de barreras se puso en marcha hace ya dos años a iniciativa de la propia universidad, que lo planteó a las organizaciones participantes y firmó un convenio con el CERMI para que llevara a cabo la evaluación de los edificios. Posteriormente, en 2005, se llegó a un acuerdo de financiación con la Fundación ONCE, que se complementa con las subvenciones recibidas del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, a través del IMSERSO. A través de este presupuesto conjunto, se hace posible que la universidad ofrezca matrícula gratuita a los estudiantes con una discapacidad superior al 33%, una medida que, según aseguran desde la universidad, ayuda además a “conocer mejor la situación de este colectivo”.


 


Junto a la Fundación ONCE y al IMSERSO también trabajará la Universidad de Salamanca que acaba de anunciar una inversión de 80.000 euros para mejorar la accesibilidad de sus edificios. El proyecto garantizará el acceso sin barreras al Colegio Mayor Fray Luis de León, así como la adaptación de varias habitaciones del Colegio Mayor Oviedo y otras ejecuciones prioritarias establecidas en el Plan Integral de Accesibilidad de la Universidad de Salamanca.


 


Sobre reformas en las infraestructuras para potenciar la accesibilidad también ha reflexionado la Universidad de Granada que ha elaborado una guía de las barreras arquitectónicas aún presentes en sus edificios. Más de 303 personas con alguna discapacidad estudian en esta universidad y, como reconoce el vicerrector de Estudiante, Rafael Díaz, “se han detectado problemas de accesibilidad en todos los edificios de la universidad” y ha añadido que “decir que estamos perfectamente en este sentido sería un error que llevaría a obviar la realidad y los problemas que se tienen que afrontar”.


 


Adaptación de las nuevas tecnologías


 


Por ejemplo, un GPS. Caja Cantabria, la Universidad de Cantabria y CERMI han puesto en marcha una iniciativa que, bajo el nombre de Adaptacan, proporciona a los discapacitados información sobre 370 puntos de interés desde dos vertientes: por un lado la accesibilidad de la que dispone un lugar en concreto, y por otro lado itinerario y rutas.  


 


En itinerarios y rutas también ha innovado Rachel Magario, licenciada en geografía por la Universidad de Kansas (Estados Unidos) que, al margen de su discapacidad visual, se encuentra al frente de un proyecto para elaborar planos en braille. Estos planos accesibles a personas discapacitadas recogerán información sobre todos los detalles del campus en relieve, así como características de las texturas de los suelos o el orden de las paradas de autobús.


 


Para consultar de forma online los recursos existentes en materia de educación y empleo para los alumnos con alguna discapacidad, ya se puede consultar la “Guía de Recursos para Alumnos con Discapacidad” que ha elaborado el Ministerio de Educación y Ciencia, a través de la secretaría general de Educación y el CERMI.


 


No obstante, y a pesar de la mejorable situación en las universidades españolas, el número de estudiantes discapacitados que realizan estudios superiores ha experimentado un notable crecimiento, según afirman desde la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, por dos motivos fundamentales: las experiencias de integración previas en la enseñanza primaria y secundaria tal y como se están llevado a cabo desde 1990, y el incremento de calidad de vida de las personas discapacitadas.


 


 


 


*  *  *  *


 


 


Más información:


 


Discapnet


 


CERMI


 


“Guía de Recursos para Alumnos con Discapacidad”


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


Las personas con discapacidad están infrarrepresentadas en la Universidad


 


Preparador laboral para discapacitados, una profesión de futuro


 


Los expertos creen necesario profesionalizar el sector con la Ley de Dependencia


 


La futura Ley de Dependencia creará 300.000 empleos


 


Mahou y Adecco, juntos por la integración laboral de los discapacitados


 


La atención a las personas dependientes, una vía de futuro para el empleo


 


La universidad no debe convertirse en una mercancía


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+