Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Más empleo para inmigrantes y menos para mujeres en 2010

Balance positivo, aunque con reservas, es el resultado del último informe Manpower sobre el mercado laboral en España en 2010. Es el primer año tras el inicio de la crisis en que se crea empleo neto, aunque haya sido con la ayuda de factores estacion

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Más empleo para inmigrantes y menos para mujeres en 2010
Estudiantes-grado-INELas mujeres afrontaron el pasado año una tendencia negativa en el empleo, siendo la primera vez desde el inicio de la crisis en que la destrucción de empleo femenino es mayor que la del masculino. En concreto, en el segundo trimestre de 2010, las mujeres paradas aumentaron en 48.000, al tiempo que los hombres en paro no sólo no se incrementaron sino que se redujeron en 18.000. Esta dinámica se reproduce en otros trimestres de 2010 y ha supuesto que las mujeres hayan aumentado su peso en el total del desempleo, aunque de forma leve.

 

Son conclusiones de la 37ª edición del Índice Laboral Manpower “El mercado de trabajo en los trimestres centrales de 2010 y el impacto de la crisis en las CCAA”elaborado por el profesor Dr. Josep Oliver, Catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona.

 

El sector servicios, el más fuerte

 

Por sectores se mantiene la conclusión de años anteriores: el sector servicios es el más resistente. Considerando las pérdidas de empleo desde el inicio de la crisis, es decir, analizando desde el tercer trimestre de 2007 al tercero de 2010, la construcción continúa liderando la destrucción de empleo tanto en términos relativos, con un elevado 39,6% de pérdida respecto a otros sectores, como absolutos, con más de 1 millón de empleos destruidos.

 

Bastante más atrás se encuentra la industria, que ha perdido 640.000 puestos de trabajo desde 2007, lo cual se traduce en un 20,4% de pérdida. Es decir, el 20,4% de los empleos perdidos pertenecían a la industria. Ya en otro orden de pérdida sigue el sector primario, con un 6,5%, 56.000 puestos de trabajo menos y, finalmente, los servicios pierden 174.000 puestos de trabajo, cifra menor de lo que parece dado su gran peso en la ocupación (del orden de un 70%), lo cual se traduce en una pérdida relativa de sólo el 1,3%.

 

Balance optimista, con reservas

 

Pero si se hace balance sólo de 2010 la situación del empleo en general mejora. Según el informe de Manpower, el balance del año pasado es de creación de empleo, aunque por factores estacionales. Ha habido una modestarecuperación de la actividad en la industria y, por tanto, en los servicios a ella vinculados, así como unos mejores resultados turísticos en este pasado verano de 2010.

 

Esto trae una dimensión optimista inexistente desde que empezó la crisis. Por primera vez, entre abril y septiembre de 2010 se produce en nuestro país una creación neta de empleo. Pese a que la población activa ha mantenido en este periodo su lenta recuperación (+113.000 nuevos activos), la creación de empleo (+151.000) la ha superado, lo que se ha traducido en una moderada disminución del paro (-39.000).

 

Este conjunto de elementos parecen sugerir, según Manpower, que España está cerca ya del final del proceso de ajuste laboral, aunque en los próximos trimestres todavía cabe esperar una cierta pérdida de empleo, pero de menor intensidad a la observada en los mismos períodos de los años anteriores.

 

Buen año en empleo para los inmigrantes

 

Al contrario que en el caso de las mujeres, la recuperación del empleo ha ido bien para los inmigrantes en 2010. Respecto a la ocupación los inmigrantes muestran un mejor desempeño que los españoles: han absorbido cerca de 110.000 puestos de trabajo, frente a los sólo 42.000 de los nativos, es decir, han retenido cerca del 70% del nuevo empleo, cuando sólo representan el 17% de los ocupados.

 

El estudio muestra no obstante una caída de jóvenes inmigrantes entre 16 y 24 años que demandan empleo, lo que se interpreta como la decisión de este colectivo de buscar trabajo en otro país o incluso a volver a sus países de origen, algo que no ocurre con los mayores de 30 años, que ya tienen responsabilidades familiares en España.

 

En este sentido el catedrático Joan Oliver ha alertado sobre el problema que se planteará a medio y largo plazo cuando se reactive la economía, ya que no solo la actual pirámide de edad está envejecida, sino que muchos jóvenes, en este caso inmigrantes, están abandonando el país. Otros expertos discrepan, afirmando que no debería haber un problema de mano de obra con tasas de paro cercanas al 20%, pero veremos de nuevo a españoles, de edades superiores a lo acostumbrado, en puestos que en los últimos años habían ocupado inmigrantes.

 

Se cronifican los parados de larga duración

 

En el tercer trimestre de 2010 casi el 41% del total de parados lleva desempleado más de 1 año, colectivo que sólo suponía el 26% en el tercer trimestre de 2007. Es decir, aunque el paro no crece tanto como antes, la situación de paro se cronifica para más personas. La distribución de los desempleados en España muestra un creciente sesgo hacia aquellos que llevan en el paro más de 1 año, al tiempo que, proporcionalmente, va reduciéndose el peso de los que están en el desempleo menos de 1 año.

 

El País vasco, donde mejor aguanta el empleo



Esta edición del estudio incluye un monográfico en el que se analiza el mercado laboral en cinco Comunidades Autónomas. País Vasco, Madrid, Comunicada Valenciana, Cataluña y Andalucía. La conclusión principal es que los cambios en el empleo y la actividad sitúan el País Vasco (+64%) como la comunidad con menor aumento del paro en la crisis, muy por debajo de Madrid (+178%), la Comunidad Valenciana (+176%), Cataluña (+161%) y Andalucía (+143%).

 

Más información:



Índice Laboral Manpower de diciembre de 2010