Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Más de la mitad del equipo Victory Challenge, participante en la Copa América, tiene formación super

Tripular un barco, y más aún en la Copa América, no es nada fácil, a la destreza y fuerza física necesarias hay que añadir, además, unos conocimientos técnicos y teóricos indispensables. Muchos equipos cuentan con deportistas formados a nivel superio

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Más de la mitad del equipo Victory Challenge, participante en la Copa América, tiene formación super

Más de la mitad de la tripulación del Victory Challenge tiene título universitario o de escuela superior. No todos poseen estudios relacionados directamente con la navegación, pero aún así les resultan muy útiles en la práctica de este deporte ya que, como afirma Magnus Holmgerg, patrón y caña del equipo sueco y además ingeniero civil, “la navegación a vela  a este nivel requiere un intelecto ágil”.


 


Las cifras son claras, de las 39 personas que componen el equipo de tripulantes, 21 tienen educación superior. Los cinco profesionales británicos del Victory Challenge poseen título universitario o de escuela superior, al igual que el 67% de los suecos.


 


Los dos capitanes de los barcos, el australiano Richard Mason y sueco Anders Dahlsjö, tienen titulación superior. Mason tiene una licenciatura en Medio Ambiente y Desarrollo y Dahlsjö es ingeniero técnico, al igual que Oscar Angervall y Richard Sydenham, los otros dos tripulantes que actúan como burdas.


 


La formación académica superior es una característica común en el equipo de popa, que es el que toma las decisiones a bordo. La única integrante femenina de este grupo es la española Alicia Ageno, doctora en Informática, cuyo papel es analizar todos los datos disponibles sobre velocidad, viento, posición y distancia y comunicárselos al afterguard. Los otros dos navegantes, el sueco Johan Barne y el británico Simon Fisher, son ingeniero físico e ingeniero técnico, respectivamente. Barne es, además, diplomado en Ciencias Económicas.


 


Tanto el británico Neal McDonald (carro/estratega), como el argentino Santiago Lange (carro), son arquitectos navales. Mattias Rahm, segundo caña y estratega, es ingeniero técnico.


 


Pero las duras jornadas de entrenamiento y las largas estancias en el extranjero durante el periodo de competiciones pueden interponerse en la carrera académica de estos deportistas. Para participar en la Amerca’s Cup en Auckland 2002/2003, por ejemplo, Oscar Angervall, Oskar Ljung, Sebastian Tenghage y Henrik Walderyd tuvieron que hacer una pausa en sus estudios de ingeniería, que retomaron nada más volver a Gotemburgo. Así, Oscar Angervall terminó su formación de ingeniero técnico; y Oskar Ljung, Sebastian Tenghage y Henrik Walderyd concluyeron sus estudios de ingeniería superior.


 


La formación técnica, explica Holmberg, es una ventaja para los tripulantes, ya que están profundamente involucrados en el desarrollo técnico del barco, el mástil y las velas. La tripulación trabaja mano a mano con los diseñadores y técnicos.


 


Además de Sebastian Tenghage, los tripulantes británicos David Carr e Ian Weighell son fisiólogos. Los estadounidenses Matt Smitt (coffee/piano) y Mark Strube son licenciados en Psicología Industrial y Organizativa y Ciencias Económicas, respectivamente. Strube, además, tiene un máster en Dirección y Administración de Empresas, y para poder practicar profesionalmente la vela tuvo que abandonar su carrera como corredor de bolsa. “Prefiero pantalones cortos y camiseta de manga corta en el trabajo, no el traje”, dice.


 


También varios de los coffee del equipo, quienes realizan el trabajo físicamente más exigente en el barco, tienen formación superior. Pensar que los coffee sólo dan vueltas al manubrio con rapidez y durante mucho tiempo es un error. Un coffee tiene que ser también ingenioso, aprender rápidamente y entender lo que el trimmer y el caña quieren conseguir en cada situación en apenas unas décimas de segundo.


 


Otros miembros de la tripulación con titulación universitaria son el trimmer francés Thierry Fouchier, licenciado en Ciencias Económicas, el proa español Pepe Ribes, patrón de cabotaje, con derecho a gobernar barcos en la marina mercante, o el topo australiano Ben Morrison-Jack, diplomado en Ciencias Económicas.


 


Formación y deporte se unen en la Copa América



La 32ª America’s Cup es un ambicioso programa de cuatro años de duración distribuido a lo largo de 13 regatas. Para los que no estén familiarizados con esta competición, la Copa se divide en dos partes: la Copa Louis Vuitton y la Copa América propiamente dicha. La primera consiste, a su vez, en dos tipos de regatas: en flota (todos contra todos) y uno contra uno (match-race). Del resultado de ésas regatas, en las que también participa el defensor como entrenamiento, saldrá el desafiante, que se enfrentará al defensor del título en la Copa América. El vencedor de esta disputa recibirá la "Copa de las 100 Guineas". El defensor de la edición de 2007 es el sindicato suizo Alinghi, de la Sociedad Náutica de Ginebra.


 


Esta es la primera vez que la competición se desarrolla en territorio europeo desde la primera edición hace ya 140 años. La sede de la 32ª edición es Valencia. ACM, empresa organizadora, valoró muy especialmente en la elección sus condiciones meteorológicas regulares y fiables, así como la creación de una base de tierra dedicada exclusivamente a la prueba y su gran tradición marinera.


 


La celebración de este prestigioso campeonato internacional ha propiciado la creación de una escuela de futuros talentos en Valencia. La Escuela Municipal de Vela Port America’s Cup ofrece, por 40€, cursos de iniciación de dos días en fines de semana para niños mayores de 9 años, y cursos para mayores de 14 años que ya tengan nociones de navegación, de viernes a domingo. También existe una Escuela Municipal de Vela Adaptada para que las personas con discapacidad puedan disfrutar de este deporte. En total, los estudiantes tendrán a su disposición más de 25 barcos de distintos tipos.


 


Entorno al campeonato de vela se han puesto en marcha otras iniciativas relacionadas con la formación. Los alumnos del MBA en Turismo y Ocio “In job training” de la Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir” (UCV), a través del Instituto de Estudios de la Empresa (INEDE), tienen la oportunidad de realizar prácticas durante la celebración de la Copa América.


 


Por su parte, la Organización de 32ª Copa América contará con la colaboración de 60 estudiantes en prácticas desde principios de año hasta el 7 de julio de 2007. La Fundación 32.org también recluta a estudiantes para trabajar principalmente como voluntarios en tierra. Los voluntarios en el campo de regatas deben tener, además, conocimientos y experiencia en el manejo de embarcaciones. 


 


En la temporada pasada más de 360 voluntarios de 22 países participaron en la organización de los Valencia Louis Vuitton Acts 2006. Aquellos días, el Port America’s Cup recibió a voluntarios albaneses, argentinos, australianos, austriacos, belgas, brasileños, cameruneses, chilenos, colombianos, croatas, franceses, alemanes, húngaros, indios, italianos, mejicanos, marroquíes, holandeses, irlandeses, suecos, suizos y uruguayos.


 


*  *  *  *


 


Más información:


 


32ª America’s Cup


  


Universidad Católica de Valencia “San Vicente Mártir”


 


Escuela Municipal de Vela Port America’s Cup


 


Federación de Vela de la Comunidad Valenciana


 


Teléfono: 96 353 01 20 


 


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


ISDE firma convenio con la Federación Española de Fútbol para impulsar la formación en el mundo del deporte


 


I Máster Internacional de Derecho Deportivo / Master in International Sport Law


 


El Golf llega por primera vez a la universidad como asignatura de libre elección


 


Cursos de deportes en a+


 


Más Reportajes de Formación, Educación y Empleo en a+