Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

Más de la mitad de los trabajadores españoles se muestra pesimista con el 2012

La cuarta oleada de 2011 del estudio internacional que elabora Randstad Workmonitor recoge la percepción de los trabajadores de distintos países de cara al próximo año. En él, los españoles reconocen tener pocas esperanzas de que la situación mejore.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Más de la mitad de los trabajadores españoles se muestra pesimista con el 2012
Estudiantes-grado-INELlega la Navidad y con ella despediremos el 2011 con alegría, acompañados de familiares y amigos para no tener que pensar lo que nos deparará 2012. Porque el nuevo año traerá muchas cosas, pero buenas noticias laborales y económicas, no. Al menos es lo que piensan más de la mitad de los trabajadores. El pesimismo se ha adueñado de ellos y no esperan un aumento de salario (51%), un bonus al final de año (51%) ni ingresos extras en 2012 (50%) [Ver Cursos de Búsqueda de Empleo].

 

Tal es la situación que un 62% opina que 2011 ha sido un año “difícil” económicamente para su empresa y hasta un 61% cree que el año que viene será aún más complicado que 2011.

 

Estas son las conclusiones extraídasde la cuarta oleada de 2011 del Randstad Workmonitor, un estudio internacional sobre las expectativas laborales de los trabajadores. De hecho, los españoles son los menos positivos y los trabajadores de 21 de los 30 países encuestados, esperan aumentar sus ingresos en el próximo año.

 

Además, 18 países creen que su compañía mejorará económicamente en 2012. Argentina y Chile destacan por ser los más positivos, mientras que en la República Checa, Francia, Grecia, Hungría, Japón y Holanda los trabajadores esperan que 2012 sea también un año complicado.  

 

Insatisfacción económica

 

Y entre tanto pesimismo, se encuentra la situación personal de cada trabajador. Los trabajadores españoles no están satisfechos con su situación económica. Si bien es verdad que la mayoría no espera un aumento de sueldo, un 74% asegura que su salario no refleja su trabajo. Una opinión que comparten la mayoría de los trabajadores del resto de los países, con cifras superiores al 60%, pero son especialmente llamativos los casos de Polonia y Hungría (ambas con un 79%) y Grecia (con un 81%).

 

Los más esperanzados en mejorar sus condiciones son Argentina, Brasil, Chile, China, India y México (80%).

 

Aún así, muy pocos estaría dispuestos a cambiar su situación. Sólo la mitad de los trabajadores españoles aceptaría cambiar su país de residencia por un empleo si fuese unido a un aumento de salario. Mucho más lanzados son los chinos (64%) y los hindúes (58%), siempre y cuando se tratase del puesto acorde a sus expectativas. Por su parte, los empleados de Dinamarca, Japón, Luxemburgo y Suiza prefieren permanecer en su país aunque el puesto en cuestión suponga un aumento de salario.

 

Una apuesta por la estabilidad

 

Lo peor de todo es que el pesimismo de los españoles les afecta, también, en su día a día. Un 37% está en un sinvivir constante porque tiene miedo a perder su empleoen los próximos meses. “Esta cifra supone un aumento del 8% respecto al trimestre anterior, lo que es fiel reflejo del aumento de desempleo y de la incertidumbre que vive nuestro país”, especifica el estudio. De hecho “España lidera la clasificación europea en esta materia solo superada por Grecia, en la que casi la mitad de sus trabajadores (49%) reconoce que tiene miedo de perder su trabajo. Unas cifras que quedan muy lejos de las que ofrecen países como Noruega (19%) o Alemania (18%), donde los trabajadores ven mucha más estabilidad en sus empresas”.

 

Por ello, la confianza en el futuro es mínima. El 52% de los españoles cree que no podría conseguir un empleo similar mientras que un 59% no ve posibilidades de encontrar otro trabajo, aunque fuera en condiciones diferentes.

 

Ante esta situación, la única salida parece ser la estabilidad. El 73% de los trabajadores españoles no está buscando trabajo porque prefiere quedarse con lo que tiene, especialmente los empleados de entre 35 y 44 años (79%).

 

Solo un 13’9% de españoles ha cambiado de trabajo en los últimos seis meses, lo que supone una de las cifras más bajas de la UE, sólo superada por Bélgica (13,6%), Grecia (13,4%) y Alemania (12,4%). Suiza (17,1%), Francia (15,8%) y Holanda (15,6%) son los países en los que ha habido una mayor movilidad laboral.

 

A pesar de todo ello, el estudio concluye con que los españoles están, en general, satisfechos con sus puestos de trabajo (54%), aunque este nivel de satisfacción ha descendido nueve puntos respecto al anterior trimestre.

 

Escasa movilidad

 

Los que más satisfechos se muestran son los jóvenes. “Este dato pone de manifiesto la capacidad de involucración y entusiasmo de los más jóvenes en su proyecto laboral y, por el contrario, el desánimo que acompaña a los empleados de mayor edad”, señala el estudio.

 

Por último, el informe señala el Índice de Movilidad Laboral de los españoles. La combinación del miedo a perder el empleo, las expectativas a cambiar de puesto, el porcentaje de personas que han cambiado de trabajo en los últimos meses y la satisfacción en el puesto de trabajo, hacen que España se sitúe con un Índice de 100, cinco puntos por debajo de la media y en línea con países como Australia (100), Suiza (101) o Japón.

 

Los países con mayor movilidad son India (144) y Brasil (129) mientras que Luxemburgo (83) e Italia (90) tienen un índice sensiblemente menor a la media.

 

Más información:



Randstad

 

Información relacionada con a+:

 

La desmotivación provoca que más de la mitad de los trabajadores españoles quieran cambiar de empleo

Sólo un 12% de los trabajadores españoles reconoce estar buscando trabajo

Los jóvenes españoles, dispuestos a marcharse al extranjero para encontrar una salida laboral

Los españoles piden al nuevo gobierno un mercado laboral más flexible