Más de 1.000 becas para formar a internos de centros penitenciarios españoles

Facilitar que los reclusos españoles puedan formarse y adquirir competencias que se demandan en el mercado de trabajo, tratando así de facilitar su inserción laboral y en la sociedad, son los objetivos marcados dentro del programa Reincorpora a través del que se dará formación a más de 1.000 internos de los centros penitenciarios españoles. Una iniciativa puesta en marcha por el Ministerio del Interior y la Obra Social de ‘la Caixa’ que ha permitido ya el acceso a un empleo de 457 internos.

Estudiantes-grado-INEMás de 1.000 internosde segundo o tercer grado de centros penitenciarios españoles y que se encuentran en la etapa final de su condena podrán formarse a través de acciones de formación profesional de especial cualificación técnica, además de adquirir competencias, habilidades y destrezas que se exigen en el mercado de trabajo actual. [Ver cursos de Formación Profesional]
 
Con esta formación -que se impartirá a través del convenio que han firmado el Ministerio del Interior y la Obra Social de ‘la Caixa’ por el que la caja destinará 4,5 millones de euros a este fin-, el objetivo que se quiere conseguir es doble. Por un lado, se pretende ampliar la oferta formativa que se imparte en el interior de los centros penitenciarios, aparte de permitir a este colectivo adquirir unas determinadas competencias prelaborales simulando el mercado de trabajo que se encontrarán y al que tendrán que acceder al incorporarse a la sociedad tras abandonar el centro penitenciario.
 
El programa formativo, que incorpora como novedad este año un itinerario de integración sociolaboral de seis meses, incluye un proyecto de formación en el que se combinan procesos de aprendizaje y de servicio a la comunidad, de manera que los internos podrán aprender y formarse mientras trabajan en las necesidades reales del entorno para poder mejorarlo.
 
Igualmente, los internos también participarán en el programa Incorpora -que desarrolla la Fundación ‘la Caixa’ en todas las comunidades autónomas en colaboración con 276 entidades sociales-, centrado en trabajar, sobre todo, en la integración laboral de colectivos en situación de vulnerabilidad. Un programa a través del que ya se ha facilitado el acceso a un empleo a 457 reclusos.
 
El programa formativo en los centros penitenciarios se puso en marcha por primera vez en el año 2006, concediendo desde esa fecha un total de 4.000 becas de formación. Cabe destacar la participación de mujeres, que suponen el 16,8%, porcentaje que representa casi el doble de la población penitenciaria femenina, que es del 7,8% en la actualidad.
 
Desde el inicio de este programa, la caja, a través de su obra social, ha invertido un total de 18 millones de euros.
 
 
Más información:
 
Ministerio del Interior
 
Contenidos relacionados en aprendemas.com:
 
Un 43% de ex reclusos consigue reinsertarse laboralmente en Cataluña
 
Más de 1.000 internos estudian una carrera en cárceles españolas
 
Cataluña impulsa la inserción laboral de más de 23.500 personas con discapacidad