Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

Más allá de la historia: El placer de descubrir un libro en un club de lectura

En universidades e instituciones, públicos o privados, presenciales o virtuales…El fenómeno de los clubes de lectura se extiende por el mundo y se ha convertido en un valor añadido para los que disfrutan, o quieren empezar a disfrutar, de la literatu

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Más allá de la historia: El placer de descubrir un libro en un club de lectura
Estudiantes-grado-INE


Leer para aprender, leer para viajar a otros mundos, leer para soñar, leer para revivir momentos de la historia o leer para estar informado de lo que sucede en la actualidad…Hay muchas maneras de disfrutar de la lectura, múltiples soportes para trasladar al público lo que quieren expresar los autores y también distintas formas de descubrir lo que esconde una obra. Los integrantes de un club de lectura no sólo disfrutan en soledad del libro que tienen entre manos, sino que también se reúnen, de manera presencial y virtual, para comentar sus partes favoritas, las más polémicas o para poner en común sus distintas interpretaciones. [Ver cursos de lectura]

 

Niños, jóvenes, adultos…el perfil de las personas que forman un club de este tipo es variado, aunque en el caso de los primeros tienen su propio espacio ya que leen libros acordes a sus años de vida. Cuentos, novela, ensayo, poesía…todos los géneros caben en estos encuentros para desentrañar los secretos de una buena, o no tanto, lectura. “Iniciativas como ésta no intentan tanto incitar al hábito de la lectura que, a determinada edad, lo tienes ya o no lo tienes, sino recomendar o dar a conocer autores y títulos que no son los que están en todos sitios y a todas horas”, explica Esperanza Jiménez, responsable del club de lectura de la Universidad de Córdoba (UCO) a Aprendemas.com.

 

Este club, que organiza la Biblioteca Universitaria de la UCO, comenzó su andadura hace cinco años y en este tiempo han sido muchas las obras que han leído, sobre todo de autores contemporáneos. Su iniciativa tiene forma de foro y aunque se difunde sobre todo entre la comunidad que forma parte de la institución al ser virtual está abierto a cualquier persona. En la presente edición los títulos elegidos se agrupan en cuatro bloques como son ‘España en marcha’, que recoge a autores españoles recientes; ‘Escritores UCO’, sobre textos de personas relacionadas con el campus; ‘Clásicos infinitos’, y ‘Leyendo Europa ahora’, sobre escritores del Viejo Continente que sean actuales. [Ver grados de Enseñanza y Docencia]

 

“Más que un lugar en el que se comenta o polemiza es un escaparate de presentación de escritores, para que el lector no se quede con lo omnipresente en librerías, webs, telediarios…”, afirma Jiménez. La idea es que los miembros del club puedan descubrir nuevos ‘maestros de la literatura’ o bien redescubrir de otra manera a los que ya conocían. [Ver cursos de Documentación]

 

En la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha y en sus bibliotecas también hay una gran actividad lectora. “En el año 2012 hubo censados 649 clubes con un total de 42.414 participantes; en total se organizaron 1.549 actividades por parte de estos clubes, con un global de 13.185 sesiones”, explica Emilio Ladrón de Guevara, miembro de la Red de Archivos y Bibliotecas Públicas de la Región. Además, señala que desde el servicio de préstamo especial se han cedido 2.549 lotes (54.848 ejemplares en total). Algunos de los títulos más demandados ‘Lo que esconde tu nombre’, ‘La elegancia del erizo’, ‘El hereje’, ‘El tiempo entre costuras’ y ‘Seda’. [Ver cursos de escritura]

 

Si se quiere organizar un grupo de este tipo y no se sabe muy bien cómo empezar, la propia Red de Castilla-La Mancha recoge la guía ‘Pautas de lectura compartida: planificación, creación y desarrollo de un Club de Lectura’, confeccionada por tres miembros de la Asociación El Libro de los Clubes. Su idea es ayudar a que los bibliotecarios puedan organizar este tipo de encuentros con los textos escritos como protagonistas. Sobre todo inciden en el crecimiento intelectual y personal de los miembros del mismo y hablan de su propia experiencia personal como coordinadores en la que han descubierto libros, autores o han superado la barrera de la pereza lectora enfrentándose a títulos complicados a primera vista.

 

Ahora mismo está en marcha la iniciativa ‘LECTIBE Lectores Ibéricos: Clubes de Lectura’, un proyecto hispano-luso en el que participan varias instituciones, bibliotecas, institutos y otros centros que incentivan la lectura entre los alumnos de Educación Secundaria Obligatoria. El primer título escogido para el nuevo curso es ‘La muerte del cisne’ del escritor Fernando Lalana. Entre otros eventos, también se organizan quedadas y movilidades para estrechar lazos y cooperar entre los participantes.

 

Clubes de lectura para aprender español en el Instituto Cervantes

 

El Instituto Cervantes a través de sus distintas sedes repartidas por el mundo también organiza clubes de lectura en los que hacen del libro un vehículo para conocer mejor una lengua nueva. “Empezamos en el mes de mayo, inicialmente con una serie de tres encuentros mensuales y un solo grupo”, explica Mariana Casale O’Ryan, encargada del que se ha organizado en Manchester. [Ver cursos de idiomas]

 

La primera serie se llamó ‘Trayectos y Transeúntes: La ciudad en cinco escritores latinoamericanos' (Borges, Cortázar, Benedettí, García Márquez y Donoso). “El formato que seguimos es un encuentro mensual de dos horas de duración, en el que se comentan dos cuentos o un cuento y un poema, por ejemplo”, afirma. Después del verano se ha retomado la actividad y ante la gran demanda se han organizado dos grupos distintos: “Fue un éxito y la demanda nos superó de modo que estamos funcionando con unas 18 personas y ya tenemos pedidos de lectores actuales y nuevos para continuar después de Navidad".

 

La edad de los participantes varía entre jóvenes universitarios o graduados, profesionales de mediana edad y jubilados. La mayoría de los participantes son de habla inglesa, y su nivel de español varía bastante. “Todos los lectores enfrentan con placer el desafío de desentrañar los textos que se proponen, que suelen ser de bastante complejidad”, explica la responsable. También hay ‘socios’ del club que tienen otra lengua materna y otros hispanohablantes: “La presencia de hablantes nativos del español resulta estimulante y motivadora para todos”.

 

“Cualquiera que esté dispuesto a leer los textos en español y a participar del debate es bienvenido, siempre y cuando no se haya excedido el número de 10 participantes”, recuerda la coordinadora de Manchester. Entre otras ciudades que tienen club de lectura están Sydney, en Australia; Orán, en Argelia; Milán, en Italia; o Manila, en Filipinas.

 

¡Sigue a aprendemas.com en FacebookTwitterTuenti y LinkedIn

 

Más información:

 

Club de lectura de la Universidad de Córdoba

 

Clubes de Lectura de Castilla-La Mancha

 

Pautas de lectura compartida: planificación, creación y desarrollo de un Club de Lectura

 

Proyecto LECTIBE

 

Club de lectura de la sede en Manchester del Instituto Cervantes