Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

Los trabajadores prefieren a un hombre como jefe, según un estudio

Aunque las mujeres ostentan algunos puestos directivos, los empleados, si de ellos dependiera, elegirían a un varón por encima de ellos, tal y como asegura la última encuesta realizada por Randstad.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Los trabajadores prefieren a un hombre como jefe, según un estudio

Si pudieras elegir a tu jefe… ¿a quién elegirías? Esta es la pregunta que Randstad ha lanzado en su última encuesta a una muestra aleatoria de 1.340 personas con y sin trabajo. En esto  ganan los hombres ya que el 30% de los encuestados aseguró preferir a un hombre como jefe en vez de a una mujer, elegida por un 24%.


 


Una cifra que para nada asombra teniendo en cuenta que los varones se apoyan más entre ellos que las mujeres, otra de las conclusiones que refleja el informe. Aún así, es innegable que la mujer, muy despacio, se va haciendo poco a poco con el mercado laboral y con aquellos puestos que, hasta hace unos años, sólo ocupaban ellos. En este sentido, se diferencian dos factores que eliminan la discriminación por género: la formación y el empleo.


 


Randstad ha comprobado que a mayor formación de los consultados, mayor indiferencia en cuanto al género de sus superiores y viceversa. Muestra de ello es que el 45% de las personas sin estudios consultadas preferiría a un hombre como jefe si pudiera elegir, cifra que aumenta hasta el 51% si sólo se tienen en cuenta las respuestas de los varones. Respecto a la situación de los consultados de cara al empleo, el estudio concluye que las personas consultadas y que estaban trabajando en ese momento, son más abiertas y muestran mayor indiferencia entre tener como superior a un hombre o a una mujer.


 


Por sexos, quienes más defienden la diferencia son los hombres de entre 30 y 44 años, quienes prefieren tener a hombres como jefes en un 32% de casos frente al 19% de consultados que prefieren mujeres. Por edades, los más jóvenes y los más mayores, son los que se muestran más abiertos.


 


La auténtica realidad es que tanto mujeres como hombres presentan sus ventajas y sus inconvenientes. Las jefas suelen presentar un mayor compromiso y están más orientadas a la tarea, “es decir, presentan más responsabilidad por lo que hacen y un alto grado de sacrificio”, explican desde Randstad. Además, son más organizadas y prefieren un entorno laboral más estructurado. Por ello, las mujeres directivas son más cercanas a sus equipos, se involucran personalmente con sus trabajadores y prefieren posicionarse cerca de sus superiores.


 


Mientras, ellos, se rigen por “un pensamiento más teórico y ofrecen enfoques más estructurados y globales”. Esta actitud “les permite tomar decisiones más rápidamente” y las emociones les influyen menos. También son más creativos y aportan mayor cantidad de soluciones originales. Y a la hora de liderar un equipo no pierden de vista su propio beneficio y luchan por alcanzar un puesto de responsabilidad en la empresa o ser el centro de atención cuando surge la ocasión.


 


 


*  *  *  *


 


Más información:


 


Randstad


  


Contenidos relacionados en aprendemas.com:


 


La mitad de los trabajadores cree que su jefe no está preparado para el puesto


 


Los empleados valoran a los jefes cercanos y respetuosos, según un estudio


 


Los rasgos que definen a un buen jefe y líder


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+