Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Los profesores de Educación para la Ciudadanía necesitan más formación

Hoy en día la asignatura de Educación para la Ciudadanía está implantada en los programas educativos, pero hay que afrontar un nuevo reto. La formación de los profesores para conseguir que realmente puedan transmitir valores y fomentar la capacidad c

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Los profesores de Educación para la Ciudadanía necesitan más formación
Estudiantes-grado-INEEducación para la Ciudadanía es una asignatura que ya está integrada en los planes de formativos de los estudios de Educación Primaria y de Secundaria de todos los países de la Unión Europea, si bien los profesores que imparten esta asignatura precisan de una formación más especializada, según se señala desde la Comisión Europea desde la que se indica que la mejora de los conocimientos y de las capacidades para enseñar esta asignatura son los principales retos que se tienen que afrontar en la actualidad. [Ver cursos de Educación para la Ciudadanía]

 

De hecho, en estos momentos, tan sólo dos países de la Unión Europea -Reino Unido y Eslovaquia-, imparten formación para futuros profesores que se encargarán de enseñar estas materias en las aulas, formándose en el resto de países a través de asignaturas como Historia o Geografía.

 

En este sentido, Androulla Vassiliou, comisaria de Educación, Cultura, Multilingüismo y Juventud, ha manifestado que se debe hacer hincapié en la formación de los profesores para que se pueda alentar a los jóvenes en convertirse en ciudadanos activos, ya que el objetivo de la asignatura Educación para la Ciudadanía se basa en otorgar a los alumnos los conocimientos, capacidades y valores necesarios para implicarse de forma activa en la sociedad.

 

Además, el informe ‘La educación para la ciudadanía en Europa’ de la Comisión Europea –que también recoge el consenso en torno a la idea de que a través de esta asignatura se debe desarrollar el razonamiento crítico y capacidades analíticas-, refleja que todos los países europeos han introducido normas y recomendaciones para alentar prácticas democráticas y la participación a través de acciones entre las que se halla la elección de representantes de curso, los consejos de estudiantes y la representación de los estudiantes en los órganos directivos de los centros de enseñanza. Unos primeros pasos con los que se consigue aumentar la probabilidad de que los jóvenes se impliquen activamente en la vida social y política con posterioridad.

 

Además, desde el año 2007, más de la mitad de los países ha desarrollado algún programa o proyecto con financiación pública para cultivar los valores y las actitudes en relación con la ciudadanía fuera del centro de enseñanza. Entre ellas, la Comisión Europea destaca, por ejemplo, el caso de Letonia que ha trabajado para alentar que alumnos de diferentes grupos étnicos y socioeconómicos participen en actividades conjuntas o el de Francia que ha promovido las relaciones sociales entre los alumnos de Primaria y jubilados.

 

El informe, que ha sido realizado por la Comisión Europea a través de la red Eurydice, ha analizado a 31 países europeos entre los que se hallan los Estados miembro de la UE, además de Turquía, Noruega, Islandia y Croacia.

 

 


¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twitter, Tuenti y LinkedIn!