Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Los países del G20 tienen que crear 21 millones de empleos para acabar con el paro juvenil

Para recuperar el déficit acumulado en el empleo serían necesarios crear 21 millones de empleos que sobre todo se tendrían que destinar a los jóvenes en su mayoría ante las elevadas tasas de desempleo juvenil que se registran no sólo en países avanza

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Los países del G20 tienen que crear 21 millones de empleos para acabar con el paro juvenil
Estudiantes-grado-INEHay que hacer un mayor esfuerzo para generar empleo, sobre todo, dirigido a los jóvenes. Esta es una de las principales conclusiones de un estudio realizado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en el que se constata lanecesidad de generar 21 millones de empleos para resolver el déficit acumulado de empleo desde que comenzó la crisis en el año 2008. Una cifra difícil de alcanzar si el ritmo de crecimiento del empleo sigue siendo del 1,5% actual. [Ver cursos de Búsqueda de empleo]

 

Y una buena parte de esos puestos de trabajo que son necesarios crear según el informe, que será analizado en la Reunión Ministerial de Trabajo y Empleo del G20, son para jóvenes, colectivo que está soportando el peso de la crisis en el empleo con casi 11 millones de jóvenes de entre 15 a 24 años sin empleo en países de la OCDE a principios de 2012.

 

El paro juvenil en los países de la OCDE a marzo de 2012 fue del 17,1%, porcentaje que sigue próximo a su pico más alto de noviembre de 2009, período en el que se registró el 18,35%. Sin embargo, esta ligera disminución no se ha dado en todos los países. Es el caso de España, estado en el que el paro juvenil era del 17,4% en marzo de 2007, creciendo hasta el 51,5% en marzo de 2012.

 

Además de España, los jóvenes demandantes de empleo de otros países europeos son los más afectados por el paro. De hecho, uno de cada cinco jóvenes en el mercado de trabajo en Francia, Reino Unido, Suecia, Polonia, Irlanda e Italia no tiene empleo.

 

Un problema ante el que Ángel Gurría, secretario general de la OCDE, ha manifestado que los gobiernos tienen que hacer frente a este problema económico y social con acciones decididas y concretas. En este sentido, ha propuesto una acción política concreta y específica y la inversión en captación y educación de los jóvenes para que puedan tener una mejor esperanza de futuro.

 

El informe también destaca que hay muchos jóvenes que han abandonado la educación y que tampoco trabajan. De hecho, se estima que alrededor de 23 millones de jóvenes de países de la OCDE no están dentro del sistema educativo ni tampoco trabajan. Además, más de la mitad ha dejado de buscar trabajo.

 

Un motivo por el que se pone de manifiesto la creciente preocupación por el hecho de que un porcentaje significativo y creciente de los jóvenes, incluso los que han encontrado trabajo en tiempos no de crisis, están en alto riesgo de desempleo prolongado o inactividad, lo que puede afectar a toda su carrera y forma de vida.

 

Esta situación no es exclusiva, según el informe, de las economías avanzadas del G20, sino que en países emergentes la tasa de paro juvenil es también muy elevada, al igual que en Sudáfrica, país este último en el que uno de cada dos jóvenes está desempleado. Además, muchos jóvenes están inactivos o luchan por conseguir empleos precarios o informales en los que no se ofrece cobertura de seguridad social y no se tienen perspectivas de carrera.

 

Ante este contexto, desde la OCDE se aboga por que los gobiernos prioricen las medidas de seguridad dirigidas a los jóvenes en situación de riesgo, sobre todo, en aquellos que abandonan la escuela con baja o ninguna cualificación o los hijos de inmigrantes.

 

En este sentido, proponen avanzar hacia programas de intervención temprana y de búsqueda efectiva de empleo para los diferentes grupos de jóvenes, además de fortalecer los programas de aprendizaje y de formación profesional para los jóvenes con baja cualificación y por alentar a las empresas a contratar a los jóvenes mediante la reducción de las cotizaciones sociales o la introducción de subsidios salariales, medidas estas últimas que deben centrarse en los jóvenes con baja cualificación y en aquellos que han completado su aprendizaje. Las pymes deben jugar un papel fundamental.

 

Entre otras medidas, también se propone la reducción de la brecha entre las normas de protección del empleo sobre el empleo permanente y los contratos temporales para que hagan de trampolín hacia carreras más estables y garantizar que los salarios mínimos no se establezcan en niveles que desanimen a los empleadores a contratar a jóvenes inexpertos y poco cualificados.

 

 

 


¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twitter, Tuenti y LinkedIn!

 

 

 

 



Más información:

 

OCDE

 

Noticias relacionadas en aprendemas.com:

 

Joven con idiomas, experiencia y disponibilidad geográfica, el perfil más buscado por las empresas

 

Nuevas profesiones para nuevos tiempos

 

Tecnologías de la información y contenidos digitales, los sectores TIC que más emplean

 

Identifican los perfiles profesionales emergentes en el sector de las TIC

 

La Comisión Europea creará 280.000 plazas de prácticas internacionales en empresas