Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Los padres ya no son el modelo para los niños a la hora de elegir profesión

Las aspiraciones profesionales de los más pequeños poco o nada tienen que ver ya con las de sus progenitores. Al menos es lo que piensan nueve de cada diez niños a los que Adecco ha realizado la pregunta ‘¿Qué quieres ser de mayor?’ en su último estu

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Los padres ya no son el modelo para los niños a la hora de elegir profesión

Capitán de barco, astronauta, ministra, probador de videojuegos, preparadora de bodas e incluso superhéroe, son algunas de las profesiones a las que aspiran en su infancia los más pequeños. Nada más lejos de la realidad: los niños españoles ya no quieren trabajar en la misma profesión que sus padres, o al menos así se desprende de la tercera edición de la encuesta “¿Qué quieres ser de mayor?” elaborada por Adecco-Fundación Adecco.



Un total de 1.500 niños de entre 6 y 17 años han puesto voz a este estudio del que se obtiene una radiografía sobre sus esperanzas y aspiraciones una vez terminan los estudios, y que este año como novedad incluye además las opiniones de niños que poseen alguna discapacidad.



Aún perduran como profesiones que los niños imitarían de sus padres algunas como la de médico, profesor, abogado y arquitecto, y en el caso de las niñas la de profesora, enfermera, abogada y diseñadora. Pero sólo uno de cada diez niños seguiría los pasos profesionales de sus progenitores.



Por lo general, los niños quieren reconocimiento y las niñas ayudar a los demás. Ellos prefieren alcanzar metas profesionales relacionadas con el deporte (23,8%), la seguridad (9,8%) y las ciencias (8,4%). Uno de sus principales sueños es llegar a ser futbolista (16,5%), seguido de profesor (5,6%) e ingeniero (5%).



Ellas, en cambio, se decantan más por la enseñanza (21,7%), la sanidad (20,2%) y el mundo de los animales (12,6%). No es de extrañar, por tanto, que un año más la profesión de profesora sea la favorita de las más pequeñas (19,8%), por encima de doctora (10,5%) y veterinaria (9,8%).



El estudio desglosa además las preferencias de los niños con discapacidad. Las niñas quieren trabajar especialmente en puestos orientados a la atención al cliente, la enseñanza y la sanidad. Los niños, por su parte, aspiran a conseguir empleos relacionados sobre todo con las ciencias, la atención al cliente y las letras.



Según estas conclusiones, el informe pone de manifiesto que las opciones prioritarias para los niños con discapacidad no son trabajos con un perfil altamente cualificado, y sus preferencias se orientan simplemente a tener la oportunidad de poder acceder al empleo, más que optar a un puesto determinado.



Las profesiones más “chulas”



Los resultados del estudio apuntan a que a mayor edad, más realistas son los niños. Los más pequeños quieren ser futbolistas, amazonas, pilotos de avión, actores o astronautas, mientras que un 70,3% de los niños a partir de 10 años piensa que, aunque esas son las profesiones más “chulas”, prefieren ejercer otras como arquitecto, profesora, veterinaria o policía.  



Algo similar ocurre a la hora de analizar las diferencias entre chicos y chicas, ya que ellas suelen ser más realistas que ellos a la hora de distinguir entre la profesión más chula y aquella que les gustaría ejercer cuando sean mayores. El 69,9% de ellas optaría por una profesión diferente a la que le resulta más chula; sin embargo, un 35,1% de ellos querría trabajar en aquello con lo que sueña.



La mitad del tiempo con la familia



Para el 45% de los 1.500 niños encuestados, el horario ideal sería trabajar sólo por las mañanas o por las tardes, para así poder tener tiempo libre y estar con la familia. Y es que ocho de cada diez niños consultados, anteponen esta dedicación a la familia por encima de otros valores como el sueldo que puedan llegar a obtener. De hecho, cuanto mayores son los niños, más prefieren dedicar tiempo a su familia que ganar dinero. Un 81% de los chicos y chicas de 11 a 16 años dan más importancia a la familia, frente al 76,5% de los niños de 4 a 10 años.



Y es que, según la psicóloga Beatriz Becerro de Bengoa, “la mayoría de los niños hoy por hoy no tienen oportunidad de estar con sus madres y menos aún con sus padres”. De ahí que la familia sea también una prioridad cuando se pregunta a los niños a qué dedicarán el tiempo en su jubilación. Frente a algunas ingeniosas respuestas como ir a la “mili” una vez jubilado, dedicarse a ver la televisión, jugar al bingo y al mus, bailar pasodobles o preparar los tronos de Semana Santa, tanto niños (16,7%) como niñas (23%) dedicarían gran parte de su tiempo en cuidar a la familia.



Como jefe del mundo…



“Haría que los Reyes Magos viniesen cada dos meses”, confiesa una niña de 4 años. Al margen de respuestas tan sorprendentes, si tuvieran los niños la posibilidad de dirigir el mundo, la mayoría sitúa en primer lugar la resolución de problemas relacionados con el medio ambiente, la contaminación y el calentamiento global, seguido de conflictos de guerra y de la pobreza. Por detrás quedan otros asuntos como el hambre, el reparto de la riqueza y el terrorismo, en este orden.



Al comparar estos resultados con las mayores preocupaciones de los adultos (terrorismo, paro y vivienda, según el CIS), el informe resalta que, aunque en algunos casos la influencia de la televisión puede ser negativa, en esta ocasión sirve para formar conciencias más solidarias, haciendo que los niños tomen como suyos los problemas de otros que viven en lugares muy lejanos.



Además de estas preocupaciones solidarias, también ha habido casos más singulares como el de un niño de 15 años que desearía que el presidente George Bush “no existiera”, un niño de 16 años que confiesa que su deseo es “que el Betis gane la liga” o un chico de 14 años que haría de España “la mayor potencial mundial”.


  


Más información:



Adecco



Contenidos relacionados en Aprendemas.com:



MBA para niños de 3 a 6 años, la última ocurrencia en China



Los juguetes condicionan el futuro profesional



Los niños se comportan mejor con profesores varones, según un estudio



La función principal de los juguetes es hacer que los niños aprendan



“Hemos acostumbrado a los niños a que siempre hay un final feliz”



Blair anuncia un programa de ‘Supernannies' para enseñar a educar a los padres


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+