Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

Los niños también se preocupan por el empleo de sus padres y son críticos con la política

Ya no sólo los adultos, sino también los pequeños manifiestan su descontento con los políticos del país. Quizás, en ello tenga que ver la crisis económica, principal preocupación para los pequeños de la casa. Para no formar parte de las listas del pa

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Los niños también se preocupan por el empleo de sus padres y son críticos con la política

La crisis económica no sólo parece quitarle el sueño a cualquier adulto que haya perdido su empleo o al mismísimo presidente del Gobierno. Esta inquietud también preocupa a los niños españoles, quienes consideran que la actual coyuntura económica es un problema mundial de gran magnitud. Y para combatirla, proponen medidas sencillas para que todos, tanto ciudadanos como políticos, tomen nota y las pongan en práctica.


 


Algo tan simple como no malgastar es la idea estrella más secundada por los pequeños. La VI edición de la encuesta ‘Qué quieres ser de mayor’, elaborada por Adecco y Fundación Adecco entre 2.200 niños españoles de entre 4 y 16 años señala que esta idea ha sido sugerida por el 16,4% de los encuestados. Mientras, un 14,6% propone la creación de nuevos empleos.


 


Pero, sin duda, la medida anticrisis más llamativa del estudio es la que proponen un 14% de los niños: “cambiar al presidente. Esta opinión refleja, por primera vez, cómo los pequeños se muestran críticos con la clase política de nuestro país. “Esta crítica se acentúa más en el caso de los niños que en el de las niñas, pues entre los primeros ésta es la primera solución que proponen para sortear las dificultades. Por su parte, las niñas sitúan el cambio de presidente del gobierno en tercer lugar como la solución idónea”, puntualiza el informe.


 


Otro de los aspectos que los pequeños de la casa tienen en cuenta para paliar los efectos de la crisis, es la solidaridad. Según ellos, el hecho de que “los ricos ayuden a los demás”, que “a los ricos les descuenten algo de su sueldo o que “se reparta mejor el dinero” son ideas efectivas. Aunque hay quienes son más imaginativos y proponen que “los reyes nos den dinero”, “fabricar más billetes de 50 euros” o que directamente “regalen dinero”.


 


Por suerte, el 86,5% de los niños encuestados no ha visto a sus padres perder su empleo en la actual coyuntura económica y esperan que sigan así. Por ello, el 45,5% recomienda a sus progenitores que “trabajen duro” ya que, según ellos, el secreto reside en la productividad [Ver cursos Búsqueda de Empleo]


 


Pero para quienes hayan perdido su empleo, el 23,6% de los niños aconseja “ser proactivo y dinámico en la búsqueda de un nuevo trabajo y, sobre todo, que “no se desanimen”, que “sean constantes” o que “sean positivos”. Otro “18,2% cree que la formación desempeña un papel fundamental y proponen a sus mayores que se reciclen continuamente”.


 


Entre todos estos sabios consejos también hay respuestas ocurrentes. Un niño de Castilla y León cree que “hacer la pelota al jefe” es el remedio infalible para no perder el empleo, mientras que una niña madrileña dijo que sus padres “deberían hacerse funcionarios” si llegasen a perder su actual trabajo.


 


Ante este panorama de incertidumbre, lo mejor es ahorrar. El 48,1% de los pequeños considera fundamental priorizar y no malgastar el dinero. En segundo lugar están los que creen que pueden aportar su granito de arena guardando la paga (27,5%), mientras que un 2,7% se muestra más escéptico y no confía en poder hacer nada para contribuir al ahorro familiar.


 


También hay quien cree que cambiar “monedas y billetes por galletas”, “portarse bien a cambio de un sueldo” o “esconder el dinero” son soluciones efectivas.


 


Ellas maestras y ellos futbolistas


 


Ante la pregunta “¿Qué quieres ser de mayor?” Adecco ha comprobado cómo los deseos de los pequeños siguen siendo los mismos. Respecto a los niños, el 25,2% quiere desarrollar su futuro profesional en algún deporte, “un porcentaje ligeramente inferior al del año pasado (31%), seguidos de los relacionados con las ciencias (15,8%) y la seguridad pública (14,1%)”, señala el estudio. En concreto, un 16,5% quiere ser futbolista. Les siguen las opciones de policía (6,8%), profesor (5,6%), ingeniero (5,4%) y médico (4,5%).


 


Por su parte, el 26,3% de las niñas apuestan por trabajos relacionados con la enseñanza, al igual que el año pasado (26,1%). La segunda opción más secundada es la sanidad (18,3%) y la tercera las carreras relacionadas con animales (8,7%). En profesiones concretas, el 24,6% desea ser profesora, seguida de veterinaria (8,3%), doctora (7,6%), abogada (4%) y peluquera (3,4%).


 


Lo que sí tienen claro, tanto ellos como ellas, es lo que no quieren ser de mayores: barrendero (13,1%) y basurero (10,8%) son los oficios que menos les atraen.


 


Otra de las tendencias que esta encuesta viene registrando desde hace tiempo, es que los pequeños ya no desean ser lo que sus padres son. “Tan sólo un 4,6% de los encuestados quiere seguir los pasos profesionales de sus padres”, indica el estudio. “El entorno de libertad que les rodea hace que, en la actualidad, los más pequeños tengan mayor independencia a la hora de tomar decisiones.


 


Sigan o no los pasos de sus progenitores, los niños saben que formarse es la clave del éxito profesional. Así lo cree un 71,7% de los encuestados “frente a un 21,1% que preferirá finalizar sus estudios lo antes posible para incorporarse a un puesto de trabajo”.


 


Quizás así, consigan ser los jefes del mundo. En tal caso, se centrarían en poner fin a los conflictos bélicos ya que para un 34,1% es fundamental acabar con las guerras y con las armas. En segundo lugar, pondrían fin a la crisis económica (31,4%), a la pobreza y al hambre (34,7%) y, por último, a los problemas del medioambiente (21,9%).


 


Después, una vez con su puesto de trabajo, el 20,8% de los niños y el 17,1% de las niñas afirman que su familia será el principal destinatario de su sueldo, aunque hay quien prefiere ahorrar o invertir su dinero en los más necesitados. Y, cuando se jubilen, dedicarán su tiempo libre a la familia y viajar.


 


Otra visión


 


Por último, el estudio de Adecco recoge las opiniones de los 150 niños discapacitados encuestados. Todos ellos, desean trabajar “y además esperan hacerlo en un mundo más justo, en el que tengan las mismas oportunidades que cualquier otra persona”.


 


Al igual que el resto de los niños, ellos también erradicarían la pobreza, pondrían fin a las guerras o solucionarían la crisis económica si de ellos dependiese. Pero, además, un 21% incrementaría las ayudas a las personas con discapacidad.


 


Sin embargo, a la hora de responder qué trabajo no querrían desempeñar en el futuro, el 52,9% ha dejado en blanco la respuesta o ha señalado que trabajaría en cualquier cosa, “ya que para ellos lo importante es tener empleo, independientemente del sector o de la profesión”. Según explica Pilar González, pedagoga y consultora de selección de la Fundación Adecco,las nuevas generaciones con discapacidad están siendo educadas en la realización personal a través del empleo cualificado” y por ello tienden a “decantarse por profesiones más reconocidas socialmente”.


 


Igualmente ocurre con el aspecto formativo. El 60,3% de los niños discapacitados prefiere no invertir mucho tiempo estudiando y empezar a trabajar pronto. Para las personas con discapacidad, el empleo es un activo aún más importante que para el resto, puesto que es el vehículo que les va a permitir ser más autónomos y sentirse parte de la sociedad. Los niños con discapacidad han sido educados en esta mentalidad y por ello se decantan por la opción de trabajar cuanto antes”, explica la pedagoga.


 


 


*  *  *  *


 


 


Más información:


 


Adecco


 


Contenidos relacionados en aprendemas.com:


 


La vida de los 6 a los 14 años es más difícil de lo que pensamos, según un estudio


 


¿En verano es posible conciliar la vida laboral y familiar?


 


El entorno familiar, causa principal en la agresividad de un niño


 


La madre sigue siendo quien más tiempo y de mejor calidad dedica a los hijos


 


Aprendizaje del inglés en edades tempranas: la televisión como herramienta


 


Más noticias de Educación, Formación y Empleo publicadas en a+