Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Los militares despedidos podrán regresar al ejército como reservistas

Defensa ha desarrollado recientemente la figura del reservista voluntario, con el fin de contar con civiles preparados para incorporarse al Ejército en caso de necesidad. Los 577 militares despedidos a finales de 2003 están valorando la posibilidad d

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Los militares despedidos podrán regresar al ejército como reservistas

De excelentes profesionales a excedentes profesionales. El primer calificativo fue el otorgado por José Rivas, concejal del PP en Pontevedra y miembro de la Comisión de Defensa del Congreso, a los militares que deben abandonar el Ejército. Pero alabanzas como ésta no han sido suficientes, y son ya 577 los militares despedidos por el Ministerio que dirige Federico Trillo.


 


El problema de los despidos en el Ejército, ya mencionado anteriormente por Aprendemas.com, se produce en cumplimiento de la Ley de Personal de las Fuerzas Armadas de 1999, según la cual los militares que cumplan más de 12 años de servicio o más de 35 años de edad (38 para militares de complemento), deben abandonar el servicio.


 


Sin embargo estos profesionales se encuentran ahora con una nueva oportunidad. El Ministerio de Defensa acaba de desarrollar la figura del reservista voluntario, con el objetivo de contar con un grupo de ciudadanos dispuestos a incorporarse a filas en caso de ser reclamados. Los militares despedidos estudian solicitar en bloque las 300 primeras plazas.


 


La Figura del reservista ya estaba contemplada en la Ley de Personal y ha sido desarrollada recientemente por el Reglamento del Reservismo Voluntario publicado en el BOE el pasado 24 de diciembre. El principal aliciente para ser reservista es que en caso de pasar a situación activa se recibe una indemnización de carácter económico durante el tiempo que dure el servicio.


 


La actual convocatoria contempla un total de 340 plazas. Entre los requisitos para optar a reservista se citan ser español mayor de edad, y menor de 41 años para oficiales y de 39 para tropa y marinería, así como las titulaciones exigidas en cada caso. Las plazas se adjudicarán por el sistema de concurso.


 


El Ministerio ha modificado además, mediante la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos Generales, varios artículos de la Ley de Personal. Con el cambio las personas que adquieran la condición de reservistas podrán serlo hasta los 61 años en el caso de oficiales y suboficiales, y hasta los 58 en el de la tropa. Esto da facilidades a los militares recientemente despedidos, que podrán ser reservistas durante más tiempo.


 


Los interesados pueden enviar su solicitud hasta el 29 de enero, y la asignación de plazas tendrá lugar el próximo 9 de febrero. De las 340 plazas 100 son para oficiales, 75 para suboficiales y 165 para soldados de tropa y marinería. Está previsto que se desarrollen nuevas convocatorias a lo largo de 2004, hasta cubrir un total de 1000 plazas.


 


La ley recoge tres tipos de reservista. Son llamados reservistas temporales son los militares que finalizan su relación con el Ejército, bien sea por edad, años de servicio o voluntariamente. Es decir, los militares despedidos están ya en esta categoría.


 


Los reservistas voluntarios son, según la ley, los españoles que resulten seleccionados para adquirir tal condición al optar a las plazas que se convoquen al efecto (las que nos ocupan). Y los reservistas obligatorios, aquellos que sean reclamados como tales por decisión del Gobierno, en momentos de necesidad especial, como conflictos armados, etc.


 


Si los militares despedidos optaran finalmente por solicitar plaza de reservista voluntario serían los primeros en acceder a ellas, ya que en su mayoría cuentan con una experiencia militar de cerca de 12 años. En tal caso el número de reservistas del ejército no aumentaría ya que sencillamente los que ahora son reservistas temporales pasarían a ocupar plaza de reservista voluntario.


 


A pesar de esta nueva posibilidad para los despedidos, varios medios militares no ocultan su perplejidad por la falta de previsión del Ministerio en la política de personal, y por el hecho de que se den de baja efectivos mientras por otro lado no se consiguen completar las convocatorias para nuevos soldados.


 


Según cita el diario La Razón existe un malestar especial entre los mandos del Ejército de Tierra por verse afectados con muchos más despidos que otros cuerpos, como por ejemplo la Armada (350 frente a 24). Esto se debe a que la Armada dio facilidades a los marineros más antiguos, que pudieron presentarse varias veces a las pruebas para convertirse en tropa permanente.


 


Por otro lado, el Ejército sigue con su política de captación de nuevos aspirantes para ingresar como militar profesional. La última propuesta del Ministerio regido por Federico Trillo es la de ofrecer becas para la realización de estudios en diferentes niveles con el compromiso de servir en las Fuerzas Armadas durante un período posterior.


 


Las becas para los aspirantes a soldados de tropa y marinería irían encaminadas a facilitar la terminación de la enseñanza obligatoria, aunque no a sufragar el coste de dicha enseñanza al ser ésta gratuita. Se trataría por tanto de medios económicos destinados a transporte, material escolar, etc. La cuantía que se estima apropiada es de unos 1000 euros por curso.


 


Se contemplan también becas para los estudiantes universitarios que adquieran el compromiso de incorporarse como militares de complemento. Al ser el coste de la formación universitaria mucho mayor, estas ayudas supondrían un total de 2.500 euros por curso.


 


 


****


 


 


Enlaces de interés:


 


Ley de Régimen de Personal de las Fuerzas Armadas


 


Web Oficial Ministerio de Defensa


 


El acceso de Universitarios a las Fuerzas Armadas


 


Oferta de plazas del año 2003


 


Requisitos para ser oficial de carrera


 


Requisitos para ser oficial de complemento


 


Armada Española


 


Noticias y otros contenidos en Aprendemas.com :


 


Más de 900 plazas para universitarios en las Fuerzas Armadas


 


Novedoso programa de formación y recolocación de militares


 


Los títulos del Ejército, ascendidos a oficiales


 


El ejército unifica tres de sus academias y reestructura sus planes formativos


 


Un soldado cualificado en un ejército profesional


 


Cursos de Formación Profesional en a+