Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Los libros con animales pueden distorsionar el aprendizaje objetivo de los niños

Se impide que puedan tener un conocimiento real sobre los animales y la naturaleza al ver que hay especies animales que hablan o que llevan ropa como los humanos.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Los libros con animales pueden distorsionar el aprendizaje objetivo de los niños
Estudiantes-grado-INEEs habitual que muchos padres dejen ver a los niños dibujos animados en los que hay personajes que son animales o leer libros en los que igualmente figuran. Una lectura o tiempo delante de la pantalla que inicialmente puede parecer inofensiva para el niño, pero que tiene consecuencias negativas sobre su proceso de aprendizaje. [Ver cursos de Psicología]

 

Lo pone de manifiesto un estudio realizado por investigadores del Departamento de Psicología Aplicada de la Universidad de Toronto en el que se refleja que los dibujos o libros que tienen animales con rasgos o características que son humanas dificultan que el niño tenga un aprendizaje objetivo y que puedan comprender en realidad cómo es el mundo de la naturaleza y de los animales.

 

Los investigadores ponen ejemplos de personajes tan conocidos como el ratón Mickey Mouse o el oso Winnie the Pooth, figuras de las que destacan que pueden ser malas para el aprendizaje de los niños puesto que, por ejemplo, los animales no hablan y tampoco usan ropa como los humanos en la vida real.

 

Una dificultad de aprendizaje que, sobre todo, se produciría entre los niños que tienen menos de cinco años de edady que atañe sobre todo a la capacidad del niño para aprender hechos reales y a su conocimiento sobre los animales y el mundo natural. Ante esta situación, los investigadores abogan por que los niños lean lecturas más objetivas.

 

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores realizaron pruebas con niños de entre tres y cinco años de edad. Unos leyeron libros de animales, mientras que otros tuvieron que hacer una lectura de libros en los que a los animales se les daban características de las personas.

 

Posteriormente, los investigadores analizaron el conocimiento que tenían los niños sobre la vida silvestre. El estudio permitió evidenciar que aquellos niños que habían oído historias sobre animales que hablan eran más propensos a pensar que los animales realmente pueden hablar como los humanos.

 

 

¡Sigue a aprendemas.com en FacebookTwitterTuenti y LinkedIn!

 

 

Más información:

 

Do cavies talk?: The effect of anthropomorphic books on children's knowledge about animals