Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Los jóvenes que comen más de cuatro veces al día están más delgados

Los alimentos que se ingieren y las cantidades que se consumen tienen una relación directa con la obesidad o el aumento de peso, sobre todo, en la adolescencia, etapa de la vida en la que hay que prestar especial atención a los hábitos saludables par

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Los jóvenes que comen más de cuatro veces al día están más delgados
Estudiantes-grado-INELa alimentación y las pautas alimentarias adecuadas tienen un efecto positivo en el control del peso. Pero no es el único factor que influye. También es importante la velocidad a la que se ingieren los alimentos. Al menos así se pone de manifiesto en una investigación realizada por científicos del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición (ICTAN) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que han descubierto que los hábitos saludables como comer cuatro veces al día o a una velocidad adecuada hace que los jóvenes estén más delgados. [Ver cursos de Nutrición]

 

Y es que según la investigación, que ha sido publicada en el Journal of Adolescent Health, estos hábitos saludables presentan una menor cantidad de grasa corporal con independencia del deporte que se practique.

 

Una conclusión a la que el equipo de investigadores llegó tras medir los niveles de grasa a través de la suma de seis pliegues cutáneos y el perímetro abdominal y la actividad física de 1.978 adolescentes, siendo 1.017 chicas, de entre 13 y 18 años de edad de Granada, Madrid, Murcia, Santander y Zaragoza.

 

Los resultados reflejaron que los chicos medían y pesaban más, aparte de poseer un mayor perímetro de la cintura y comer más rápido durante las comidas. Sin embargo, la grasa que acumulaban era menor.

 

Los investigadores también apreciaron el efecto positivo del desayuno diario sobre la obesidad, que puede ser especialmente importante en los adolescentes varones que no practican ninguna actividad física, ya que los varones que se saltaban esta comida presentaban un valor de grasa corporal más alto.

 

Este estudio es especialmente importante porque la maduración sexual y el aumento de la talla y peso son las características que marcan las necesidades nutricionales de los adolescentes que en esta etapa aumentan aproximadamente el 20% de la altura que tendrán como adulto y el 50% de su masa muscular y ósea.

 

En estos procesos, según explican los investigadores, se precisa de una elevada cantidad de energía y nutrientes, por lo que la alimentación debe ser diseñada para cubrir el gasto que se origina.

 

De esta manera, es importante que en la adolescencia se consuman las cantidades necesarias de calcio, hierro y zinc, ya que son los tres minerales fundamentales. Por ejemplo, el calcio es clave para el crecimiento de la masa ósea, mientras que el hierro interviene directamente en el desarrollo de tejidos hemáticos y del tejido muscular. Por su parte, el zinc es básico para el desarrollo de la masa ósea y muscular, aparte de estar relacionado con el crecimiento del cabello y las uñas.

 

Por este motivo, la alimentación diaria de los adolescentes tiene que contemplar tres o cuatro tazas de leche o un yogur para aportar calcio, vitamina D y riboflavina, además de por cinco o seis raciones de fruta o verduras y dos porciones de productos alimenticios proteínicos magros. También hay que tomar de seis a once porciones de cereales, pasta, arroz y patata y tomar pequeñas cantidades de alimentos ricos en grasa y en azúcar.

 


 

¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twitter, Tuenti y LinkedIn!

 

 



 

Más información:

 

CSIC

 

Noticias relacionadas en aprendemas.com:

 

Las claves de una buena alimentación antes de un examen