Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Los hijos de inmigrantes que viven en Barcelona no se sienten discriminados

Los hijos de inmigrantes residentes en Barcelona no sienten rechazo por parte de la población autóctona y tienen elevadas aspiraciones formativas, según el estudio "La segunda generación en Barcelona. Un estudio longitudinal", efectuado por distintas

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Los hijos de inmigrantes que viven en Barcelona no se sienten discriminados

Se entiende como “segunda generación” a aquellos jóvenes nacidos en España de padre o madre extranjeros, o bien nacidos en el exterior pero asentados en nuestro país antes de los 12 años. La encuesta se realizó a adolescentes de 12 a 17 años, de todas las nacionalidades, que cursaban 2º y 3º de la ESO principalmente. El país de origen predominante fue Ecuador, seguido de Colombia, Perú, Bolivia, República Dominicana, China, Pakistán y Argentina. El 60% pertenecen a países latinoamericanos, y sólo los jóvenes ecuatorianos representan un tercio de total. Todos estos datos demuestran que la emigración latinoamericana se dirige, principalmente, a EE.UU y España.


 


Según el estudio, el primero de estas características hecho en un país europeo, más de la mitad de los hijos de inmigrantes nunca se ha sentido discriminado en Barcelona y sólo un 6% afirma haberse sentido así “muchas veces”, pero más por razones de idiosincrasia que por raza o nacionalidad.


 


En general, la estructura familiar dominante entre esta población es la tradicional. Un 65,9% viven con ambos padres, biológicos o adoptivos. El resto convive, en su mayor parte, con sus madres, bien solas o acompañadas. Además, un 15% de padres y un 3% de madres de los chicos consultados no viven en España. Alrededor de un 48% de padres y madres posee ya la nacionalidad española y un 3% estaría, según afirman los encuestados, en situación irregular.


 


Los padres de los alumnos de colegios concertados tienen niveles de educación superior a los de los alumnos de colegios públicos. Un 25,3% de los padres de estudiantes de centros concertados accedieron en alguna medida a la universidad, contra el 15,5% que están en la misma situación y han llevado a sus hijos a colegios públicos. En cuanto a las ocupaciones que tienen los progenitores, casi todos ellos están situados en trabajos de media-baja o baja cualificación, como jornaleros, peones, personal de limpieza, servicio doméstico o camareros. El 15% de los jóvenes encuestados afirma sentirse orgulloso de sus padres, aunque el 15% señala sentirse avergonzado.


 


Expectativas laborales y educativas


 


Cuando se les pregunta por sus expectativas profesionales, un 21,4% de alumnos de colegios públicos señaló trabajos de nivel bajo o medio, mientras que un 40% aspiraba a profesiones como ejecutivo, abogado, profesor o médico. Lo mismo ocurre con las aspiraciones educacionales: los alumnos de los centros concertados las tienen mayores, aunque en general son altas, puesto que la mitad del total de entrevistados aspira a educación universitaria. Existe, sin embargo, una brecha entre sus aspiraciones y sus expectativas formativas. El 56,9% aspira a estudiar en la universidad, pero sólo un 38,3% confía en lograrlo. Un 10% aspira a un postgrado universitario, pero sólo un 6,1% cree en sus posibilidades.


 


En cuanto al profesorado, la gran mayoría valora positivamente la actitud del docente, la disciplina y la claridad de la enseñanza (si bien la valoración es más alta en los concertados). Sin embargo, casi la mitad de los estudiantes de centros concertados y algunos más de los públicos evidencian que hay pandillas y peleas interraciales en sus colegios, y más de una tercera parte afirma que éstas interfieren en sus estudios.


 


El 75,6% de los entrevistados cree que las personas de color tienen las mismas posibilidades de avanzar en España que las blancas. Y cuando se les pregunta por su religión, un tercio se declara católico, y un porcentaje algo más amplio cristiano. Les siguen los que se reconocen como cristianos ortodoxos y protestantes (10%) y los musulmanes (10%).


 


Religión y residencia


 


Para los alumnos, más importantes que la religión es la identidad nacional. Sólo un tercio se considera español (los que más tiempo llevan en España), el resto se identifica con su nacionalidad de origen. El 24,3% quiere vivir en España, mientras que el 26,9 prefiere Norteamérica. En Europa Occidental desean establecerse más de un 40% de los alumnos entrevistados.


 


Los datos del estudio apuntan a que es probable que la sociedad española logre integrar con éxito a sus nuevos miembros. El informe ha contado con el patrocinio de la Fundación Spencer de Chicago, y ha sido realizado en 79 colegios públicos y concertados, y 3.577 individuos (un 46% chicas y un 54,5% chicos) pertenecientes al área metropolitana de Barcelona, con el apoyo de la Consejería de Educación de la Generalitat de Cataluña en otoño e invierno de 2008.


 


A la muestra se añadieron intencionadamente algunos colegios públicos en zonas de gran concentración de inmigrantes, aunque no hubo diferencias significativas en las respuestas de una u otra área. El objetivo es volverles a repetir la encuesta dentro de unos años, para ver cómo han evolucionado estos jóvenes.


 


 


*  *  *  *


 


 


 


Más información:


 


Universidad Pontificia Comillas


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


El 57% de los inmigrantes musulmanes cumple sus expectativas en España


 


La Cámara de Madrid ayudará a los inmigrantes a crear su propia empresa


 


Casi el 67% de los inmigrantes de Madrid no ha recibido formación desde su llegada


 


La tarjeta azul europea para inmigrantes cualificados cada vez más cerca


 


Caixa Cataluña asesora a inmigrantes con idea de abrir negocios en su país de origen


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+