Los estudiantes franceses toman la calle contra el empleo precario

Alumnos universitarios y estudiantes de secundaria, junto con otros colectivos sociales y políticos de izquierda, mantienen el pulso contra el primer ministro del Gobierno francés, Dominique de Villepin, acerca del contrato del primer empleo. El nuevo panorama laboral prevé un período de prueba de dos años y permite el despido libre a los trabajadores menores de 26 años.

 

Francia vive durante estos días una auténtica revolución social, en la que los estudiantes universitarios vuelven a ser una vez más los auténticos protagonistas. Si hace tan sólo unos meses las protestas contra el Gobierno arrancaban desde los jóvenes menos favorecidos por la política económica gubernamental, quienes protagonizaron numerosos actos vandálicos con la quema de toda clase de vehículos como principal arma de protesta, ahora les toca el turno a todos los jóvenes en general, que se niegan a aceptar la entrada en el escenario del mercado de trabajo del CPE, o contrato del primer empleo.

 

 

 

Tanto es así que el pasado fin de semana, más de un millón de personas según los organizadores, se manifestaron en las calles de numerosas ciudades francesas para protestar contra lo que ellos consideran una enorme discriminación laboral. El nuevo contrato de trabajo prevé un período de prueba de dos años y permite el despido libre a los trabajadores menores de 26 años. En el caso de despido, la medida contempla el preaviso, una indemnización, derecho a cobrar el subsidio de desempleo y acceso a la formación.

 

 

 

El objetivo del Gobierno francés, y más en concreto de su primer ministro, Dominique de Villepin, es el de dar más facilidades a las empresas para la contratación de miles de jóvenes durante los próximos meses y paliar así en cierta medida el grave problema de desempleo que afecta a la población de edad más joven.

 

 

 

El nuevo mapa laboral cuenta con el rechazo frontal de la mayoría de organizaciones sindicales, asociaciones de estudiantes y partidos políticos de izquierda. La movilización estudiantil contra el nuevo contrato de trabajo, afecta ya a más de la mitad de las 84 universidades del país y empieza a cuajar entre los estudiantes de enseñanza secundaria. La situación ha llegado a ser tan grave que durante la pasada semana, en el transcurso de diversos actos de protesta, se produjeron numerosos enfrentamientos entre los manifestantes y policías antidisturbios con intercambio de gases lacrimógenos y proyectiles diversos, con el resultado de un sindicalista en estado de coma.

 

 

 

A pesar de todo, el primer ministro francés, que cuenta también con el apoyo del presidente de la República, Jacques Chirac, ha reiterado en numerosas ocasiones su determinación a aplicar la ley que instaura el CPE y que fue aprobada de forma definitiva por el Parlamento la pasada semana. No obstante de Villepin se ha mostrado dispuesto a realizar ciertas modificaciones, como la de ofrecer una formación de tres meses remunerada a los jóvenes cuyo contrato del primer empleo se rompa durante el período de prueba de dos años. “El CPE funcionará, miles de contratos se firmarán en los primeros meses, miles de empleos están en juego para los jóvenes de este país”, declaró el primer ministro durante la pasada semana en la sesión de control parlamentario al Gobierno ante la Asamblea Nacional. 

 

 

 

Por su parte, el Partido Socialista, principal partido de la oposición, junto a comunistas, ecologistas y radicales de izquierda, han presentado un recurso ante el Consejo Constitucional por vulneración del principio de igualdad entre los trabajadores, así como la ausencia de consulta previa al Consejo de Estado del texto aprobado. En concreto, los opositores a las nuevas medidas para el empleo consideran que la reforma laboral introduce una discriminación inconstitucional basada en la edad del asalariado, además de ir en contra del Convenio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Carta Social Europea, donde se establece que ningún trabajador puede ser despedido sin motivo y pregona una duración razonable del período de prueba.

 

 

 

A día de hoy, Dominique de Villepin sigue inflexible en su postura y ha rehusado “capitular” con el nuevo contrato laboral para los jóvenes, sobre todo en lo que se refiere a la justificación del despido, aunque se ha mostrado abierto a rebajar el período de prueba de dos años. Precisamente se trata de los dos puntos más criticados por los sindicatos y organizaciones estudiantiles, que conservan como condición previa para negociar la retirada del CPE. Las protestas siguen sucediéndose y unos 40.000 estudiantes se manifestaron ayer de nuevo en varias ciudades francesas según la Policía Nacional, con un saldo de 37 detenciones y tres agentes heridos leves.

 

 

 

Por otra parte la crítica situación francesa que se da en materia de empleo juvenil, ha provocado en España los primeros movimientos al respecto por parte de algunos partidos políticos. En este sentido, el diputado de CIU, Carles Campuzano, va a solicitar en el Congreso al ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, la adopción rápida de medidas para mejorar el empleo de los jóvenes y la promoción de su estabilidad laboral. Concretamente, el diputado catalán solicitará el establecimiento de un mejor tránsito de la formación al empleo, la seguridad, la estabilidad y la empleabilidad.

 

 

 

El diputado Campuzano se basa en que, además del alto índice de paro, los jóvenes sufren una elevada temporalidad en el empleo por culpa de los contratos de poca duración, lo que provoca que se encadenen sucesivamente varios contratos de trabajo con una empresa, en la misma o en diversas actividades profesionales, perjudicando tanto el aprendizaje como la inserción laboral de los asalariados más jóvenes. Además, este grupo parlamentario ve necesario analizar la situación actual de las prácticas laborales entre los jóvenes, el acceso al primer empleo y el proceso de inserción plena en el mercado de trabajo.

 

 

 

 

 

*  *  *  *

 

 

 

 

 

Más información:

 

 

 

Presidencia de la República Francesa

 

 

 

Página del Gobierno Francés

 

 

 

Partido Socialista Francés

 

 

 

Contrato del Primer Empleo

 

 

 

Organización Internacional del Trabajo (OIT)

 

 

 

Carta Social Europea

 

 

 

Contenidos relacionados en Aprendemas.com:

 

 

 

Crear tu empresa, una alternativa para el empleo, según las Cámaras de Comercio

 

 

 

Fundación SEPI convoca becas para acercar el empleo a los jóvenes

 

 

19ª edición de las Becas CITIUS, un salto al mundo laboral

 

 

 

“Transición a la vida activa”, algunas nociones para primerizos

 

 

 

Sólo un tercio de los recién titulados universitarios busca empleo de forma activa

 

 

 

Dos estudios desgranan las preferencias de los universitarios

 

 

 

Optimismo sobre la creación de empleo según los empresarios

 

 

 

Presentada la lista de las mejores empresas para trabajar en España

 

 

 

Empleo universitario. Las titulaciones más demandadas

 

 

 

Labores administrativas y de comercio exterior, los empleos más solicitados

 

 

 

Los universitarios tardan 3 años en consolidarse en el mercado laboral

 

 

 

Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+