Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Los empresarios madrileños piden la puesta en marcha de un "contrato de crisis"

La Confederación Empresarial de Madrid-CEOE (CEIM) ha hecho público un comunicado por el que solicitan la puesta en marcha de medidas excepcionales para combatir la crisis. Entre las propuestas se encuentra un "contrato de crisis" bonificado, con una

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Los empresarios madrileños piden la puesta en marcha de un "contrato de crisis"

La Junta Directiva de CEIM, que representa a la totalidad del empresariado madrileño, reflexiona sobre la intensidad y la gravedad de la crisis, y la necesidad de tomar medidas urgentes para que los empresarios sigan asumiendo riesgos e invirtiendo. El comunicado, que será remitido a la CEOE, al Gobierno, la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento, afirma que a la grave recesión que estamos atravesando globalmente se le une una crisis propia de España, lo que explica el peor comportamiento de la economía española respecto a la media europea.


 


Para frenar la destrucción de empleo es necesario, según CEIM, una reforma que flexibilice la entrada y salida del mercado laboral, de forma que los empresarios puedan adaptar su plantilla a las circunstancias actuales sin trabas administrativas. Por ello proponen que se unifique la indemnización por despido, cualquiera que sea su causa, en el entorno de 20 días por año trabajado para los nuevos contratos. Así, mientras se procede a la reforma laboral los empresarios solicitan un nuevo “contrato de crisis” bonificado y con una indemnización por despido similar a la establecida en la legislación actual para despidos por causas económicas.


 


Además, sugieren que la prestación económica de las bajas laborales se sufrague por el sistema público desde el primer día e impulsar las políticas activas y los servicios públicos de empleo, lo que debería acompañarse de unas reglas claras de competencia real para el funcionamiento de los mercados, un proceso de liberalización de empresas e instituciones públicas y un buen funcionamiento de los organismos reguladores de los mercados.


 


Falta de liquidez


 


Para CEIM, el principal problema para las empresas es su falta de liquidez, por lo que pide la creación de un observatorio que garantice que el dinero público facilitado a las entidades financieras llegue tanto a empresas como a ciudadanos. Además, solicita al Gobierno que garantice la liquidez de las empresas a través del aplazamiento del pago del IVA durante 9 meses a todas las compañías que lo soliciten, lo que supondría que éstas no pagarían el IVA hasta finales del año. Asimismo, propone un aplazamiento del pago de las cuotas a la Seguridad Social en al menos tres meses sin gasto de demora y que se garantice por ley que todas las Administraciones públicas paguen a 60 días a sus acreedores.


 


Según CEIM, el Impuesto de Sociedades debería situarse en el entorno del 25 por ciento y las cotizaciones a la Seguridad Social deberían reducirse en 5 puntos hasta homologarse a los niveles medios europeos. Los empresarios también piden que se apruebe una reducción a la mitad del Impuesto de Sociedades para las pymes, de forma que los primeros 120.000 euros de beneficios tributen al 12,5%, tal y como hace ya Portugal. A su juicio, también sería necesaria la eliminación de aquellas tasas que no tienen justificación por gravar servicios de carácter general que tienen que ser presentados por las administraciones, y la ampliación de los productos y servicios que se acogen al IVA reducido y superreducido.


 


Sector público


 


En cuanto al sector público, los empresarios piden que se aprueben reducciones de gasto corriente innecesario sobre los presupuestos que, en su opinión, en muchos casos deberían ser equivalentes al porcentaje de déficit previsto para cada Administración. También solicitan que se revise urgentemente la política retributiva del sector público, que se restrinja al máximo la oferta de empleo público y que se externalicen todos los servicios públicos en los que la iniciativa privada sea más eficiente, lo que conllevaría un abaratamiento de los costes.


 


Por último, CEIM apuesta por la necesidad de impulsar la presencia exterior de las compañías españolas, y considera que los grandes retos de futuro se encuentran en los sectores de la educación y la innovación. Por su parte, el presidente de CEIM, Arturo Fernández, señala que “los empresarios quieren seguir asumiendo riesgos e invirtiendo, pero será imposible si no se adoptan medidas excepcionales para la recuperación de la confianza”.


 


 


*  *  *  *


 


Más información:


 


CEIM


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


La salida al desempleo: conversión a autónomo


 


Ya hay más de 3,3 millones de parados en España


 


Acciones y medidas para ayudar a combatir la crisis


 


Especial “Todos contra el Paro”


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+