Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Los dispositivos móviles marcan la brecha digital de género en España

Aunque la brecha digital de género se ha reducido en los últimos años, las diferencias siguen presentes especialmente ante complejidades técnicas, donde ellos demuestran ser más hábiles.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Los dispositivos móviles marcan la brecha digital de género en España
Estudiantes-grado-INE 

Internet también marca diferencias entre hombres y mujeres aunque, por suerte, cada vez menos. El informe “La brecha digital de género en España: análisis multinivel (España, Europa, Comunidades Autónomas)”, realizado por el Observatorio e-igualdad de la Universidad Complutense de Madrid y financiado por el Instituto de la Mujer, asegura que la brecha digital de género en el acceso a Internet sigue existiendo pero se ha reducido, al pasar de los 26 puntos en 2004 a 7’5 en 2010. Sin embargo, las diferencias entre hombres y mujeres se incrementan a medida que las tareas implican un mayor grado de habilidad técnica.



La directora general de Igualdad de Oportunidades y del Instituto de la Mujer, Carmen Plaza Martín, acompañada por la catedrática de Economía Aplicada de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense e investigadora principal del estudio, Cecilia Castaño, han presentado este miércoles los resultados de esta investigación que apunta que aunque la inclusión digital avanza en España, la brecha entre hombres y mujeres persiste. Incluso en el tipo de uso: mientras que ellos buscan contenidos relacionados con el ocio y el consumo, ellas lo hacen con servicios relacionados con el bienestar social.

 

Aun así, es evidente la importante difusión de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en España durante 2010. Y ahora, habrá que seguir trabajando para reducir esas diferencias que los expertos han agrupado en tres tipos diferentes: brecha digital de género que  aparece en el acceso a la tecnología; brecha en la intensidad y las pautas de uso, conectadas a su vez con las de acceso, formación y habilidades; y la brecha digital de género relativa al uso de los servicios TIC más avanzados, como la conexión a través de dispositivos móviles.

 

La primera brecha digital, según el estudio, está casi superada. La generalización del acceso a Internet en nuestro país ha hecho que esta diferencia se haya reducido de los 26 puntos que alcanzaba en 2004, a los 7,5 puntos en 2010. A esta mejora contribuyen la edad y el nivel de estudios de los españoles. Las comunidades autónomas de Valencia, Murcia, Ceuta y Melilla son las que presentan los mayores niveles de desigualdad en el acceso al ordenador e Internet.

 

La brecha digital centrada en la intensidad y las pautas de uso también ha seguido una tendencia positiva. No obstante, la frecuencia en el uso de Internet por parte de las mujeres es menor y los usos que mujeres y hombres hacen de las TIC son muy diferentes. La habilidad técnica juega a favor de ellos. Además, respecto al uso del comercio electrónico, ellas prefieren comprar productos de alimentación, entradas para espectáculos o medicamentos, mientras que ellos adquieren en mayor medida equipos informáticos, juegos de ordenador o acciones y seguros.

 

En este sentido, Extremadura y Canarias son las comunidades que presentan mayores diferencias en relación a la frecuencia en el uso diario del ordenador, con niveles de brecha que cuadruplican la media nacional.

 

En comparación con Europa

 

La tercera brecha digital, relativa a servicios TIC más avanzados, se ha reducido significativamente en 2010 e incluso ha alcanzado ventajas femeninas en algunos apartados. No obstante, el estudio recoge que los hombres son los que más se conectan a Internet a través de su dispositivo móvil. En este aspecto, la desigualdad es muy acusada en toda España, especialmente en Ceuta y Melilla, Baleares, País Vasco y Cantabria. Todo lo contrario sucede en Murcia, Madrid y Galicia.



Y con respecto a Europa, España sigue por detrás en lo que a comercio electrónico se refiere pero la distancia se reduce: ha pasado de la posición 17 en 2006 a la 23 en 2010.

 

En cuanto al acceso a Internet, nuestro país ocupa el cuarto puesto, dentro de la media Europea, y se ha experimentado una notable mejoría, en términos absolutos, en la frecuencia de uso de forma paralela al resto de Europa.

 

En el acceso a Internet desde dispositivos móviles o en la creación de contenidos propios en páginas web, España se sitúa por encima de la media europea.

 

 


¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twitter, Tuenti y LinkedIn!

 

 



Más información:

 

Estudio “La brecha digital de género en España”

 

Noticias relacionadas en aprendemas.com:



La participación de los padres en Internet con sus hijos es más eficaz que las restricciones



El 65% de los niños menores de 12 años utiliza Internet para hacer deberes