Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Los directivos españoles buscan el equilibrio entre trabajo y tiempo libre

En un mundo donde contar con los mejores empleados marca la diferencia, la cotización de los altos directivos ‘sube como la espuma’. A los ya habituales coches de empresa, dietas de viajes, stock options, seguros médicos etc se les ha unido una nueva

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Los directivos españoles buscan el equilibrio entre trabajo y tiempo libre

La imagen de un directivo plenamente volcado en su trabajo a costa de sacrificar horas de ocio puede estar en vías de extinción según Leadmans. Desde la consultora especializada en la gestión de liderazgo aseguran que cada vez son más los altos ejecutivos españoles que no están dispuestos a que sus obligaciones laborales interfieran de forma decisiva en su vida profesional. Roberto Haig, consultor de la compañía, explica que si bien antes éste factor no existía, “está adquiriendo en los últimos tiempos una relevancia cada vez mayor, marcando la agenda de los directivos españoles y alineando sus hábitos con el resto de países europeos”.


 


Los recursos humanos se han convertido en los últimos años en un factor decisivo dentro de las empresas, para las que contar con el personal más cualificado es un elemento imprescindible para el éxito. Al amparo de estos han ido surgiendo una serie de incentivos destinados a motivar a los altos directivos, aumentar su identificación con cada proyecto y conseguir retenerlos en la empresa. Sin embargo, beneficios sociales que antes se consideraban privilegios como el coche de empresa o el seguro médico se han convertido hoy en día en commodities, ante lo que muchas compañías han optado por utilizar métodos de retribución variable.


 


Haig considera que esta tendencia es “positiva, dado que trata de incentivar el trabajo por objetivos, la productividad, la innovación y el rendimiento del líder”. En este ámbito surgieron las en su día controvertidas stock options (opciones sobre acciones en castellano) y otros sistemas de pago, principalmente económico. Actualmente la tendencia no aboga tanto por el lado monetario, que si bien sigue siendo importante, ha dejado paso a otros elementos menos tangibles. Así, el gran protagonista de las herramientas y acciones para la motivación del directivo ahora mismo son las garantías para alcanzar un equilibrio entre la vida personal (sobre todo familiar) y la profesional.


 


Según indica Haig, la conciliación trabajo-familia aparece de forma invariable en todas las negociaciones llevadas a cabo por Leadmans para la contratación de directivos en los últimos años, tanto las orientadas al cambio profesional como a la gestión de liderazgo. Es una de las principales fuentes de de satisfacción o frustración dentro de la empresa y según el consultor “observamos que directivos de los más variados sectores y tipos de personalidad tienen hoy muy en cuenta, dentro de su situación laboral, el tiempo que dispone para dedicar a su familia, sus aficiones o para actualizarse”.


 


Se trata de unas reivindicaciones que hasta hace bien poco no existían en España, aunque sí en el resto de Europa, donde los dirigentes hace tiempo que han logrado equilibrar su dedicación al trabajo y la familia. Haig comenta al respecto que “cada vez un mayor número de directivos españoles trata de imponerse un régimen en el que el día de trabajo empieza a primera hora, las horas de comida se reducen, y se persigue la máxima productividad, con el fin de que el día pueda finalizar también para los directivos a una hora que deje tiempo para uno mismo y para la familia”. La posición de liderazgo de sus empresarios en este sentido es la que posibilitará que la cultura de conciliación entre la vida laboral y familiar se afiance definitivamente en las compañías nacionales.