Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

Los controladores aéreos se quejan de las presiones para realizar la prueba de inglés

Los controladores aéreos tendrán que tener un nivel mínimo de inglés. Sin embargo, pese a que la legislación señala que la realización de las pruebas lingüísticas son voluntarias y que pueden hacerse en cualquier Centro de Evaluación de Competencias,

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Los controladores aéreos se quejan de las presiones para realizar la prueba de inglés

La Asociación Profesional de Controladores de Tránsito Aéreo (Aprocta) ha puesto de manifiesto el incumplimiento de la Directiva de Licencia de Controlador Aéreo. Según esta asociación, AENA, con el consentimiento de la Agencia Espacial de Seguridad Aérea (AESA), no está cumpliendo con la formación que se contempla en dicha directiva en referencia a la competencia lingüística, según Europa Press. [Ver cursos de Controlador aéreo]


 


De acuerdo con el secretario general de Aprocta, Jesús Gómez, Aena quiere enmendar ahora “rápido y mal” un descuido que procede desde el año 2006 -fecha en la que se publicó la directiva europea-, y que tiene que ser resuelto antes del día 5 de marzo de 2011, dado que a partir de ese día será preciso que los pilotos de cualquier compañía demuestren un determinado nivel de inglés certificado por alguno de los Centros Evaluadores de Competencia, siendo el nivel mínimo de inglés requerido el cuatro de los seis posibles.


 


Pero además, los controladores tendrán también que demostrar niveles similares de inglés como consecuencia de las normas de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), organismo dependiente de la ONU. En este caso, para poder atender vuelos internacionales, tendrán que tener un nivel mínimo que es el cuatro de los seis. No obstante, los pilotos que obtengan el nivel cuatro deberán renovar el certificado cada tres años, mientras que los que consigan el cinco tendrán que hacerlo cada seis años. Por su parte, los que consigan el nivel máximo tendrán un certificado de una forma vitalicia.


 


Ante esta situación, la asociación denuncia amenazas a los profesionales que siguen esperando recibir la primera hora de formación sobre emergencias, situaciones anómalas, cursos de refresco y de formación lingüística. Estas amenazas se basan en notificaciones de la AESA en las que se indican multas de hasta 225.000 euros o la pérdida de la licencia por no realizar unas pruebas lingüísticas que son voluntarias.


 


Por ello, los controladores no comprenden por qué motivo la AESA les obliga a hacer esta prueba voluntaria ni que tampoco se tenga que realizar con SENASA como examinador, puesto que la directiva considera que se puede hacer en cualquiera de los Centros Evaluadores de la Competencia.


 


Además, desde Aprocta indican que con el examen elegido por AENA para evaluar el conocimiento de inglés se puede dar el caso de que haya controladores que, con un nivel suficiente del idioma, no superen la prueba por la complejidad que entraña su desarrollo, no contemplándose ninguna garantía ni solución para los controladores que no superen dicho examen.


 


 


*  *  *  *


 


 


Más información:


 


Asociación Profesional de Controladores de Tránsito Aéreo


 


Contenidos relacionados en aprendemas.com:


 


“El nivel salarial de los controladores aéreos es tres veces superior al de un juez”


 


El Ministerio de Fomento formará a 300 controladores aéreos a 3 años vista


 


El Gobierno regula el requisito de competencia lingüística del sector aeronáutico


 


El Gobierno rebaja la titulación y la edad para ser controlador aéreo


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+