Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Los bebés pueden prever acontecimientos de forma racional y precisa

La capacidad humana de raciocinio es poderosa y coherente incluso desde la más tierna infancia. Es la conclusión a la que ha llegado un grupo de científicos internacionales coordinados por la Unidad de Cognición y Cerebro de la Universidad Pompeu Fab

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Los bebés pueden prever acontecimientos de forma racional y precisa
Estudiantes-grado-INELos seres humanos hacemos predicciones compilando diferentes fuentes de información. Nuestras predicciones racionales son primordiales, incluso más que las basadas en la mera experiencia. Así, nuestra capacidad de raciocinio es extremadamente rica, poderosa y coherente incluso desde la infancia.

 

Esta es una de las conclusiones a las que ha llegado un grupo de investigadores internacionales coordinados por la Unidad de Cognición y Cerebro del Departamento de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de la Universidad Pompeu Fabra. Este estudio ha sido portada de la prestigiosa revista Science el pasado 27 de mayo. [Ver cursos de Investigación]

 

En el trabajo, los investigadores han demostrado que ante una variedad de estímulos complejos los bebés adoptan un comportamiento racional, lo que se ha llamado “racionamiento puro”. La capacidad racional de los niños se evalúa generalmente midiendo el tiempo de respuesta ante un determinado estimulo visual que actúa como indicador de sorpresa.

 

En el niño, el estimulo visual le despierta una mayor atención cuanto más alejado está de sus expectativas según su experiencia previa. Esta respuesta es que ha sido analizada a través de diferentes experimentos realizados a bebés de doce meses de edad que todavía no habían desarrollado la capacidad del habla. El estudio ha constatado que cuando a los bebés se les muestran diferentes objetos complejos, elaboran expectativas precisas sobre el comportamiento inmediato de los objetos.

 

Los bebés tienen estos comportamientos sin haber tenido ninguna experiencia similar previa en el pasado, integrando diferentes fuentes de información de una manera óptima y aplicándola en el lugar preciso. Según los investigadores, el comportamiento racional que desarrollan frente a estímulos variables y múltiples puede ser precisado.

 

 

Más información:

 

Universidad Pompeu Frabra

 

Revista Science