Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Los bebés de cuatro meses son capaces de distinguir castellano y catalán

Los bebés de cuatro meses y medio son capaces de distinguir el idioma castellano y el catalán, tanto si sus progenitores son monolingües como bilingües. Ésta es una de las conclusiones que se han expuesto en el seminario “Los retos de la neurociencia

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Los bebés de cuatro meses son capaces de distinguir castellano y catalán
Estudiantes-grado-INESegún diversos estudios neuronales, los recién nacidos son capaces de distinguir entre algunos pares de idiomas, como el inglés y el francés, o el japonés y el inglés. En el caso del castellano y el catalán, es a los cuatro meses y medio cuando comienzan a distinguirlo, tanto si los bebés pertenecen a una familia monolingüe como si ésta es bilingüe. Sin embargo, y como curiosidad, esta distinción no se produce si el catalán es de Lleida, por su característica pronunciación de las vocales.

 

Este estudio ha sido presentado en el seminario “Los retos de la neurociencia del siglo XXI. Observando el pensamiento y la plasticidad cerebral”, que tuvo lugar en la UIMP, por Nuria Sebastián, coordinadora del Grupo de Investigación en Adquisición y Percepción del Habla de al Universitat Pompeu Fabra.

 

Según Sebastián, la mayoría de las personas no aprenden más de una lengua desde el nacimiento, aunque crezcan en entornos bilingües. La primera lengua se aprende con rapidez porque suele estar localizada en un área específica del cerebro, mientras que la adquisición de una segunda siempre entraña más complejidad. En el caso de las familias en las que uno de los progenitores habla al niño en un idioma y el otro en otra lengua distinta, la que el niño suele aprender primero es, en general, la de la madre, ya que habitualmente ha pasado más tiempo de exposición a su habla. Según los investigadores, los bebés bilingües son capaces de mantener la capacidad para distinguir el sonido de dos idiomas distintos hasta los ocho meses. [Ver cursos de Idiomas]

 

Por otro lado, los estudios revelan la dificultad de muchas personas para aprender un segundo idioma puede deberse a un pequeño déficit auditivo, que sin embargo, no interfiere en el aprendizaje de la lengua materna, pero que afecta a la pronunciación cuando comenzamos a aprender una lengua extranjera.

 

Por su parte, Manuel Carreiras, director del Centro Vasco de Cerebro y Lengua, explicó en la UIMP que la lectura es una destreza que implica mucha práctica y la activación de complejos mecanismos en nuestro cerebro. Por ello, los niños con problemas en esta área suelen fallar en la distinción de las letras o en la conversión de letras a sonidos. Asimismo, en el proceso de lectura tiene vital importancia la asociación entre la ortografía y la fonética. Es más frecuente encontrar a disléxico en inglés que en castellano, ya que en este último idioma hay una conexión más directa entre fonemas y grafemas.

 

 


¡Sigue a aprendemas.com en Facebook, Twitter, Tuenti y LinkedIn!

 

 

 

 



Más información:

 

UIMP

 

Noticias relacionadas en aprendemas.com:

 

Los bebés de 16 meses ya tienen capacidad para detectar el origen de un fracaso

 

Los bebés pueden prever acontecimientos de forma racional y precisa

 

Los niños que controlan mejor sus emociones abordan los conflictos de manera más positiva