Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Los alumnos de Derecho se manifiestan contra la Ley de Abogacía

Centenares de alumnos de 16 universidades españolas de Derecho salieron a la calle el pasado 1 de diciembre para manifestarse contra la Ley de Abogacía que entrará en vigor en 2011 y expresar sus quejas por la implantación del máster como un paso n

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Los alumnos de Derecho se manifiestan contra la Ley de Abogacía

Los alumnos de las universidades de Derecho en España no están contentos con la Ley de Abogacía que entrará en vigor en 2011 y la consecuente implantación del máster para poder ejercer como abogados o procuradores. Y así lo hicieron saber el 1 de diciembre, saliendo a la calle para expresar sus quejas bajo una misma voz.


 


No están por la labor de aceptar la Ley de Abogacía, entre otras cosas, dicen, porque choca contra el modelo resultante del Espacio Europeo de Educación Superior al añadir un año más, el que corresponde al máster, al año de postgrado fruto del Plan Bolonia.  También señalan que una Ley como la 34/2006, que se aprobó hace cuatro años, hoy en día ya no puede estar vigente teniendo en cuenta las necesidades actuales.


 


Además, según explican algunos alumnos, la consideran una “puerta abierta al intrusismo” porque, según señalan, permite acceder a las profesiones de abogado y procurador a titulados procedentes de otros estudios.


 


Madrid, Sevilla, Valladolid, Salamanca, Málaga, Murcia… Las protestas se han repetido por todo el territorio español, concretamente en los distritos académicos que forman parte de la Conferencia de Representantes Estudiantiles de Derecho de España que, a comienzos del pasado mes de octubre, reunió en Sevilla a sus delegados para concretar la adopción de medidas de rechazo.


 


El nuevo reglamento de acceso a la profesión, como decimos, estipula que los licenciados tendrán que realizar un máster de un año de duración y someterse a un examen nacional para poder colegiarse, algo que afecta a los alumnos que cursan actualmente 2º, 3º y 4º de Derecho y a los de 5º de la doble titulación.


 


Los estudiantes plantean que es necesario que se regulen todos estos aspectos pero que se apliquen a los graduados, es decir, a los que han iniciado sus carreras con la reforma del Espacio Europeo de Educación Superior y no a los que pertenecen al sistema anterior. Reclaman, además, que el examen de homologación nacional se limite a los contenidos que se imparte en el máster y no a los de toda la carrera.


 


En Salamanca, tal y como recoge una información del diario El Mundo, en voz de su delegada, Cristina Rodríguez, pedían “un catálogo de titulaciones de grado que evite el intrusismo laboral, además de una política de becas especiales para Derecho con precios públicos equiparables a una matrícula de grado”. Rodríguez también recordó que el Plan Bolonia exige “60 créditos y no 90, como apunta la ley”.


 


En los foros universitarios, los propios despachos de abogados y asesorías jurídicas de empresas tratan de hacer entender al alumno la necesidad de ver la profesión desde una nueva perspectiva. Precisamente, el mismo día que se manifestaban contra la nueva ley, la Universidad Europea de Madrid organizaba un encuentro entre despachos y asesores jurídicos con los estudiantes con el objetivo de “acercarles a la realidad jurídico-empresarial”. Para ello, se preguntaban cuáles eran los principales retos del abogado del siglo XXI y las conclusiones pasaron, entre otras cosas, por la formación continua, la adaptabilidad y los idiomas. Según Fernando Vivar, socio de Cuatrecasas, “la formación no puede limitarse en ningún caso a los años universitarios, sino que debe continuar una vez finalizados los mismos”.


 


Tras la manifestación del día 1, los representantes de alumnos de las facultades de Derecho han señalado que volverán a reunirse en Madrid para analizar la situación y aprobar nuevas acciones, en el caso de que fueran necesarias. De momento, parece ser que ya han iniciado los contactos con diferentes grupos parlamentarios para recabar apoyos.


 


 


*  *  *  *


 


 


Más información:


 


La formación continua, la adaptabilidad y los idiomas entre los retos del abogado del siglo XXI