Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Leve luz en el horizonte para los becarios de investigación

La situación de los becarios de investigación en España sigue siendo precaria. Así lo ha afirmado recientemente Alfonso Vázquez, presidente de la Asociación de Personal Investigador del CSIC. Pero no está todo perdido: el MEC anuncia mejoras y la Jun

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Leve luz en el horizonte para los becarios de investigación

La situación de los becarios no ha mejora, al menos por el momento. Así lo ha puesto de manifiesto Alfonso Vázquez, presidente de la Asociación de Personal Investigador (API) del Centro Superior de Investigaciones Científica (CSIC), en una charla impartida a investigadores de la Universidad de Valencia. Vázquez afirma que la sociedad no valora la labor de investigación, negándole la consideración de trabajo y en consecuencia el derecho a cobrar un salario digno. La realidad es que en muchas universidades y centros de investigación el porcentaje de becarios alcanza el 50% y en el desarrollo de su actividad se les exige calidad y competitividad a nivel internacional sin respetar en contrapartida su derecho a un contrato de trabajo.


 


A modo de ejemplo, citó el caso del propio CSIC, donde la edad media del personal que se incorpora a la plantilla fija es de 37 años, con las consecuencias en los tiempos de cotización a la Seguridad Social que ello conlleva (imposibilidad de lograr el 100% de la jubilación). Sin embargo, señaló Vázquez, la labor realizada por los investigadores es importantísima, ya que los avances que nos rodean son fruto de esa actividad. Por ello instó al gobierno a cumplir con la promesa electoral de cambiar la situación de precariedad en la que se ven obligados a desenvolverse los becarios de investigación.


 


Por su parte, Mª José San Segundo, Ministra de Educación y Cultura, ha anunciado la intención de equiparar las cuantías de las becas de Formación de Personal Preuniversitario (FPU) con las de Formación de Personal Investigador (FPI) a partir del año 2005, incluyendo a ambos tipos de becarios en el régimen de la Seguridad Social. Otras medidas anunciadas fueron el diseño en detalle de la formación doctoral y post-doctoral, un incremento del 25% del presupuesto anual destinado a Ciencia, Tecnología e Innovación y el reforzamiento de los órganos de cooperación existentes entre Gobierno y Comunidades Autónomas. Además de potenciar la Comisión Interministerial de Ciencia y Tecnología, se prevé la creación de una Conferencia Sectorial y se pretende poner especial cuidado en la cooperación entre los sectores público y privado, impulsando la investigación a todos los niveles. Por otro lado, se están llevando a cabo las convocatorias, desarrollo y resolución de los programas del Plan Nacional de I+D+I y existe la intención de actualizarlo para el periodo 2004-2007. También se proyecta aumentar la participación en proyectos europeos, cooperar en el fomento de la libre circulación de científicos y colaborar con las autonomías para facilitar el regreso de los que ejercen su actividad en el extranjero. Para finalizar, el Ministerio quiere dar a los OPIs (Organismos Públicos de Investigación) más autonomía y flexibilidad en su gestión e incrementar de forma importante los recursos de que disponen.


 


En el ámbito autonómico existe también preocupación por la situación que viven estos becarios. Buena muestra de ello es la medida adoptada por la Junta de Andalucía, que ha anunciado que las becas de los investigadores se convertirán en contratos laborales. Así, está prevista la publicación en el B.O.J.A. de una interesante convocatoria de becas de cuatro años de duración. De estos cuatro años, los dos primeros se dotarán con una ayuda de 12.312 euros anuales y en los dos últimos, se suscribirá un contrato laboral con el organismo en el que se esté desarrollando la investigación, percibiéndose un salario equivalente al de ayudante no doctor.


 


Estas becas se articularán en dos programas, uno de 76 plazas y otro de 100, es decir, 176 en total. El primero se dirige a los investigadores que estén en posesión de los expedientes académicos más brillantes, mientras que el segundo tiene como objeto a quienes trabajen en grupos de investigación de centros públicos andaluces considerados como estratégicos para el desarrollo de la comunidad. Para aspirar a estas ayudas será necesario estar desarrollando labores de investigación en universidades de Andalucía, centros dependientes del CSIC u otras instituciones públicas sitas en territorio andaluz. El plazo de presentación de solicitudes es de 30 días naturales a partir de su publicación en el B.O.J.A.


 


 


* * * *


 


 


Enlaces de interés:


 


Federación de Jóvenes Investigadores


Ministerio de Educación y Ciencia


Sección de Ciencia y Tecnología del MEC


 


Otros textos relacionados en Aprendemas.com :


 


Los becarios de investigación entrarán en el régimen de la Seguridad Social


 


IRPF 2004: exentas las becas para estudios de postgrado y para investigación


 


Doctorarse en España: ¿¡ para qué !?


 


De estatutos y becas pende la Investigación en España


 


Universidad e Investigación, sonrisas y lágrimas


 


La UOC a la vanguardia de la investigación en España


 


1.800 becas universitarias en España reunidas en una guía


Microsite a fondo IUCT-Centro de Innovación y Desarrollo Tecnológico (Cursos de Investigación y Ciencia)


Cursos de Ciencia, Investigación y Tecnología en a+


 

Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+