Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Las ventajas de los “numerus clausus”

El número de solicitudes para cursar un MBA ha aumentado desde el estallido de la crisis y sin embargo la mayoría de escuelas de negocios se niegan a aumentar el volumen de sus clases. ¿Simple testarudez? En absoluto. Los cursos reducidos parecen sac

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Las ventajas de los “numerus clausus”

El número de alumnos suele definir en buena medida el estilo de cualquier centro educativo, sobre todo al comparar universidades públicas y privadas. Mientras en las primeras es relativamente normal ver aulas con más de un centenar de alumnos, las segundas suelen tender a unos cursos más reducidos. Algo parecido ocurre con las escuelas de negocios. Salvando las diferencias entre centros públicos y privados, lo cierto es que hay escuelas con programas más 'masificados' que otras.


 


¿Hasta qué punto influye el número de alumnos en la calidad de la enseñanza? Parece que bastante, sobre todo teniendo en cuenta que hay quienes defienden que unas clases más reducidas son la solución para el bajo rendimiento de los escolares norteamericanos. Una vez más existen ciertas diferencias, pero parece claro que un entorno más reducido puede tener sus ventajas para quienes buscan en su MBA algo más que un mero título.


 


Las clases más reducidas exigen un esfuerzo adicional para los alumnos, que no pueden esconderse en el grupo y están casi obligados a participar activamente. Esto puede suponer todo un reto para los alumnos más tímidos o menos habituados a dar su opinión. Cuanto menor es el número menos son las posibilidades de pasar desapercibido. Además, una formación más personalizada también es una buena fórmula para pulir defectos concretos y que cada alumno pueda avanzar en las áreas de su interés.


 


Sin duda lo más importante es que con un número reducido de alumnos todos están obligados a trabajar, es imposible que un estudiante pase desapercibido o que rinda por debajo de sus posibilidades. Esto no quiere decir que todas las escuelas de negocios apuesten por clases limitadas. De hecho, los centros más prestigiosos no apuestan precisamente por este tipo de formación, que por el contrario sí caracteriza a universidades más pequeñas como por ejemplo Audencia Nantes, MIT Sloan o Bath, por poner algunos ejemplos.


 


Por una clase pequeña se entiende la que cuenta con entre 25 y 40 alumnos. Con este número es complicado que alguien puede esconderse y aunque las personalidades siempre serán más visibles, al final todos tendrán su oportunidad. En una clase más grande la pelea por sobresalir puede ser tan grande que limite las opciones de aprendizaje real. En el fondo se puede decir que es la diferencia entre un sistema que apuesta por la competitividad como fórmula de aprendizaje frente a otro, el de las escuelas más pequeñas, que lo hace por la colaboración.


 


Pero si el modelo formativo cambia, también lo hace la forma de relacionarse entre los alumnos. En una clase más grande las posibilidades de networking pueden ser mayores en cantidad pero no en calidad. Quienes cursan un MBA 'más pequeño' pueden encontrar en sus compañeros de clase a una segunda familia. Al haber menos opciones la relación entre toda la clase es más o menos obligatoria. Evidentemente, esto también obliga a la escuela de negocios a afinar al máximo la selección de los alumnos.


 


En Audencia aprovechan este hecho para crear un ambiente muy internacional. Para ello tratan de no seleccionar a más de tres alumnos de un mismo país a excepción de Francia. Esto hace que su MBA full-time tenga un 'sabor' multicultural del que siempre se puede aprender algo. Además, esto fomenta la creación de una red internacional de contactos muy fuerte.


 


Este tipo de enseñanza también tiene sus partes negativas. Por una parte los pequeños roces entre alumnos pueden suponer un verdadero problema y por otro puede terminar siendo demasiado exigente para depende qué tipo de personas. En general suele contar con un alumnado algo más mayor y por lo tanto con más experiencia que los MBA más grandes. Esto se debe a que las escuelas buscan un perfil diferente, que no necesite tanto destacar y esté más dispuesto a colaborar.


 


 


*  *  *  *


 


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


Universidades norteamericanas salen de caza al extranjero


 


Europa vs. Estados Unidos: ¿Dónde estudiar tu MBA?


 


Abierto el plazo para 1.105 plazas de auxiliar de conversación de español en el extranjero


 


Fulbright convoca becas para estudios de postgrado en Estados Unidos


 


Abierta una nueva convocatoria de las Becas MAEC-AECID para españoles y extranjeros


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+