Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Las universidades europeas no se salvan del azote de la crisis

La crisis económica ha afectado de lleno al sector educativo y, en concreto, a las universidades europeas públicas que, en su mayoría, han visto reducido su presupuesto, además de tener que hacer frente a reducciones de personal y a bajadas y congela

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Las universidades europeas no se salvan del azote de la crisis
Estudiantes-grado-INEComo no podía ser menos, la crisis económica también tiene consecuencias en las universidades públicas europeas. Según los datos del último estudio de EUA (European University Association), la enseñanza superior se ha visto afectada negativamente por el contexto económico actual, aunque existen diferencias por países y en la manera en la que se están produciendo las afecciones. Mientras Reino Unido, Italia o Letonia afrontan importantes recortes en el presupuesto de sus universidades públicas, otros países como Francia o Alemania siguen manteniendo su compromiso con la educación superior y su calidad y no sólo no han recortado sus partidas presupuestarias, sino que se han incrementado a través de diferentes programas.

 

Realmente, la crisis ha dejado pocos sistemas de enseñanza superior sin ninguna modificación. Y el panorama futuro no es nada alentador porque la mayoría de las universidades cree que los recortes se van a seguir produciendo en los próximos meses y años en este sector que, a raíz de la crisis, está sometido a un proceso de reestructuración para unir o reducir departamentos o facultades o bien recurrir a fuentes de financiación privadas. [Ver cursos de Finanzas]

 

Entre los países en los queno se han producido recortes figuran, por ejemplo, Francia y Noruega. En ambos estados, la afección es inexistente como consecuencia de las medidas de estímulo puestas en marcha por sus respectivos gobiernos, aunque no siempre esos esfuerzos se han dirigido a aliviar los efectos sobre la enseñanza y la investigación. Mención especial requiere Alemania, país en el que el Gobierno federal ha aumentado las inversiones en 800 millones de euros adicionales dentro del Pacto de Enseñanza Superior hasta 2015.

 

Entre otros países con menor o ninguna afección se hallan Suecia, Finlandia, Dinamarca, Países Bajos, Polonia y Suiza. No obstante, cabe matizar que, aunque no se hayan producido recortes presupuestarios, universidades de estos países sufren un impacto indirecto. Es el caso de Noruega y Países Bajos en los que existe una fuerte presión financiera por el aumento del número de estudiantes, lo que puede generar que no se lleven a cabo diversas actividades porque el incremento de alumnos no va parejo con la subida del presupuesto.

 

Por el contrario, los mayores recortes se han producido en Letonia. En el año 2009, las universidades públicas tuvieron que hacer frente a una reducción del 48% a la que le han seguido más recortes como el del 18% que se aplicó en 2010, aplicando las recomendaciones del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial en las que se instaba al país a reducir drásticamente la financiación pública.

 

Italia es otro de los países más afectados y su situación no va a ser más favorable en el horizonte de 2013, fecha en la que se espera que los recortes alcancen el 20%. Además, se estima que también se producirán recortes en los honorarios. Una situación ante la que se prevé que cerca de 25 universidades carezcan de un futuro próximo.

 

Igualmente crítica es la situación de Grecia. En el país, el gobierno se ha marcado el objetivo de reducir la financiación y el presupuesto en el 30%, aunque se da la opción a las universidades de que sean ellas mismas las que concreten los recortes.

 

El Reino Unido es otro de los países más afectados al tener que hacer frente a un recorte del 40% de su presupuesto hasta los años 2014-2015, al igual que Escocia, que tiene un sistema educativo diferente y sobre el que recaen reducciones del 16% en este año.

 

Otros países en los que también se están produciendo recortes son Irlanda, con disminuciones de entre el 5 y el 10%; Islandia con el 6-7% en 2011; Estonia con el 10% en 2010, continuación del 7% en 2009; Rumania con el 10% y Lituania con el 8%. En los países del Este (Croacia, Serbia y Antigua República Yugoslava de Macedonia) los recortes giran en torno al 5%. Algo inferior es el porcentaje en la República Checa, que oscila entre el 2 y el 4%.

 

En otros países, los gobiernos han abandonado compromisos anteriores. Es el caso de Hungría en el que su ejecutivo ha cancelado los anunciados en 2007 o de Bélgica en el que se han dejado aparcados proyectos anteriores. En este marco se halla España, estado en el que la modificación de los planes de inversión está afectando, sobre todo, a la capacidad investigadora de las universidades. Una situación que también se ha producido en Países Bajos y Austria.

 

No obstante, la enseñanza ha sido, en general, la más afectada e, incluso, algunos países han abogado por fomentar la investigación como Dinamarca, Irlanda, Noruega o Portugal.

 

Pese a ello, la crisis está dejando un panorama no muy halagüeño para la enseñanza superior y empieza percibirse una preocupación generalizada por la continuidad y la calidad de este tramo educativo, ya que aumenta el número de alumnos, pero no de los recursos económicos. Un contexto que puede poner en peligro la consecución del objetivo de Europa 2020 de aumentar el acceso a la enseñanza superior.

 

Además, esta situación ya ha generado que algunas universidades hayan tenido que tomar medidas, cerrando algunos programas o departamentos como es el caso de Reino Unido, Estonia o España, aparte de tener que reducir el número de personal o profesorado, quienes han visto a su vez reducido o congelado su salario. Es el caso de los profesores de Grecia, Irlanda, España, Portugal y Letonia.

 

Como solución, algunas instituciones y países están reestructurando su sistema para dar entrada a la financiación privada, fuente de ingresos que cada vez está siendo más importante. Algunas medidas en este sentido son las de Suecia que cobrará honorarios a los estudiantes no europeos, medida que Finlandia tiene en prueba hasta 2014.

 

 

Más información:

 

Acceso al informe Impact of the economic crisis on European universities (January 2011) elaborado por EUA

 

Contenidos relacionados en aprendemas.com:

 

Universidades privadas y escuelas de negocios siguen creciendo en España pese a la crisis

 

¿De cuánto dinero dispondrán las universidades en 2011?

 

Más noticias de Educación, Formación y Empleo publicadas en a+