Menú
¡Llama gratis! 900 264 357

Las niñas tienen mayor dificultad de acceso a la educación en seis de cada diez países

Ir al colegio o cursar una carrera universitaria no es tan fácil en algunos países, sobre todo, si se es de sexo femenino porque la mayoría de los países no facilitan el acceso a la educación en igualdad de condiciones. Los hombres lo tienen más fáci

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Las niñas tienen mayor dificultad de acceso a la educación en seis de cada diez países

Las desigualdades en el acceso a la educación entre los niños y las niñas siguen estando presentes. Menos del 40% de los países del mundo ofrecen las mismas posibilidades de educación, con independencia del sexo.


 


Esta situación refleja que todavía hoy en día sea un reto facilitar ese acceso igualitario a la educación en los países, dado que dos de cada tres estados del mundo no tienen paridad y la mitad de ellos no la tendrán de aquí a 20015, según un informe publicado por el Instituto de Estadística de la Unesco (IEU). De acuerdo con estos datos, sólo 85 países del mundo en el año 2015 tendrán paridad en el acceso a la enseñanza primaria y secundaria, mientras que 72 no alcanzarán ese objetivo.


 


Hoy en día, a nivel mundial, las niñas tienen menos probabilidades que los niños de ir a la escuela. Una situación que es más preocupante en países del Asia Meriodional y Occidental en los que se aprecia que por cada cien varones que comienzan sus estudios sólo 87 niñas tienen esa posibilidad. El África Subsahariana es otra de las áreas geográficas en las que se aprecian diferencias significativas. En este caso, la relación es de 93 niñas por cada 100 niños que comienza la escuela primaria.


 


Las diferencias también persisten a nivel nacional. En países como Afganistán, Benin, Camerún, Chad, Côte d’Ivore, Eritrea, Etiopía, Guinea, Malí, Níger, Pakistán, Papua Nueva Guinea, República Centroafricana, República Dominicana, Tuvalu y Yemen las niñas están prácticamente excluidas de la educación y, como mínimo, los niños tienen un 10% más de probabilidades que las niñas de ingresar en la escuela primaria, aunque hayan superado la edad para cursar estos estudios.


 


Sin embargo, pese a que el acceso a la escuela es más difícil en las niñas, éstas permanecen durante más tiempo en el sistema educativo y tienen más posibilidades de terminar el ciclo de primaria que los varones, dado que tienden a abandonar antes la escuela en mayor medida y a repetir curso, siendo la tasa de repetición de los niños dos veces superior a las de las niñas en países como, por ejemplo, Dominica, Islas Vírgenes Británicas, República Islámica del Irán, Letonia, Saint Kitts y Nevis.


 


En la educación secundaria, las diferencias son mayores todavía. En el 38% de los países son los varones los que tienen un acceso más fácil a este tramo educativo frente al 29% de los países en los que las niñas tienen más posibilidades. Cabe destacar que hay estados y zonas en los que ha aumentado las disparidades en detrimento de las niñas como sucede en la África Subsahariana en la que, en el año 2008, por cada 100 varones que estaban matriculados en los centros docentes de secundaria había 79 chicas. Una cifra que en 1999 era de 82.


 


Y, nuevamente, aunque las jóvenes tienen más difícil el acceso, son las estudiantes que suelen finalizar sus estudios con mayor frecuencia que los chicos. En países como Austria, Eslovenia, Islandia, Luxemburgo, Malasia, Noruega, Tailandia, Tayikistán y Túnez se aprecia que por casi hay tres alumnas que se gradúan en este tramo educativo por cada dos varones.


 


El ámbito de la enseñanza superior tampoco está exento de disparidades. Según los datos del informe, los únicos países que han conseguido la paridad son Chile, Colombia, Guatemala, Hong Kong (Región Administrativa Especial de China), México, Suiza y Swazilandia.


 


Sin embargo, en otros que tienen un Producto Nacional Bruto per cápita inferior a 3.000 dólares hay menos de 35 mujeres matriculadas por cada 100 hombres. Es el caso de Etiopía, Eritrea, Guinea y Níger.


 


Una situación que contrasta con la de los países ricos en los que el número de chicas que cursan estudios superiores es más elevado que el de chicos. Por ejemplo, en Islandia, la presencia de la mujer en la educación superior casi duplica a la masculina, mientras que en Estados Unidos y la Federación de Rusia, por cada 100 hombres, hay 129 y 126 mujeres, respectivamente. Una proporción que es similar en otros países como Argentina, Brasil y Venezuela.


 


Dentro de los países ricos, las excepciones son Chipre, Japón, Macao, República de Corea y Turquía en los que el número de hombres es superior al de mujeres.


 


Las diferencias continúan conforme se avanza en el nivel educativo. Los hombres son más numerosos en los tramos educativos más altos y representan el 56% de las personas que poseen un doctorado y el 71% del personal de investigación. El acceso a la carrera investigadora y al mercado de trabajo siguen siendo los retos de las mujeres. 


 


Ante esta situación y con estos datos, la directora general de la UNESCO, Irina Bokova, ha indicado que “en momentos en que el mundo se enfrenta a una serie de crisis combinadas, los avances conseguidos en los últimos decenios para mejorar el acceso de las niñas y las mujeres a la educación y la formación corren el riesgo de verse socavados por la reducción de las inversiones de los países en educación, así como por la disminución de la ayuda internacional asignada a ésta. Sin embargo, todos sabemos que si la educación de las niñas y las mujeres peligra, ello sólo puede desembocar en una mayor vulnerabilidad y un reforzamiento del círculo vicioso de la pobreza”. Unos motivos por los que consideró que había que mantener y reforzar el compromiso con la educación.


 


 


*  *  *  *


 


 


Más información:


 


UNESCO



 


Informe Global Education Digest


 


Contenidos relacionados en aprendemas.com:



 


Las desigualdades por razón de sexo en la educación siguen presentes en Europa



 


El rendimiento universitario en matemáticas depende de las estrategias de aprendizaje



 


“La formación de la madre influye en el aprendizaje de los niños en matemáticas”



 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+