Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Las mujeres soportan mejor la crisis, pese a tener que decidir entre maternidad o éxito

La mujer está soportando mejor la crisis económica, según el último informe de Randstad. A pesar de ello, se enfrenta en muchas ocasiones al dilema de tener que decantarse por el desarrollo de una carrera profesional o ser madre.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Las mujeres soportan mejor la crisis, pese a tener que decidir entre maternidad o éxito

La crisis ha incidido en sectores eminentemente masculinos, lo que unido a que muchas mujeres han decidido retornar o ingresar en el mercado de trabajo ha provocado un cambio en el panorama laboral en el último año, según Randstad.


 


En la actualidad, las posibilidades de que hombres o mujeres pierdan un empleo son iguales, si bien es cierto que las mujeres han resistido mejor suposición en el mercado, debido a que los sectores que mejor han resistido la crisis son eminentemente femeninos.


 


El desempleo ha afectado tanto a hombres como a mujeres, pero no con la misma intensidad, ya que la pérdida de puestos en la construcción o en la industria hizo que, en un primer momento, aumentara el desempleo entre los varones. Sin embargo, ahora la tendencia ha cambiado, y la tasa de paro femenina se sitúa en el 19,07%, frente al 18,64% de la masculina.


 


Por grupos de edad hay muchas diferencias. Entre los jóvenes, el paro es muy superior entre las mujeres, mientras que el desempleo entre las féminas es menor en el grupo de mayores de 55 años. La tasa de ocupación entre las mujeres ha aumentado a partir de los 40 años, ya que la crisis no ha frenado la incorporación masiva de la mujer al mercado de trabajo.


 


Mientras que el número de mujeres disponibles se incrementaba en 50.000 a lo largo de 2009, situándose en 10.139.300 féminas, una gran parte de los candidatos masculinos optaban por formarse. Esto ha provocado que la tasa de actividad femenina haya aumentado en los últimos meses hasta situarse en el 51,70%, frente a la masculina, que permanece en 68,14%. En el último año, 104.100 mujeres se han incorporado al mercado laboral, mientras que los hombres han disminuido en 196.300.


 


Jornada laboral y responsabilidad


 


Las empresas cada vez recurren más al uso de la jornada a tiempo parcial, tanto para hombres como para mujeres, aunque el porcentaje es superior en el caso de las féminas. Por el contrario, han disminuido los trabajadores a tiempo completo (225.400 empleados varones menos por una disminución de 153.400 mujeres).


 


El 40% de los hombres elige el empleo a tiempo parcial porque no ha encontrado un trabajo a tiempo completo y, en segunda opción, para formarse, mientras que las mujeres lo dedican al cuidado de menores, incapacitados, o en obligaciones familiares o personales.


 


La paridad sigue siendo hoy un reto de las distintas políticas a todos los niveles. La UE se ha marcado como objetivo reducir el desempleo femenino y que el empleo de las mujeres alcance una tasa del 60%. España, alcanza el 51,51% de empleo femenino, cifra que aumenta por el ingreso de mujeres inactivas al mercado laboral.


 


Por otra parte, el número de féminas con altos cargos en empresas descienden proporcionalmente cuanto mayor es la compañía. La diferencia salarial entre hombres y mujeres viene dada, principalmente, por la jornada laboral, pues una de cada cuatro mujeres trabaja a tiempo parcial, mientras que los hombres que tienen esta jornada no llegan a 1 de cada 20, lo que provoca que las féminas cobren una cuarta parte que los varones.


 


Formación y conciliación


 


La enseñanza obligatoria presenta un 48,5% de mujeres en su alumnado. En las demás etapas (Bachillerato, Formación Profesional, formación universitaria y doctorados) predomina el número de féminas. Sin embargo, las mujeres acceden a menos puestos y a peores empleos y salarios.


 


En anteriores crisis se ha observado que el empleo masculino se recupera antes que el femenino, por lo que uno de los principales objetivos para superar ésta es la igualdad de oportunidades en el empleo, lo que puede aumentar el crecimiento y fomentar la cohesión social. Hoy en día las mujeres ya no eligen entre trabajo y familia, sino entre proyección profesional y maternidad. Su futura promoción depende de la forma que se gestione esta conciliación. Por ello, muchas mujeres deciden abandonar temporalmente su carrera profesional para cuidar de su familia, mientras que otras eligen no ser madres para poder desarrollar carreras de éxito.


 


Para María Ángeles Tejada, presidenta de la Fundación Internacional de la Mujer Emprendedora, “las empresas vinculan más el valor profesional con el conocimiento crítico y con ello adquiere un valor relevante la productividad y la calidad, mucho más que el tiempo de presencia en el puesto de trabajo”.


 


 


*  *  *  *


 


 


Más información:


 


Randstad


 


Contenidos relacionados en aprendemas.com:


 


Círculo Olay lanza ayudas a mujeres que quieran retomar estudios o montar un negocio


 


Especial Mujeres 2010: Mucho más que ayer, pero menos que mañana


 


Una guía online de recursos para mujeres y empresarios que apuesten por la conciliación


 


Un plan de viabilidad gratuito para mujeres en paro con vocación de empresarias


 


Mejor formadas pero con puestos de trabajo inferiores


 


Sólo una española entre las 100 mujeres más poderosas del mundo


Más noticias de Educación, Formación y Empleo publicadas en a+