Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Las largas jornadas laborales siguen siendo una constante entre los directivos financieros

De hecho, la jornada media de este colectivo es ahora más larga que hace dos años, según estimaciones de la compañía ‘cazatalentos’ Robert Half. Su jornada actual varía entre las 39 y las 45 horas semanales en el 37% de los casos y un 71% se llevan ‘

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Las largas jornadas laborales siguen siendo una constante entre los directivos financieros

Mayor responsabilidad, más carga de trabajo y por lo tanto una jornada laboral más ‘amplia’ que la del resto de empleados. Esta podría ser, a grandes rasgos, la definición de lo que implica ser un directivo desde un punto de vista de un departamento de administración y recursos humanos. Y es que muchos de estos ejecutivos encajan perfectamente en el arquetipo de persona adicta a su profesión e incapaz de ‘desconectar’ de sus obligaciones con la oficina. Un estudio llevado a cabo por la empresa especializada en contratación de ejecutivos Robert Half con más de 2.200 altos cargos en 17 países demuestra esta tendencia.


 


Aunque evidentemente existen grandes cambios entre regiones, en líneas generales los ejecutivos financieros y de contabilidad dedican entre 39 y 45 horas semanales a su trabajo, lo que para el 52% de los encuestados ha supuesto un progresivo aumento de su jornada durante los dos últimos años. Entre las razones que esgrimen los dirigentes destaca el aumento de responsabilidad en el 56% de los casos, el crecimiento de la compañía en el 45% y la falta de personal en el 27%. Todo esto hace, además, que siete de cada diez mandatarios (71% en concreto) tengan que llevarse trabajo a casa o, por lo menos atender llamadas y revisar el coreo electrónico.


 


Sorprendentemente, Luxenburgo es el lugar donde más horas a la semana trabajan los dirigentes con 47,6 seguido de Japón (47,1) e Irlanda (45,8). España ocupa el quinto lugar en este apartado por detrás de Italia. De media, los directivos nacionales invierten 43,7 semanales en la oficina. Es significativo el penúltimo puesto que ocupa Francia con 40 horas de media, sólo superado por Suiza con 36,4. Otras grandes potencias como Estados Unidos (40,9) o Alemania (42,1) también figuran en la parte baja de la clasificación. Y lo peor es que estos horarios sólo reflejan generalmente el tiempo invertido en la propia oficina, no el que puedan dedicar en sus casas a terminar tareas pendientes o simplemente a revisar y preparar la jornada del día siguiente.


 


La palabra directivo parece irremediablemente unida al concepto de trabajar desde casa. De hecho, un 71% de los encuestados por Robert Half no tiene más remedio que terminar de atender asuntos laborales en forma de llamadas telefónicas o consulta de correos electrónicos en sus hogares. Como es lógico, quienes más tiempo invierten en la oficina son los que menos lo hacen luego en casa. Así, los habitantes de Hong Kong y Canadá son quienes más trabajan fuera de la oficina (83%) seguidos de los australianos (80%), holandeses y británicos (un 78% en ambos casos). España está en la zona baja, ya que sólo un 63% de sus mandatarios interrumpe su tiempo de ocio. Irlanda (45%) y Luxemburgo (51%) son los menos dados a extender su actividad lejos de la oficina, aunque también destaca el 56% de los directivos galos que se ‘apuntan’ a esta tendencia.


 


Vacaciones sin descanso


 


Si durante todo el año los directivos no pueden descansar apropiadamente ni siquiera en sus casas, ¿lo hacen en verano? La respuesta vuelve a ser negativa, ya que según el estudio de la firma de cazatalentos hacen lo posible por mantenerse en contacto con el trabajo. Los avances tecnológicos permiten crear una oficina virtual prácticamente en lugar del mundo con sólo un ordenador portátil, PDA e incluso blackberry y el 40% de los ejecutivos financieros no desaprovecha esta oportunidad para llevarse sus herramientas de trabajo de vacaciones. Y es que el 14% afirmó que es incapaz de relajarse a no ser que esté en contacto con la oficina.


 


Los directivos irlandeses vuelven a ser quienes problemas tienen para ‘desconectar’ y sólo un 16% se lleva sus herramientas de trabajo en sus vacaciones. Holandeses y belgas, con un 23% y un 26% de respuestas positivas ocupan el tercer y cuarto puesto. Mientras, en España el 47% está dispuesto a seguir trabajando en su tiempo de ocio, algo por encima de la media. Pero sin duda alguna quienes peor llevan estar lejos del trabajo son los habitantes de Hong Kong. Tanto es así que un 90% es incapaz de viajar sin llevarse la oficina a cuestas.


 


En el caso de los directivos financieros estadounidenses, sólo un 55% es capaz de pasar sus vacaciones alejados de sus quehaceres diarios, según el estudio de Robert Half. Un sondeo de la Asociación Norteamericana de Managers aporta algo más de luz al tema y pone de manifiesto la reticencia de estos mandatarios a alejarse demasiado de su puesto de trabajo por periodos demasiado largos. En este sentido, sólo un 31% deja la oficina durante más de siete días seguidos y sólo un 35% agota sus días libres.