Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Las habilidades que todo estudiante del siglo XXI debe tener

Ya no es suficiente con saber matemáticas o lenguaje, sino que también se precisan otras competencias o habilidades como el pensamiento crítico, saber colaborar o ser persistente, que se pueden adquirir de la mano de la educación tecnológica.

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Las habilidades que todo estudiante del siglo XXI debe tener
Estudiantes-grado-INEAnte los cambios que suceden en el mundo, es preciso que los estudiantes adquieran una serie de habilidades para dar respuesta a las necesidades surgidas de esa evolución y romper la brecha actual existente entre los indicadores que reflejan los conocimientos que adquieren y los que realmente se requieren en el siglo XXI.

 

Y es que ya no es suficiente con tener conocimientos en áreas como lenguaje, matemáticas o ciencias, sino que también se precisa que los alumnos adquieran habilidades en otras áreas como pensamiento crítico, resolución de problemas, persistencia, colaboración o curiosidad, entre otras, según se recoge en el informe del Foro Económico Mundial, que ha sido realizado en colaboración con The Boston Consulting Group. Un reto en el que las tecnologías aplicadas a la educación se perfilan como parte de la solución para diseñar sistemas de aprendizaje que permitan la adquisición de esas competencias.

 

Ver cursos sobre:

TIC

Problemas

Pensamiento

Creatividad


 

De acuerdo con este informe, las habilidades que los estudiantes del siglo XXI requieren son un total de 16 que se pueden dividir en tres categorías, que se corresponden con la alfabetización, las competencias y las cualidades que están vinculadas al carácter de la persona.

 

Dentro de la alfabetización figuran las áreas de aritmética, ciencias, TICs, finanzas y la alfabetización cultural y cívica, mientras que dentro de las competencias se engloban habilidades relacionadas con el pensamiento crítico y la resolución de problemas, la creatividad, la comunicación y la colaboración. Finalmente, en las cualidades vinculadas al carácter se incluyen la curiosidad, iniciativa, persistencia, adaptabilidad, liderazgo y conciencia social y cultural.

 

Ver cursos de Liderazgo

 

Sin embargo, el informe refleja que muchos de los estudiantes de una buena parte de los países a nivel mundial no están adquiriendo estas habilidades, poniéndose de manifiesto una importante brecha en los indicadores seleccionados para esas competencias.

 

Por ejemplo, en Estados Unidos se aprecia que sí hay adquisición de habilidades en comparación con los indicadores globales a nivel mundial, aunque si se realiza una comparativa con países como Japón, Finlandia o Corea del Sur, se observa que le faltan capacidades significativas en aritmética y en el ámbito de la alfabetización. Otros casos son los de países como Polonia e Irlanda, que destacan en relación a la alfabetización fundacional, pero están rezagados en pensamiento crítico y en curiosidad.

 

Son ejemplos de brechas que se ponen de manifiesto en el informe y que reflejan que los estudiantes no están recibiendo la educación que precisan para prosperar en el siglo XXI, a pesar de ser más que evidente que los países no están encontrando los trabajadores cualificados que necesitan para poder competir.

 

Una carencia que según se recoge en el informe se puede suplir con la ayuda de las tecnologías aplicadas a la educacióny a través de las innovaciones que se realizan en este campo, que a su vez permiten bajar el coste y contribuir a la mejora de la calidad del sistema educativo.

 

En concreto, el estudio apunta a que la tecnología puede complementar el sistema educativo actual con enfoques pedagógicos basados en proyectos, vivencias, en la indagación o en métodos de aprendizaje adaptativo, que se convierten en herramientas de utilidad para la enseñanza de alguna de las habilidades del siglo XXI como es la comunicación, la creatividad, la persistencia y la colaboración. Igualmente se podrían emplear para adquirir habilidades superiores.

 

Quiero estudiar Pedagogía

 

Pero para aprovechar el potencial de la tecnología, el estudio señala que es preciso que se establezca una colaboración efectiva entre políticos, educadores, proveedores de tecnologías para la educación y los financiadores.

 

Entre las acciones que se deberían acometer de forma conjunta y consensuada figuran, por ejemplo, el desarrollo y promoción de la experiencia tecnológica en los docentes y la evaluación y reorientación de los sistemas y normas de educación para el desarrollo de las habilidades que demanda el siglo XXI.

 

Además, el informe también apunta a otra serie de acciones como el desarrollo de productos para llenar los vacíos en la medición de las habilidades y en su adquisición y la provisión de fondos para aumentar la escalabilidad de los modelos habilitados de la mano de la tecnología.

 

 

 

¡Sigue a aprendemas.com en FacebookTwitterTuenti y LinkedIn!

 

Más información:

 

The Boston Consulting Group

 

Noticias relacionadas en aprendemas.com:

 

Cada habilidad cognitiva alcanza su máximo nivel a una edad diferente

 

¿Qué profesión hace más ilusión a los españoles?

 

Community manager: cualidades, salario y oportunidades

 

El 60% de las ofertas de empleo requerirá formación superior en la próxima década