Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Las faltas de compromiso y autonomía, lo que más irrita a los jefes

La relación entre jefes y empleados ha sido motivo de infinidad de libros, trabajos y publicaciones varias. Un tema sobre el que se ha escrito desde el punto de vista de ambas posiciones y que la Escuela de Negocios de Andalucía vuelve a retomar desg

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Las faltas de compromiso y autonomía, lo que más irrita a los jefes

Ni los eternos desayunos, ni las ausencias por vacaciones en los momentos más inadecuados. Nuestros jefes, según el informe presentado por el área de Recursos Humanos de la Escuela de Negocios de Andalucía, alcanzan el máximo grado de irritación con la falta de implicación y ambición profesional y el desentendimiento de responsabilidades de sus subordinados.


 


El perfil del trabajador con una conducta irregular suele ser además el de un joven de entre 18 y 24 años que entra al mercado laboral por una puerta que no buscaba, es decir, tras abandonar sus estudios y arribar a un oficio poco deseado, afirma la delegación gaditana de Laborman. La empresa de recursos humanos añade que los sectores donde más se nota esta actitud son la hostelería y los servicios.


 


Otra tipología profesional es la de un trabajador veterano, de unos 50 años, con poca ambición profesional y ningún interés por reciclarse ni adaptarse a las nuevas tecnologías. Según Capital Asesores, otra empresa consultora de recursos humanos de Cádiz, los casos más frecuentes se dan en la banca, en oficinas de gestión y en administraciones públicas.


 


La actitud del trabajador es la clave para el buen desarrollo del ambiente laboral. Por ello, el escaso compromiso y falta de implicación en la empresa, la ausencia de ambición profesional y la incapacidad para resolver problemas son algunas de las quince actitudes que más irritan a los jefes, que definen esta actitud como “nociva y contaminante” para el resto de compañeros.


 


El estudio revela que los directivos quieren trabajadores con cierta autonomía, que asuman riesgos y se equivoquen. Las actitudes de los empleados más exasperantes para sus superiores son así las que tienen que ver con el rechazo de responsabilidades y el desentendimiento en la toma de decisiones. Al 85% de los encuestados le irrita especialmente que su empleado no asuma compromisos y al 76% le molesta que no resuelva problemas y que no sea proactivo.


 


Por otra parte, siete de cada diez considera muy grave que sus colaboradores no desarrollen las funciones que se les encomiendan y en el tiempo establecido y casi un 58% no soporta que sus empleados se muestren indiferentes respecto a los objetivos establecidos por la dirección.


Finalmente, la desgana y desmotivación en la que se torna la falta de hambre profesional también crispa a la mitad de los directivos entrevistados. Una actitud ante la que se señala a las nuevas generaciones como principales protagonistas, así como la de la ausencia de trabajo en equipo a favor del individualismo.


 


Más información:


 


Escuela de Negocios de Andalucía


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:



 


Las empresas españolas suben en la lista ‘Best Workplace’



 


Los trabajadores españoles explican cuáles son los comportamientos más irritantes de sus jefes



 


La contratación se mantendrá estable en 2008


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+