Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Las empresas se ahorran un 50% gracias a los becarios

Un informe presentado por CC.OO. ha desvelado una de las realidades más extendidas del mercado laboral española: el uso de becarios por parte de las empresas. Este tipo de puestos constituyen cerca del 25% de la plantilla en las compañías españolas,

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Las empresas se ahorran un 50% gracias a los becarios

Comisiones Obreras (CC.OO.) ha cuantificado lo que hasta hace poco era un secreto a voces dentro del mercado laboral español: el creciente protagonismo de la figura del becario en las empresas como herramienta para ahorrar costes. El informe ‘Jóvenes y prácticas en los centros de trabajo’ presentado por la patronal sindical crea (con datos) una radiografía nada positiva del sector corporativo y público nacional.


 


Los becarios constituyen cerca del 25% de la plantilla de las empresas españolas y según el informe en determinados departamentos casi la mitad. La clave para entender el auge de esta forma de contratación en los últimos años está en su bajo coste. Y es que las empresas logran un ahorro superior al 50% con estos empleados frente a otras fórmulas para ‘fichar’ a jóvenes talentos. Si un asalariado en régimen de prácticas supone a la empresa un gasto de 7,93 euros por hora, esta cifra disminuye hasta los 3,98 euros en el caso de las becas. Las ventajas desde el punto de vista económico saltan a la vista.


 


La figura del becario se ha extendido hasta tal punto que, según Nuria Rico, responsable de Juventud de CC.OO. “las becas son un peaje obligatorio en el acceso al mercado laboral para el 20% de los jóvenes de este país”. Las cifras tampoco engañan y durante el periodo 2000-20005 se duplicó el número de becas hasta las 160.000 firmadas el pasado año mediante convenios con universidades y los 40.000 becarios que se solicitaron directamente a través de anuncios en prensa o Internet. La dirigente los llama “los trabajadores invisibles”, condición que los hace especialmente vulnerable al no tener derechos ni apenas regulación laboral.


 


En este sentido, el informe denuncia que los becarios tienen que soportar jornadas laborales que les impiden compatibilizar el trabajo con sus estudios y compensaciones muy bajas y a veces inexistentes. De hecho, el salario medio ronda los 400 euros mensuales, a cambio de los cuáles la empresa obtiene un trabajador titulado en lugar de un estudiante y al que, además trata como si fuese en asalariado más, no una persona en proceso de aprendizaje. En el caso concreto de las becas de formación, antiguamente restringidas al ámbito académico, Rico asegura que “se deben ofrecer a jóvenes estudiantes y no a titulados capacitados para acceder en igualdad de condiciones al mercado laboral”. Además, la sindicalista precisa que “esta mano de obra casi gratuita genera empleo sumergido” y retrasa la inserción en el mercado laboral.


 


 


Más información:


 


Informe ‘Jóvenes y prácticas en los centros de trabajo’ (PDF)


 


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


Los empleados tóxicos, un virus nocivo para la empresa


Los directivos españoles buscan el equilibrio entre trabajo y tiempo libre


El personal médico es uno de los colectivos más propensos a padecer el síndrome de ‘burnout’


El 25% de los madrileños son titulados universitarios


Casi la mitad de los contratos durante las navidades son para los universitarios