Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Las empresas españolas suspenden en productividad

Las conclusiones del estudio que anualmente hace la consultora Proudfoot sobre la productividad de las empresas en los países avanzados, no ha dejado bien paradas a las compañías españolas. Según los datos, sólo el 61% de las horas trabajadas en Espa

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Las empresas españolas suspenden en productividad

Según un reciente estudio de la consultora Proudfoot Consulting las empresas españolas son menos productivas, o al menos están en un escalafón inferior al de otros países del mundo desarrollado. La tasa general de productividad en España según este estudio se sitúa en el 61%, un punto por encima del año pasado, al mismo nivel que Sudáfrica y por encima de países como Francia, donde se trabajan 323 horas menos al año, Austria y Hungría. Por el contrario, países como Estados Unidos y Alemania, con el 64% de productividad y Australia  y Reino Unido con el 63%, superan a España en este apartado de la competitividad empresarial.


 


Los datos contrastan con el hecho de que en España se trabajan más horas que en el resto de países europeos, nada menos que 1.806 horas al año, cifra que coloca a nuestro país sólo por detrás de los norteamericanos, que dedican 1.865 horas anuales a su trabajo. El análisis señala como causas principales a razones de escasa planificación e insuficiente calidad de la gestión operativa por parte de las empresas, así como a la poca o inadecuada supervisión de los trabajos que se realizan. Estos dos factores sumados son responsables en un 75% de que la efectividad laboral en España sea comparativamente insuficiente.


 


De las conclusiones también se deduce que los sectores más productivos en España son las telecomunicaciones y la automoción, con un 73% y 70% de tiempo productivo respectivamente. Les siguen turismo y logística, ingeniería, electrónica e industrias primarias, alrededor del 65%, mientras las compañías de distribución, químicas y farmacéuticas, papeleras, textiles, bancarias, sanitarias y manufactureras no llegan al 60% de tiempo productivo real. El sector alimentario y de bebidas cierra la lista alcanzando tan sólo el 56% de productividad.


 


El coste de la productividad insuficiente de la economía española se sitúa en 53.360 millones de Euros al año, lo que supone el 7,8% del PIB y el equivalente al 25% de los Presupuestos Generales del Estado para el año 2004. La baja productividad también se traduce en que de los 225 días que se trabajan de media al año, sólo 101 son productivos, y de ahí el elevado coste para el Estado.


 


Además de la poca planificación y calidad de la gestión operativa en las empresas y la escasa supervisión de los trabajos que se realizan, el estudio apunta a otras causas como responsables del bajo índice de productividad, como la ineficacia de la comunicación interna (tan sólo un 6% en España mientras que a nivel global se alcanza el 9%), el pequeño grado de compromiso de los trabajadores con sus empresas, la inadecuada mano de obra y los problemas relacionados con los sistemas informáticos.


 


Asimismo, a la par que este estudio, Proudfoot encargó a Gallup la realización de una encuesta entre 1.000 altos ejecutivos de 8 países, con el objetivo de comprobar si la visión que tienen de sus problemas corresponde con lo que realmente está ocurriendo en sus empresas. Según los resultados obtenidos, la mayor parte piensa que la mala gestión es la principal causa de la baja productividad, aunque ven más peligrosos los problemas derivados de la comunicación ineficaz y los sistemas informáticos.


 


Según los directivos de Proudfoot en Europa, las empresas mejorarían estos resultados actualizando el plan de gestión, control y supervisión de una empresa, para que los empleados tengan claro a qué dedicar el tiempo que emplean realizando su trabajo. No en vano una mejora en la productividad significa semanas de trabajo más cortas, menos horas extras y menor contratación de trabajadores eventuales.


 


El estudio sobre productividad de Proudfoot es el único en el mundo que se realiza desde una perspectiva microeconómica, es decir, analizando a la compañía como individuo. Para su realización entrevistaron a trabajadores de 9 países y se emplearon más de 10.000 horas de observación a empleados de medianas y grandes empresas. Así, el estudio trata de analizar el día a día de los trabajadores, cómo se relacionan laboralmente con sus compañeros, cómo se planifican las tareas y el empeño que emplean en que su trabajo se realice de forma más eficaz.


 


Por otra parte, no resultan muy distintas las conclusiones del informe dirigido por el profesor del IESE, Eduardo Ballarín, para el World Economic Forum, que sitúa a España en el puesto 23 entre los más competitivos del mundo. Esta clasificación, denominada Growth Competitiveness Index (GCI), mantiene a los países escandinavos en las posiciones más destacadas como Finlandia, a la cabeza, Suecia, tercera, Dinamarca, quinta, Noruega, sexta e Islandia, décima. Por su parte, Estados Unidos ocupa la segunda posición y países como Taiwan, Singapur, Suiza, Japón, Reino Unido, Holanda, Australia o Canadá se encuentran entre los 15 primeros.


 


Destaca Estonia, en el puesto 20, como el más pujante en este aspecto de los países de reciente ingreso en la UE, mientras Italia baja del puesto 26 que ocupaba en el año 2001 al 47. Asimismo, Chile sigue siendo la economía más competitiva de Latinoamérica y ocupa el puesto 22 del ranking, con una diferencia respecto a México de 26 posiciones, que le sigue en la clasificación pero ya en el puesto 48.


 


Según el profesor Ballarín, España tiene ventajas competitivas importantes como el diferencial en los tipos de interés, la penetración de la telefonía móvil, la solidez del sistema bancario y la calidad de las escuelas de dirección. No obstante, encuentra algunas deficiencias en temas relacionados con la regulación y las prácticas laborales, así como el acceso a la financiación y la promoción estatal de las tecnologías de la información y las comunicaciones, entre otros.


 


La encuesta se ha realizado este año consultando a más de 8.700 empresarios de 104 países, incidiendo sobre todo en temas macroeconómicos, la calidad de las instituciones públicas y el nivel de innovación y preparación tecnológica.


 


 


*  *  *  *


 


 


Enlaces de interés:


 


Proudfoot Consulting


 


World Economic Forum


 


Growth Competitiveness Index (GCI)


 


IESE


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com :


 


La formación en la Empresa no satisface a los ejecutivos


 


Las empresas españolas, a la cola de Europa en formación y desarrollo según sus empleados


 


Formación Continua: ¿qué y cómo?


 


El Plan de Formación, la empresa competitiva


 


Cursos para EMPRESAS en a+


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+