Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Las empresas en España siguen fallando en formación

Los últimos datos dados a conocer por la agencia Eurostat confirman que algo falla en el sistema español para la formación continua de los trabajadores en activo. Las empresas siguen siendo avaras a la hora de invertir en la formación de sus empleado

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Las empresas en España siguen fallando en formación

Redacción Aprendemas.com – 15/3/2003


Cuando todavía ni mucho menos se ha resuelto la polémica de los fondos para la formación continua de los trabajadores, nos llegan de Europa mediciones comparativas que no pueden dejar de meter más leña al fuego. Nuestras empresas han sido tradicionalmente bastante reacias a invertir tiempo y dinero en la formación de sus empleados y, desgraciadamente, el año pasado han seguido en esta línea. Según datos dados a conocer recientemente, España es el cuarto país de la Unión Europea que menos horas dedica a la formación profesional de sus trabajadores. Apenas 6 horas por cada 1.000 trabajadas con las que sólo supera a Alemania y Austria (5 horas), y a Portugal (4 horas). Muy lejos quedan nuestros vecinos del norte, como Dinamarca que con 14 horas por cada 1.000 ocupa el primer puesto en este aspecto, Suecia con 12 horas, Finlandia y los Países Bajos, ambos con 11 horas, Irlanda y Bélgica con 9 y Luxemburgo con 8.


Y si esto es preocupante, peor aún es la situación en la que se encuentran las pequeñas y medianas empresas españolas. Aquí la desventaja es mucho más acusada con respecto a los países europeos más pródigos en la formación de sus empleados. En concreto, en lo que se refiere a las medianas empresas (de entre 50 y 249 empleados), 14 son las horas que Dinamarca destina a la formación mientras que en España son 5, igualándose en este caso a Luxemburgo y Alemania. En cuanto a las pequeñas empresas (de entre 10 y 49 empleados), España se coloca penúltima, con 3 horas por cada 1.000 trabajadas, y sólo por delante de Portugal, éste con 1 hora. En el otro extremo están las 12 horas de Dinamarca, las 9 de Suecia, las 8 de Irlanda y Finlandia y las 7 de los Países Bajos.


Lógicamente, las grandes empresas europeas, aquellas con 250 o más trabajadores en plantilla, son las que más horas de trabajo de los empleados dedican a su formación. Dinamarca y Suecia son de nuevo los países que se colocan a la cabeza con 14 horas y por el lado negativo se sitúan Alemania, Austria y Portugal cuyas empresas destinan entre 6 y 8 horas a la formación de sus empleados, siguiendo a este grupo España con 10 horas y el resto de países ya con 11.


El caso es que hay ciertos factores que hacen que España vaya todavía a remolque en el aspecto de la formación de los trabajadores. Especialmente el gobierno ha querido utilizar como chivo expiatorio a la institución que hasta finales del año pasado había sido la única encargada de gestionar los fondos aportados obligatoriamente por las empresas y los trabajadores para la formación continua. Y lo cierto es que la FORCEM, desde su creación en 1992 y hasta finales de la década pasada, había cumplido muy satisfactoriamente con su cometido como órgano bipartito gestor de los fondos. Sin embargo, a partir de 1997 se empezaron a detectar irregularidades, muchas de las cuales han llegado a ser investigadas y han llegado hasta los juzgados, poniendo en tela de juicio el sistema aplicado hasta el momento.


Por eso, a finales del año pasado el Ministro de Trabajo, Eduardo Zaplana, ya anunció que se iban a tomar medidas tajantes para erradicar tales irregularidades. Y así fue que el propio ministro manifestó en diciembre de 2002 la intención de que en el nuevo Plan de Formación Continua se iba a suprimir la FORCEM y que a partir de ese momento serían las propias empresas las encargadas de gestionar sus propios fondos para la formación continua de sus empleados. Además, se pretende que sean las Administraciones Públicas las únicas encargadas del control, fiscalización y agilidad de los recursos que se destinan a este fin. Se trataría así de sustituir las subvenciones por bonificaciones de las cotizaciones sociales.


Claro, que todo esto no ha gustado nada a patronales y sindicatos que con el antiguo sistema eran los principales protagonistas en la gestión de los fondos a través del FORCEM. Y por su parte, las comunidades autónomas no quieren que se les deje al margen en la toma de decisiones sobre esta importante partida de gasto. Reclaman la Formación Continua como una competencia suya, (y no del Gobierno Central), como, de hecho, ha reconocido una reciente sentencia del Tribunal Constitucional.


En este sentido, en Cataluña se han puesto de acuerdo la Generalitat, los sindicatos CCOO y UGT y la patronal Foment del Treball para unir esfuerzos en la nueva organización de los cursos para trabajadores en activo. A 180 millones ascienden estos fondos en esta comunidad, y así, para evitar la desaparición del sistema de la FORCEM, los firmantes del pacto catalán proponen un modelo mixto en el que el control de los cursos dependa de un consorcio del Departament de Treball, Indústria, Consum i Turisme, CCOO, UGT y Foment del Treball.


Las grandes compañías con cursos propios podrían acogerse al nuevo sistema de formación continua, previa certificación del consorcio, y desgravar con posterioridad el importe del reciclaje laboral en las cotizaciones a la Seguridad Social, tal y como propone el Gobierno Central. Por su parte, las empresas pequeñas y medianas y, en todo caso, aquellas que no puedan ofrecer su propia formación seguirían, según la propuesta catalana, con un sistema parecido al de la FORCEM, es decir, de cursos subvencionados, eso sí, siempre con la aprobación del nuevo consorcio. Este órgano tripartito gestionaría directamente el 80% de los fondos aportados por las empresas y los empleados en Catalunya que suman unos 150 millones de euros, a lo que hay que añadir, los más de 48 millones de euros que la Generalitat ya destina a formación continua. Asimismo, el consorcio autonómico homologaría los centros de formación continua, entre los que se encontrarían las academias dependientes de los sindicatos y la patronal.


Enlaces de interés:


Página web de Eurostat institución responsable del estudio sobre las horas trabajadas que dedican las empresas europeas para la formación de sus empleados http://europa.eu.int/comm/eurostat/


Noticias y reportajes en Aprendemas.com relacionados:


La Formación Continua, la FORCEM y los nuevos retos (2002: claves de un año de profundas reformas Educativas) http://www.aprendemas.com/reportajes/claves2002/html/p5.asp


Zarpazo letal del Gobierno a la FORCEM http://www.aprendemas.com/noticias/n151.asp


La formación continua no funcionará mientras haya tanta hipocresía http://www.aprendemas.com/noticias/n146.asp


FORCEM e IMEFE: dos escándalos para calentar el otoño http://www.aprendemas.com/noticias/n139.asp


Estudio CEOE 2001, un año positivo en formación empresarial http://www.aprendemas.com/reportajes/ceoe/html/P1.asp


El gobierno aprueba el fin de la Forcem creando una nueva fundación tripartita http://www.aprendemas.com/noticias/n40.asp


El III Pacto de Formación Continua (Feb. 2001) http://www.aprendemas.com/reportajes/forcem/html/P1.asp


El III Pacto de Formación Continua sentencia a FORCEM (Dic. 2000) http://www.aprendemas.com/noticias/n25.asp


¿Quién pagará el reciclaje de los profesionales en los próximos 4 años? (Nov. 2000) http://www.aprendemas.com/noticias/n20.asp