Menu
¡Llama gratis! 900 831 816
Pedir información

Las empresas califican con “notable” el trabajo de los discapacitados en ellas

Adecco ha presentado el I Informe sobre Discapacidad y Trabajo en Canarias, una iniciativa que trata de esclarecer la situación laboral de personas con esta problemática, con el fin de que empresas, asociaciones e instituciones reflexionen acerca de

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Las empresas califican con “notable” el trabajo de los discapacitados en ellas

La crisis económica ha hecho mella en el mercado laboral canario, que cuenta con una tasa de paro del 26,12% en el primer trimestre de 2009. Canarias es, actualmente, la comunidad con porcentajes de desempleo más negativos de toda España, fruto de su orientación al sector servicios (un 81,44% de los ocupados trabaja en él), uno de los más afectados por la crisis junto con la construcción. El perfil de las personas paradas es el de una mujer entre 25 y 44 años, con una baja cualificación, cuya principal experiencia laboral procede del sector servicios.


 


Además, solamente el 0,9% de las empresas de Canarias tiene 50 o más trabajadores, lo que constituye un hecho desfavorable para personas con discapacidad, ya que el cumplimiento de la Ley de Integración Social del Minusválido (LISMI) sólo afecta a las compañías que tienen más de 50 empleados en plantilla. Son datos que se desprenden del I Informe sobre Discapacidad y Trabajo en Canarias de Adecco, elaborado con la colaboración de empresas vinculadas a la integración de este colectivo, que pretende hacerse extensivo para el resto de comunidades autónomas y tiene la intención de convertirse en una herramienta de diagnóstico y análisis.


 


Contratos indefinidos y temporales


 


La contratación en Canarias supone el 3,92% de las contrataciones de personas con discapacidad en España. Los contratos indefinidos (un 27,6%) están por encima de la media en España (con un 25,6%), aunque los temporales también son muy superiores (un 64%).


 


Otro hecho de relevancia es la tendencia a la contratación de personas con discapacidad en empleo ordinario, frente a la contratación en Centros Especiales de Empleo, lo cual favorece la integración laboral de los discapacitados y constituye un elemento más de normalización.


 


De las 625 personas encuestadas que presentan alguna discapacidad en Canarias, un 28,8% tienen una capacidad de tipo orgánico (que afecta a los principales órganos) que no es reconocible a simple vista. Las personas que cuentan con mayores posibilidades de empleo son las que tienen afectados los miembros inferiores (con un 28,3%), seguidos por las deficiencias de tipo orgánico, las limitaciones de la columna y las deficiencias visuales. El baremo con mayor capacidad de incorporación es el perteneciente a aquellas personas que tienen entre un 63% y un 68% de discapacidad.


 


Perfil de trabajador y empresa


 


El perfil del trabajador canario con discapacidad es el de un hombre de entre 30 y 35 años, con estudios secundarios, que trabaja en una empresa privada como peón, comercial o personal de limpieza. Tiene un contrato temporal, de jornada completa, presenta una discapacidad orgánica con un porcentaje del 63% al 68% y no cobra pensión. En general, las personas con discapacidad se sienten satisfechas en su trabajo, si bien demandan más ayudas sociales y una mayor posibilidad de promoción. El 52% considera que la Administración debe impulsar más el cumplimiento de la LISMI por parte de las empresas, ya que únicamente un 7% de las compañías cumplen la normativa.


 


En cuanto a las empresas para las que trabajan los discapacitados, son pymes con menos de 50 trabajadores. Entre las de obligado cumplimiento de la LISMI, un 66,4% cuentan en sus plantillas con entre 1 y 3 trabajadores de este colectivo, con contrato indefinido. Los sectores en los que más trabajan son el de Servicios de Consumo y Bienes de Consumo.


 


Cumplimiento de la LISMI


 


A pesar de que un 88,6% conoce las exigencias de la LISMI, el porcentaje de cumplimiento es muy reducido. Un 77,1% afirma tener dificultades a la hora de contratar discapacitados con formación y capacidades ajustadas a sus demandas. El 60,1% no ha necesitado adaptación de las instalaciones para facilitar la integración de personas con discapacidad, y el 32% ha tenido que poner rampas de acceso o adaptar los servicios para sillas de ruedas.


 


En general, las empresas se muestran satisfechas con el trabajo desarrollado por las personas con discapacidad que trabajan para ellos, valorándolas con un 7,92 en una escala sobre 10. Un 74,8% afirman que su contratación les aporta como principal beneficio cumplir con la LISMi, mientras que un 47,4% señala a las ventajas fiscales y para un 30,1% supone un compromiso social.


 


La tercera parte de las instituciones y asociaciones relacionadas con el colectivo de la discapacidad piensan que el principal impedimento para su integración es la falta de concienciación y el desconocimiento del verdadero potencial del trabajador con discapacidad. El 82,4% de las organizaciones encuestadas creen que las empresas no contratarían a este colectivo si no existiera la LISMI.


 


 


*  *  *  *


 


Más información:


 


Adecco


 


Contenidos relacionados en Aprendemas.com:


 


La Fundación Universia lanza las Becas Capacitas para universitarios con discapacidad


 


Primera aplicación interactiva de TDT para discapacitados visuales que buscan empleo


 


Los animales mejoran la autoestima y las habilidades sociales


 


Un nuevo programa gratuito permite a los discapacitados controlar el mouse con la cabeza


 


Cerca de 700 personas han encontrado un empleo con ayuda de la Fundación Randstad


 


Cursos de DISCAPACIDAD en a+


 


Más Noticias de Formación, Educación y Empleo publicadas en a+