Menú
¡Llama gratis! 900 831 816

Las cinco claves legales para el trabajo de community manager

El community manager, aunque no precisa de un perfil jurídico, en su actividad diaria sí debe tener en cuenta una serie de aspectos legales para evitar problemas con la cesión de datos o el derecho a la intimidad. Unas claves que se han abordado en u

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Las cinco claves legales para el trabajo de community manager
Estudiantes-grado-INEEl community manager es una de las profesiones más demandadas, sobre todo a raíz del auge de las redes sociales y de la Web 2.0. Su trabajo, sin embargo, no siempre es fácil puesto que debe atender a una serie de aspectos legales para evitar problemas jurídicos con la propiedad intelectual de los contenidos o el derecho a la intimidad o de los menores, entre otros aspectos del derecho. [Ver cursos de Community manager]

 

En este sentido, para realizar una adecuada gestión de los contenidos en las plataformas de las redes sociales, debe atender a cinco claves legales, que han sido expuestas en el seminario “Aspectos legales que un community manager debe conocer”, celebrado en la Cámara de Comercio de Madrid y dirigido por el bufete Códigolegal Abogados.

 

Uno de los principales puntos a los que debe prestar atención este profesional es que la plataforma tenga un aviso legal en el que se clarifique que la empresa no se hará responsable de las opiniones e informaciones que viertan los usuarios.

 

Y es que el community manager no tiene ninguna obligación de monitorizar o controlar con carácter previo los comentarios de los usuarios en la plataforma a no ser que conozca que estos contenidos vulneran algún derecho fundamental.

 

Igualmente, este profesional tiene que fijar las condiciones de la licencia de uso para los contenidos que sean propios, teniendo en cuenta también el tipo de licencia que se concede al usuario para que pueda reutilizarlos. Cabe señalar que en el caso de los contenidos ajenos, excepto los supuestos que indica la ley, tendrá que estudiar las condiciones de licencia de uso de la plataforma y, si es preciso, solicitar la autorización.

 

En tercer lugar, el community manager tendrá que asegurarse de la legalización de la base de datos que maneja la empresa, además de tener en cuenta que la dirección de correo electrónico es considerada como un dato de carácter personal, según se contempla en el artículo 3.1 de la Ley Orgánica de Protección de Datos.

 

Otro de los puntos legales clave en su labor es la adecuada realización de sorteos y concursos. Y es que cada vez más usuarios participan en sorteos y promociones que se organizan en las redes sociales. Una situación que ha llevado a que las plataformas establezcan una serie de condiciones en este campo.

 

En este sentido, cabe destacar, por ejemplo, que Facebook no permite la realización de promociones en el muro de la página de fans, además de obligar a que se realicen los sorteos o acciones promocionales a través de aplicaciones específicas. Además, esta red social también prohíbe la notificación de los ganadores a través de la página de fans.

 

Finalmente y como quinto aspecto, el community manager debe prestar atención a cómo se tienen que usar las aplicaciones de redes sociales, ya que generalmente, lo desarrolladores de una API (interface de programación de aplicaciones) libre pretenden hacerse con los datos de los usuarios, por lo que es precisa la autorización expresa para poder ceder esos datos.

 

Por ejemplo, entre las plataformas API abiertas se hallan las de Facebook, Linkedin, Twitter u Orkut, que presentan el problema de la titularidad de las aplicaciones que se alojan en sus servidores, así como en la cesión de datos de los usuarios y el rescate de esos datos, la falta de medidas de seguridad. Otro inconveniente es que no está clara la legislación aplicable.

 

Son cinco puntos que el community manager debe tener siempre presentes en el desarrollo de su actividad dentro de la que, en la actualidad, también debe responder a otra serie de retos como es el caso de la creación de contenidos multimedia y la elaboración de contenidos propios para atraer a usuarios y clientes.

 

Dos puntos que son también los principales desafíos a los que tiene que hacer frente la comunicación del futuro de las empresas y dentro de la que el community manager tiene que ocuparse de gestionar, construir y moderar comunidades en torno a una marca en Internet.

 

Igualmente, este profesional tiene que afrontar el reto de la vigilancia de la reputación online. Una labora difícil ante el desarrollo de la sociedad de la información, que ha derivado en un mundo virtual con más de 63.000 millones de páginas webs y en un aumento de las interrelaciones entre empresas y usuarios en las redes sociales, así como en un mayor desarrollo del lenguaje 2.0.

 

 

Más información:

 

Cámara de Comercio de Madrid

 

Contenidos relacionados en aprendemas.com:

 

Community Manager, una profesión cada vez más demandada

 

Las diez claves para hacer un buen uso de las redes sociales con fines profesionales

 

Ellas lideran el crecimiento en redes profesionales



La mitad de las empresas utiliza las redes sociales para seleccionar empleados



Las redes profesionales seducen a más de la mitad de los internautas



Lo que cuestan Facebook y Twitter a las empresas



El networking no debe limitarse a una mera lista de nombres