Menu
¡Llama gratis! 900 831 816

Las canciones actuales suenan todas igual, concluye el CSIC

Las canciones modernas cada vez se parecen más y son más previsibles, ya que conociendo una nota musical es fácil saber la que le sigue. Son algunos de los datos que refleja una investigación realizada por un equipo de investigadores de la Universita

Publicado en Histórico Noticias
Foto de Las canciones actuales suenan todas igual, concluye el CSIC
Estudiantes-grado-INEParece que la variedad musical está llegando a su fin. Y es que un estudio realizado por un equipo de investigación liderado por el CSIC dentro del que hay investigadores de la Facultad de Física de la Universitat de Barcelonaha constatado que la música es cada vez más previsible y que las transiciones entre los grupos de notas esta disminuyendo continuadamente en los últimos 55 años, lo que genera que las melodías se parezcan cada vez más entre sí. (ver Cursos de Música)

 

Una conclusión a la que se ha llegado tras analizar las 464.411 cancionesdentro de esta investigación en la que también se refleja que las canciones que se han compuesto en las últimas décadas en el mundo occidental tienden más a parecerse entre ellas que las canciones antiguas.

 

La investigación, que se ha publicado en el último número de la revista Scientific Reports, pone de manifiesto la disminución de las transiciones entre los grupos de notas -parámetros musicales en las canciones que son como las palabras de un texto-, apreciándose que cada vez hay menos palabras diferentes.  De hecho, el estudio va más allá y constata que dando una nota musical es relativamente fácil poder predecir cuál será la siguiente nota en la canción actual.

 

Con esta investigación también se ha descubierto que las composiciones musicales que son más recientes presentan igualmente una menor diversidad de timbres, aparte de tender a interpretarse con los mismos instrumentos.

 

Y, entre otras tendencias que este estudio saca a la luz, figura el aumento del volumen intrínseco al que se graban las canciones, volumen que es independiente del que cada usuario puede elegir para reproducirlas con posterioridad.

 

La investigación también constata que las canciones antiguas se pueden convertir en modernas con tan sólo introducir unos cambios de acordes sencillos, instrumentos comunes y el volumen fuerte, consiguiendo de esta manera que esas canciones suenen como melodías nuevas.   

 

Las composiciones analizadas proceden de una base de datos pública formada por  más de un millón de canciones que fue creada por la Universidad de Columbia(EEUU) y que se publicaron entre 1955 y 2010. Las obras musicales eran de diferentes estilos como la música electrónica, el hip-hop, metal, pop o el rock.

 

 

Más información:

 

Noticia del CSIC en la que se presenta el estudio